Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La mayoría del BNG tumba la propuesta de asamblea en 2010 y Beiras lo compara con la tiranía de "Rebelión en la granja"

13/03/2010 17:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los 56 votos de los miembros de la Unión do Povo Galego (UPG) y representantes de Movemento Galego ao Socialismo (MGS) echaron abajo hoy la propuesta del Encontro Irmandiño de celebrar una asamblea ordinaria este año, algo que para el líder de los 'irmandiños', Xosé Manuel Beiras, "se parece a la 'Rebelión en la granja' de Orwell", novela en que un grupo de animales expulsan a los humanos de una granja y crean un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía.

En declaraciones a los medios al término de la reunión del Consello Nacional del Bloque --máximo órgano de decisión entre asambleas--, que se prolongó hasta cerca de las 14.00 horas, el que fue portavoz nacional de la formación frentista lamentó que la "propuesta fuese rechazada". "Como me temía", apostilló Xosé Manuel Beiras en relación a la iniciativa que contó con los 12 votos a favor de los 'irmandiños' y 31 abstenciones, correspondientes a los miembros de la corriente que lidera Carlos Aymerich, Máis Galiza (antes MáisBNG).

Xosé Manuel Beiras fue uno de los miembros del Encontro que tomó la palabra para exponer esta propuesta en el debate de hoy del Consello Nacional, ya que el esta corriente defiende la necesidad de convocar una asamblea ordinaria en 2010. Esta postura se basa en los estatutos, según los cuales, las asambleas ordinarias tienen que celebrarse en un plazo mínimo de dos años y máximo de tres, con lo que este año vence el tiempo para la convocatoria de un cónclave de estas características.

Sin embargo, los contrarios a esta iniciativa se apoyan en que la formación frentista celebró en mayo del pasado año una asamblea extraordinaria, tras el fracaso electoral del 1 de marzo que conllevó la dimisión en bloque de la Executiva Nacional con su entonces líder, Anxo Quintana, a la cabeza de esta decisión inédita en la formación frentista. A este respecto, argumentan que "ya se renovaron" los órganos de dirección y se actualizó "la línea política".

No obstante, Beiras recordó que, entonces, el Encontro Irmandiño ya propuso convocar un proceso ordinario. "Y ahora parece que la extraordinaria fue ordinaria", reprobó, y sentenció que "empieza a cambiarse el léxico, el contenido de las palabras, y al final esto va a parecer la 'Rebelión en la granja' de Orwell". En días pasados, la corriente que lidera Beiras habló, al respecto de no convocar la asamblea este año, de "golpe de Estado".

Sobre el uso de esta expresión, el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, opinó que se trata "una pequeña salida de tono". "Hay un Consello Nacional que lo decidió", replicó preguntado en rueda de prensa por las palabras de Beiras. "Yo sí respeto las decisiones de los órganos de dirección del BNG --avisó-- y los demás que hagan lo que quieran", concluyó, si bien pide respeto para los acuerdos del máximo órgano de decisión entre asambleas.

Más sobre

Guillerme Vázquez subrayó que el Consello Nacional "no consideró necesario" celebrar este año una asamblea ordinaria, puesto que se comparte "una línea política de actuación". "No vimos la necesidad de hacerla este año", aseveró.

ABSTENCIÓN DE MÁIS GALIZA

Durante el debate de este punto del orden del día, que en esta ocasión retrasó casi una hora la rueda de prensa, pese a que habitualmente ésta se celebra en un receso de la reunión, también tomó la palabra el líder de Máis Galiza, Carlos Aymerich, que expuso la abstención de su corriente.

Según las fuentes de Máis Galiza consultadas por Europa Press, la postura de esta corriente fue "clara" a este respecto y, si bien reconocieron que estaba en su agenda impulsar una asamblea antes de que finalizase este año, decidió no apoyarla debido a que "no es el momento" y "no se daban las circunstancias" idóneas.

Aymerich pidió la palabra en el Consello para explicar su rechazo a "forzar una asamblea de confrontación" de la que el BNG pudiese "salir dividido" poco antes de las elecciones locales de 2011, que son "clave" para la formación frentista. "Ahora toca preparar las municipales y trabajar por el gallego y para salir de la crisis", apuntó el también portavoz del Grupo Parlamentario del BNG.

"Asamblea nacional sí, pero no se dan las condiciones de un mínimo acuerdo", puso de manifiesto el líder de Máis Galiza que, según las fuentes consultadas por Europa Press, se puso en contacto en enero con UPG y Encontro Irmandiño para abordar la posibilidad de celebrar una asamblea, pero la descartó al "no darse las circunstancias" que, a su juicio, deberían.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
182
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.