Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

Marruecos extiende su influencia en África negra

25/04/2014 20:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

José M. Balbuena

El rey de Marruecos, Mohamed VI realizó un viaje de 24 días por varios países africano: Malí, Costa de Marfil, Guinea-Conakry y Gabón, con el fin de posicionarse en el aspecto económico y también en el religioso. Estos dos fueron los principales objetivos de estas visitas, o sea, fortalecer la cooperación y el asociacionismo estratégico, la influencia y la presencia marroquí en las mencionadas naciones.

Según informaba la revista Mundo Negro, que está muy bien documentada en asuntos africanos, el rey indicó que "antes de la diplomacia prima más la dimensión económica". Realmente, esto es lo más importante en el vecino continente si se desea que el desarrollo llegue por igual a todos sus habitantes., pero, a veces, los dirigentes políticos de Africa no contribuyen a que ese auge se produzca, bien por la corrupción existente, por la existencia de estados frustrados, por la desintegración administrativa de los mismos, o por oscuros intereses foráneos que se centran más en sus beneficios que en el bienestar general de los habitantes de esas naciones.

El monarca no desaprovechó el tiempo y donó 10.000 ejemplares del Corán. No hay que olvidar que es también un jefe espiritual del Islam. Las inversiones del país magrebí tratan tal vez de desbancar a las que suelen realizar en esa zona los franceses y otras naciones europeas o en vías de desarrollo de cualquier otra parte del mundo. Puede hacerlo, tanto por afinidad religiosa, ya que el cristianismo y todo lo que huela a occidental se encuentra en retroceso, como por "hermandad panafricana". En algunos de ellos, como en Nigeria, especialmente en el norte, se ha llegado al fanatismo religioso, con ataques a los cristianos, a sus iglesias y centros educativos o de acogida.

Detrás de la operación marroquí, según las fuentes aludidas, se encuentra el llamado Banco Islámico de Desarrollo, cuyo presidente es Mohamed Alí. El Islam es la religión "de moda" en África y avanza en casi todos los frentes, apoyada tanto por los ricos países petroleros de Oriente Medio, como por Marruecos ahora., que donan dinero para la construcción de mezquitas y de madrazas (escuelas islámicas). Todo ello, a pesar de que los árabes, en combinación con reyezuelos y jefes de tribu africanos han utilizado durante siglos a los negros como esclavos, de la misma forma que lo hicieron los Estados Unidos, en el Caribe o en los países latinoamericanos.

Más sobre

En su vista a Malí, que es uno de los países más pobres de África, con hambrunas y gran mortandad infantil, Mohamed VI firmó 17 acuerdos, a lo que se añaden los 3.000 millones de euros que la comunidad internacional pretende enviar para su reconstrucción. Pero, al mismo tiempo, exige que no se apoye la autodeterminación del pueblo saharaui. Como vemos estos nómadas están condenados a no poseer patria, de la misma forma que se ha hecho con los tuaregs, que luchan por su supervivencia y defensa de sus tradiciones y lengua en varios países de esta zona, principalmente en el Chad.

En Costa de Marfil se realizaron 20 acuerdos bilaterales, con un montante de 110 millones de dólares, que se destinarán a desarrollo pesquero, salud, minas, educación e industria alimentaria. Hubo otro acuerdo con la compañía aérea Royal Air Maroc (propiedad real, claro) y con los guías sufies Tijaniya, para ayudar a islamizar el país, ofreciendo descuentos en las tarifas para viajar entre Abiyan y Fez.

En Guinea-Conakry se produjeron 21 acuerdos y donó abonos y complementos alimenticios para animales, 2.159 toneladas de fertilizantes y alimentos para aves de corral y ganado bovino. Todo ellos con vistas a la potenciación de la riqueza agrícola de este país y posibilidad de mejora de las condiciones de vida, previsión de evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y otros sobre transporte, pesca y logística. En Gabón hubo veinticuatro acuerdos, convenios gubernamentales y otros relativos a operaciones de los sectores privados.

Mohamed VI no pierde el tiempo pero, en cambio, pocos cambios democráticos se observan en su propio país y menos aún cesa en su actitud de anexionarse definitivamente el antiguo territorio de Sahara español.


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (1056 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
2008
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.