Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

El mayor fabricante de corcho del mundo pierde 4,59 millones por la caída del consumo de vino

08/05/2009 19:38 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El fabricante de corcho Amorim registró unas pérdidas de 4,59 millones de euros en el primer trimestre del año debido a la caída de la demanda y a la disminución del consumo de vino, anunció hoy la compañía en comunicado.

El mayor productor de corcho del mundo pasó de unos beneficios de 3,38 millones de euros en el primer trimestre de 2008 a unas pérdidas de 4,59 millones debido a la disminución de la demanda "que resultó en profundas reestructuraciones de las operaciones", a la reducción del consumo del vino y a las disminución de los stocks en las bodegas, explica la empresa.

El Ebitda (resultado bruto de explotación) aumentó un 5,2% hasta los 5,49 millones de euros. Sin embargo, los ingresos bajaron un 17% hasta los 102.170 millones de euros y los resultados líquidos antes de los efectos no recurrentes (reducción extraordinaria de personal) también disminuyeron pasando de beneficios de 3,380 millones de euros en los primeros tres meses de 2008 para pérdidas de 1,711 millones en el mismo período de 2009.

La deuda líquida remunerada bajó un 7% hasta los 215,75 millones de euros.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
153
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Gilwellian (02/10/2009)

Es que no saben, hay que invertir en cava y brandy con solera, que es lo que beben los sinvergonzones que se retiran con 3 millones del banco o el Felix Millet que debe estar haciendo chin-chin en estos momentos con De La Rosa. Ir a la trena es como trabajar en Alemania, pagas tus culpas, unos años que no te ven y a la vuelta tienes tu dinerito a buen recaudo en un paraiso fiscal porque ya pagaste tu deuda.