Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Maruja Torres ofrece "un cuento moral para envejecer con la misma rebeldía que se vivió" en 'Esperadme en el cielo'

04/06/2009 15:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La escritora Maruja Torres ofrece en 'Esperadme en el cielo', novela ganadora del Premio Nadal 2009, "un cuento moral para envejecer con la misma rebeldía con la que se vivió, pues aunque el cuerpo con la edad se vuelve conservador, no se puede permitir que la mente caiga bajo las mismas características".

En la rueda de prensa de presentación hoy en Sevilla, la escritora catalana, ganadora del Premio Planeta 2000 por 'Mientras vivimos', señaló que su nueva novela es "un cuento para adultos" donde la narradora se reúne en el "más allá" con sus amigos Manuel Vázquez Montalbán y Terenci Moix, que "tuvieron el mal gusto de morirse el mismo año".

'Esperadme en el cielo' es un homenaje a la amistad de Torres con los dos escritores, aunque ésta reconoció que es una obra "sobre sí misma, porque pone en boca de ellos lo que ella se quiere decir". Tras vivir una "mala época" con la muerte de los dos autores catalanes, Maruja decidió trasladarse a Beirut, algo "necesario" para poder introducirse su figura en la obra y para, a partir de entonces, "dejar de coger la vida por el mando de la tele y hacerlo por el mango de la maleta".

Explicó que, lejos de vincular a Montalbán la ética y a Moix la estética, ambos tenía "mucho de esas características", pues, según señaló, "cuando Terenci, que parecía aparentemente menos comprometido con la política, se ponía a decir lo que tenía que decir, el nacionalismo temblaba".

Asimismo, subrayó "el valor y la valentía" del escritor de 'No digas que fue un sueño', Premio Planeta 1986, al declarar su homosexualidad en la España franquista a sus 15 años de edad, además de irrumpir en la literatura como un "enfant terrible", y todo en una "sociedad beata e hipócrita".

Torres confesó que "les echa en falta no sólo como amigos, sino como sostén" y recordó que Montalbán, quién conoció antes de entrar a trabajar junto a él o Marsé, entre otros, en la revista 'Por favor', hubiera tenido "mucho que decir de todo lo acontecido en la política desde el 2003".

El trasvase cultural de ambos escritores sobre la figura de la periodista se centran en "el teatro, el cine, los libros, largas cartas" en Terenci, al que conoció "mediante una cita a ciegas", y "por la lectura de Manolo", indicó.

"La educación sentimental basada en el cine, la literatura y el barrio", según Torres, están presentes en la obra, una novela "agridulce, dura, pero no cortante, como la realidad misma, ya que vamos a morir todos", dijo. En este sentido, señaló que lo único "bueno de la vejez es estar vivo aún".

"EL PERIODISMO NO ES UN EMPLEO"

Tras más de 20 años ejerciendo como periodista en el diario El País, Torres, ante la "negativa y más negativa" situación por la que atraviesa el mundo de la información, sentenció que "el periodismo no es un empleo, sino un oficio al servicio de la sociedad y de la democracia y que mientras menos medios existan mayor posibilidades existen para caer en el populismo, al que vamos caminando". Además, advirtió de que "si no hay reflexión y análisis del panorama la sociedad será más fácil de controlar".

Ofreció dos versiones sobre la situación actual del periodismo, una "negativa" y otra "más negativa". La primera, "superable", es fruto de "un cambio bestial que los que se preparen podrán seguir contando el contenido, que por ahora Internet ofrece". La "más negativa" es que la transición "costosa" la intenten gestionar "los ejecutivos que se han cargando la prensa-empresa y quienes se dedicaron a ludopatía bursátil".

Añadió que en los años 80 "se olvidó que un señor no se puede hacer millonario con un periódico, sino que con ese dinero tiene que invertir o expandirse con sentido". Apostó por la idea de volver al concepto "plusvalía", es decir, "cuando pierdan no paguen los otros y cuando ganen se reparta poco".

Hizo un llamamiento "para que los profesionales estén al loro y resistan la situación", así como dijo que espera "que llegue un genio, mezcla de Jesús de Polanco y Bill Gates para solucionar los problemas actuales".

Torres aseguró que "se ha perdido el reporterismo serio", pues ya no se conceden 15 días para trabajar sobre un tema y resaltó que "la profesión existirá siempre, pues los periodista no se pueden matar, como las putas, aunque los pianistas del burdel ya sobren".

La periodista barcelonesa, que actualmente cuenta con un contrato de cinco años como autora de El País, señaló que el periodismo es "un reflejo de la pérdida de valores de la sociedad, algo parecido a lo que sucede con está crisis", un hecho que apunta el economista y escritor José Luis Sampedro.

Concluyó que los periodistas de la actualidad son "testigos de un final de época", por resaltar algo "positivo" del momento y alentó para "sobrevivir guardando las brasas debajo de las cenizas, para poder algún día volver a los braseros" y adelantó que tiene en mente escribir un libro sobre el tema para explicar "cómo se jodió el Perú", como diría Vargas Llosa, aunque "va a necesitar tiempo".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
214
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.