Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La Memoria de la Fiscalía recoge un elevado riesgo de atentado en España

21/09/2010 12:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La Memoria de la Fiscalía de 2009, aunque reconoce un elevado riesgo de atentado terrorista en España, tanto por parte de ETA como de terrorismo islámico, destaca la disminución tanto en el número de atentados como en actos de violencia callejera respecto al año 2008.

El único incremento relacionado con el terrorismo a lo largo del pasado año fue en la extorsión, especialmente a empresarios vascos, por parte de ETA para aumentar su financiación.

La Memoria, dada a conocer este martes con ocasión de la Apertura del Año Judicial, recoge que el nivel de amenaza representado por la banda terrorista ETA es "de riesgo elevado", especialmente tras el atentado cometido en la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid el 30 de diciembre de 2006. Así, entre junio de 2007 y diciembre de 2009 la banda terrorista ha cometido 59 atentados con siete víctimas mortales en total.

Además, las manifestaciones hechas públicas por la banda criminal a través de diferentes comunicados a lo largo de 2009 han acreditado "la permanente vocación de continuidad en el uso de la violencia terrorista" como vía para alcanzar "los objetivos estratégicos de autodeterminación y territorialidad" y "no parece que las cosas vayan a cambiar".

21 ATAQUES MENOS QUE EN 2008

Comparando el año 2008 con el 2009, "se ha podido constatar un fuerte descenso en número y en intensidad" en los ataques de ETA, pasando de 35 ataques en 2008 a 14 en 2009. Sin embargo, en cuanto al número de víctimas mortales, el descenso no ha sido tal, pues murieron tres personas en 2008 a causa de la violencia de ETA, sólo uno menos en 2009.

De estos 14 atentados --un descenso del 60 por ciento respecto a 2008--, seis han sido cometidos en las Islas Baleares, tres en Vizcaya, dos en Guipúzcoa, uno en Burgos, uno en Cantabria y uno en Madrid. De los que tuvieron como resultado víctimas mortales, uno se produjo en Vizcaya y terminó con la vida del inspector de Policía Eduardo Puelles y otro en Mallorca, en el que fallecieron los guardias civiles Diego Salva y Carlos Sáenz.

Respecto al número de detenciones, en 2009 se han registrado 141, lo que está produciendo "un constante y progresivo debilitamiento de la capacidad operativa con la que cuenta la banda criminal". Comparando con el año anterior, en 2008 fueron detenidas 105 personas, 69 en España y 36 en el extranjero, mientras que de las realizadas en 2009, 106 han sido en España y 35 fuera de nuestras fronteras.

ALERTA PERMANENTE

Asimismo, recuerda la memoria que durante el semestre de Presidencia española de la Unión Europea se estableció "una situación de alerta permanente" por el "grave riesgo" que suponía que ETA intentase "internacionalizar al máximo lo que denominan 'el conflicto vasco'".

En referencia a las actividades de chantaje de la banda a través del envío de cartas de extorsión, registraron "un incremento paulatino" y "especialmente destacado" a finales de 2008 y durante todo el 2009. Coacción y terror que se vieron incrementados tras el asesinato el 3 de diciembre de 2008 del empresario Ignacio Uría.

Por otro lado, en los actos de 'kale borroka' se ha constatado "una tendencia descendente", aunque con "rebotes puntuales", generalmente como respuesta a medidas legales. En 2009 se han contabilizado 75 acciones de terrorismo callejero, cifra muy inferior a las de años anteriores, con 127 actos de 'kale borroka' en 2008 y 243 en 2007. El número de detenciones por este tipo de actividad en este periodo ha sido de 16 individuos, 51 menos que en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a otros grupos terroristas, la Memoria señala que "continúa en un nivel muy alto" la amenaza por a causa de atentados islamistas en España, y ha subrayado el secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania por miembros de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Para luchar contra estas actividades ilícitas, las actuaciones más trascendentes son las de la política penal preventiva, aplicada en dos líneas: Mediante el delito de integración en organización terrorista y el delito de colaboración con tales grupos. El número de detenidos por estos delitos en 2009 fue de 26, muy inferior a los 61 detenidos en 2008. El total de detenidos en los últimos seis años asciende a 464 personas.

GRAPO, PRÁCTICAMENTE DESARTICULADOS

Por otra parte, recoge "la práctica desarticulación" y "extrema debilidad" de los GRAPO que "debe estimarse eliminada prácticamente por completo" ya que, por segundo año consecutivo, no han ejecutado acción terrorista alguna.

En referencia a radicalismos violentos, destaca los ataque del grupo Resistencia Galega, especialmente a "instituciones bancarias, transnacionales, empresas expropiadoras de recursos energéticos, fuerzas de ocupación, obras públicas agresivas con la tierra, partidos políticas españolistas", etc.

Por su parte, los movimientos anarcoinsurreccionalistas, en su mayoría, han realizado acciones violentas en favor de la libertad de presos anarquistas internos en cárceles españolas, otros que cumplen condena en prisiones de otros países o por "la grave situación sociopolítica creada por la dimensión universal de la crisis económica".

Finalmente, el número de acciones terroristas de autoría desconocida ha sido de seis, dos de ellas en León, una en Barcelona, una en Córdoba, una en Valencia y otra en Guadalajara. En todos los casos se ha tratado de artefactos explosivos caseros colocados en sedes de instituciones públicas, y de partidos políticos y sindicatos o lugares públicos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
126
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.