Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Periodistadeopinion escriba una noticia?

Marta Llorens (UDC): Unió no ha tenido financiación irregular sino una responsabilidad civil

11/01/2013 19:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLa gente de bien está indignada. Ya lo estaba, pero hoy está más indignada que ayer. Los políticos demuestras tozudamente que robar y malversar sale gratis. Si nadie se queja, eso que te llevas y si te pillan devuelves una pequeña parte y… eso que te vuelves a llevar. Algunos ciudadanos ya están trabajando para denunciar en Europa el caso Pallerols como un ejemplo más de cómo los políticos ‘luchan’ contra la corrupción.

La vicepresidenta de comunicación y portavoz de Unió Democràtica de Catalunya, (UDC) Marta Llorens, ha comparecido en rueda de prensa para dar explicaciones por el acuerdo alcanzado por las partes el pasado lunes a raíz del caso Pallerols y que obliga al partido a devolver más de 380.000 euros por la supuesta financiación irregular del partido. Llorens ha leído un comunicado en el que ha señalado que ‘Unió no ha sido condenada’ y que las demandas de responsabilidades políticas tal y como pide la oposición, y que incluyen la dimisión del líder del partido, Josep Antoni Duran Lleida, no serán atendidas porque tales responsabilidades ya se asumieron en su momento.

En comparecencia pública desde la sede del partido, Llorens ha hecho hincapié en que ‘a la espera de la publicación de la sentencia’, en el acuerdo aceptado por las partes ‘Unió refleja su responsabilidad civil a título gratuito’, por lo que el partido devolverá el importe del desvío finalmente demostrado. Pero ha querido dejar claro que la devolución no se hace por responsabilidad penal sino por ‘responsabilidad civil subsidiaria‘, algo que ‘no ha hecho ningún otro partido en situaciones similares’, ha remarcado.

‘UDC no ha tenido financiación irregular sino una responsabilidad civil, que significa que, sin tener conocimiento de los hechos ni haberse financiado, tuvieron una repercusión en el propio partido’, ha aclarado Llorens. Así, la dirigente de la formación ha querido dejar claro que la dirección de Unió mantiene que nunca recibió el importe del desvío ni que tuviera, en ningún momento, conocimiento de los hechos.

La posibilidad de que en el seno de Unió puedan llegar a asumirse nuevas responsabilidades políticas, incluidas dimisiones, ha sido por tanto, rechazada por la dirigente al justificar que, en su momento, los militantes y responsables implicados en el caso renunciaron a la militancia o fueron cesados.

Este argumento ha sido reforzado con las explicaciones sobre el procedimiento seguido por la dirección de la formación en el momento de saltar el caso. Llorens ha recordado que entonces ya se inició una investigación y un informe externos. ‘Nunca un partido ha hecho lo mismo: abrir una investigación con personalidades externas al partido’, ha destacado la vicepresidenta del partido. Así, de la conclusiones de aquellas pesquisas ya se derivaron responsabilidades políticas, con bajas y dimisiones, de manera que los condenados ya no están en el partido.

La comisión a la que alude el partido se llevó a cabo tras conocerse el caso y en ella figuraban personalidades de reconocido prestigio como el decano de la facultad de Derecho de Esade, Antoni Marzal, el presidente de la Asociación de la Prensa Internacional, Ernest Udina, y el catedrático de economía de la Universidad de Barcelona, Eduard Berenguer. De las conclusiones de esta comisión, se derivó la asunción de responsabilidades políticas, como la expulsión de quien había sido el secretario de Organización de la formación, Vicenç Gavaldà, y la dimisióndel presidente del consell nacional, Ignasi Farreres, además de que otros militantes implicados que se dieron voluntariamente de baja.

Además de esta comisión, el partido señala que también encargó una investigación al Colegio de Censores de Cuentas de Barcelona para que verificara si había algún ingreso procedente de Fidel Pallerols, el empresario que supuestamente realizó los pagos. Según Llorens, el Colegio designó de oficio un auditor que ‘trabajó libremente’ y elaboró un informe que negaba que UDC hubiera recibido ese dinero.

Más sobre

Por último, la dirigente ha pedido disculpas por el mal causado aunque ha pedido ‘respeto escrupuloso para la justicia’ y hacia el partido y sus dirigentes que han sufrido un ‘acoso permanente’ durante veinte años así como un ‘juicio paralelo’ que ha afectado a su honorabilidad.

Cronología del caso Pallerols

La Fiscalía, que empezó pidiendo 11 años de cárcel, y que luego rebajó a 5, ha terminado pactando con los acusados penas que no implican la entrada en prisión.

La trama comenzó en 1994, cuando el empresario andorrano Fidel Pallerols hizo negocio impartiendo cursos de formación a parados gracias a subvenciones con fondos procedentes de la UE. Entre ese año y 1999, cuando comenzaron las investigaciones, varios cargos del departamento de trabajo de la Generalidad de Cataluña, controlados por Unió, concedieron casi 9 millones de euros a las academias de Pallerols.

La rentabilidad del negocio para todas las partes radicaba en que a cambio de recibir la subvención, el 10% de esa cantidad se desviaba a la caja del partido UDC. El asunto fue tan escandaloso que en la Cataluña de las comisiones el caso llegó a los tribunales e incluso salpicó al líder de UDC, José Antonio Duran i Lleida.

En el año 2000, Duran estaba disputando el poder a Jordi Pujol y se escudó diciendo que existía una mano negra que trataba de desacreditarle. Para reafirmar sus palabras, llegó a asegurar en una entrevista que si se probaba la financiación irregular él dimitiría.

El caso Pallerols se complicó en los tribunales por el aforamiento de alguno de los implicados, como el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre, y en el año 2005 la juez Silvia López Mejía archivó el caso con la excusa de que el Tribunal Supremo había dicho que no tenía indicios para inculpar a los dos diputados de Convergencia.

Un año después, la Audiencia de Barcelona reabrió el caso reprochando a esta juez su decisión de exculpar sin argumentos a doce acusados porque no había indicios para los otros dos diputados. Años después, la juez sería multada por amenazar a unos mossos en un control de alcoholemia y en la actualidad, es la que tiene que investigar la relación de otro juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, con la trama de las ITV, donde aparece implicado el hijo de Jordi Pujol, Oriol Pujol.

En el año 2006, el escándalo cayó en el TSJC y se encargó de la instrucción la juez Teresa Cervelló, cuñada de la actual presidenta del parlamento de Cataluña y miembro de UDC. La juez enfermó y murió hace dos años.

El macrojuicio del caso, por el que desfilarían altos cargos de Unió, iba a comenzar esta semana, catorce años después del comienzo de las pesquisas. Sin embargo, el pacto con la Fiscalía, que empezó pidiendo once años de cárcel para los acusados, ha impedido que que lo culpables sean juzgados y condenados.


Sobre esta noticia

Autor:
Periodistadeopinion (632 noticias)
Fuente:
periodistadeopinion.com
Visitas:
1794
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.