Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Neofronteras escriba una noticia?

Mariposas que caen en trampa evolutiva

9
- +
14/05/2018 16:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las alteraciones que introduce el ser humano en los ecosistemas son, a veces, un tanto sutiles y desafían a la evolución de las especies.

Mariposa Euphydryas editha sobre Plantago lanceolata. Fuente: Michael C. Singer/University of Plymouth.

Las especies pueden adaptarse a cambios que se producen en el ambiente. A veces lo pueden hacer a una velocidad lo suficientemente rápida y otras veces no. Si es el segundo caso entonces la especie se extinguirá. Recientemente, el ser humano esta cambiando radicalmente los ecosistemas, lo que hace que muchas especies desaparezcan para siempre.

Ahora Michael C. Singer y Camille Parmesan han usado más de treinta años de estudios de campo y han publicado un artículo en Nature sobre cómo las prácticas humanas pueden provocar extinciones locales cuando estas prácticas suponen un cambio demasiado rápido para especies locales y pese a que esta actividad humana fuera beneficiosa en el pasado.

Todo empezó con una población aislada de mariposas (Euphydryas editha) en Norteamérica. Esta especie depende de la planta autóctona Collinsia parviflora para alimentar a sus orugas. Los interesante de esta población local de insectos es que vivía en unos prados de Nevada que estaban rodeados de semidesierto de matorrales y pinos. Esta circunstancia hacia de este rancho familiar el sitio ideal para estudiar la evolución gracias a sus condiciones de aislabilidad.

Esta especie vio como en su entorno aparecía una nueva especie de planta (Plantago lanceolata) introducida por los europeos y cuya proliferación se veía favorecida por el ganado. Entonces, los insectos se adaptaron a esta nueva planta porque las orugas prosperaban mejor en la nueva planta que en la tradicional. Así que las mariposas evolucionaron para poner los huevos en Plantago lanceolata en lugar de en Collinsia parviflora. Esto fue posible porque la presencia de la nueva planta se prolongó durante más de 100 años, lo que da tiempo a cierta evolución rápida. La trampa evolutiva ya estaba tendida.

El problema es que llegó un momento en el que el insecto dependió totalmente de la planta foránea. Para mediados de la pasada década el insecto dependía en un 100% de la nueva planta y había abandonado por completo a la tradicional Collinsia.

Más tarde, debido a problemas financieros, los humanos dueños del rancho tuvieron que eliminar su ganado. Esto afectó profundamente al ecosistema. La tradicional Collinsia no se vio afectada por la eliminación del ganado, pero sí se vio afectada Plantago lanceolata, que dependía del ganado y por eso desapareció del rancho.

El insecto no pudo evolucionar hacia atrás y readaptarse a vivir de la planta original lo suficientemente rápido. Como resultado la mariposa se extinguió de ese rancho de Nevada. Algo que fue predicho por los mismos autores de este estudio en un artículo de 1993 de la misma revista.

Al cabo de 5 años después de la extinción, la mariposa reconquistó de nuevo esos prados gracias a que algunos ejemplares venidos de fuera, que sí usaban la planta original como criadero de orugas, llegaron al rancho. Ninguna de estas mariposas pertenece al linage extinto que reinó durante décadas en ese lugar, según el estudio.

Los biólogos conservacionistas europeos creen que este mecanismo es la razón por la cual se están produciendo numerosas extinciones en Europa y este estudio representaría la primera prueba de la existencia de este tipo de mecanismo de trampa evolutiva actuando en tiempo real.

Una consecuencia interesante de este resultado sería apuntar a la importancia de mantener los usos tradicionales de la tierra, incluida la ganadería en campo abierto, como medidas conservacionistas.

Los autores dicen que un caso similar podría ser el de la mariposa azul británica, que se extinguió del sur de Inglaterra cuando se redujeron drásticamente las poblaciones de conejos y rebaños de ovejas. Cuando este mecanismo fue comprendido, se pudieron establecer medidas para poder reintroducir de nuevo estas mariposas en esos lugares.

Segun Singer, este sería un claro ejemplo de cómo los humanos pueden cambiar los hábitats a una velocidad demasiado rápida como para que las especies se adapten a las nuevas circunstancias y que la acción humana simultánea sobre distintas regiones hace que se produzcan extinciones.

Patersan añade que el cambio climático es otro ejemplo de cambio antropogénico que está ya causando problemas a especies que no pueden mantener el ritmo evolutivo que les permita adaptarse a un cambio tan rápido. Si el cambio climático fuera natural, como otras veces ha sucedido en el pasado lejano, la mayoría de las especies se podrían adaptar. Pero este no es el caso, por lo que se producirán numerosas extinciones.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com

Fuentes y referencias:

Artículo original.


Sobre esta noticia

Autor:
Neofronteras (1203 noticias)
Fuente:
neofronteras.com
Visitas:
138
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.