Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nashe escriba una noticia?

Mentes complejas y placeres sencillos: el 420 y el secreto de la felicidad

16/09/2009 21:10 9 Comentarios Lectura: ( palabras)

La navegacion a vela, en un velero ligero; pero con aspiraciones, es toda una experiencia estetica; un placer senzillo para mentes complejas, basadas mas en el conocimiento que en la ostentación del rolex o el jaguar

Para ser feliz hay que tener una mente compleja y unos gustos simples., dice Savater. Los artistas y cientificos creativos, no los que pican piedra con estudios estadisticos; encuentran satisfacción en su trabajo, y es que la cultura es la manera mas barata de divertirse.

Para que esto sea cierto hay que reformular el concepto de cultura; no como el actual rollo que explican la mayoria de profesores en los colegios. Quizas hay que distinguir entre los profesores necrofilos (que explican la materia como quien explica las ventajas de las sepulturas en tierra y con cesped encima), y otro tipo de educación y cultura (biofila).

En resumen la contemplación de un cuadro de Klimt es un motivo de satisfacción simple. El rollo de un profesor pedante, y ignorante; eso no es cultura, eso es basura..

Dentro de los placeres sencillos de las mentes complejas, está la navegación a vela. Por unos seiscientos euros uno se puede comprar un 420 de segunda mano, un barco que por sus formas redondeadas acepta bien al novato en asuntos nauticos; y al experto que con vientos de popa y con el trapecio y el spinnaker puestos y con la orza en horizontal despega sin ruidos, con una calma absoluta, fuera de alienantes humos y motores sucios, sin emisiones de co2 mas que la propia respiracion, o tambien con vientos fuertes de tierra que soplan en esas tardes de verano.

Esas mismas tardes de verano, donde el ostentoso pasea su descapotable, enseña su Visa oro, su rolex; el hombre o mujer lista se dedica a los placeres simples: mondar guisantes, tomarse una simple cerveza, hacer un safari, aprender poco a poco un idioma extranjero y hablar con gente nueva..

El necrofilo, tambien tiene su version nautica. Va en yate, y con sus odiosas nauticas, el pelo engominado hacia atras, o sin pelo con la calva al aire(estos son mas agresivos, tienen mas testosterona), el reloj de turno; vuela en el agua de un puerto a otro, para él es igual cualquier mar, cualquier viento y cualquier accidente geologico.

El 420 lo diseñó Christian Maury en 1959, y en 1960 ya navegaba por todos los mares. Es un barco muy popular, acogedor con el novato, y especial para el experto

Esa misma gente con un sueldo mas escaso, estan en la playa leyendo el marca o el sport, con todos sus sueños y ilusiones rotos; algunos de ellos tienen solo un trabajo, o son solo un trabajo; o tienen un cargo (que quiere decir que se han cargado a otros jefes para ser ellos los que disfruten las ventajas de una silla, un ordenador, y un pequeño tiesto con un cactus). Aburren y angustian a sus parejas con sus problemas laborales creados por su incompetencia, tienen mucho miedo y algunos estan en el origen de la agresión (a quien sea). No aman la vida, quizas les educaron bien, pero se creyeron demasiado eso de la competitividad, la obediencia ciega, y la cortesia trepa.

Incapaz de disfrutar, se empeña en aburrir a todo el mundo, tiene la mirada puesta en el oeste, en la salida del sol.

El que disfruta del sol y el mar mediterraneo con su 420 puede ser humilde economicamente, pero no moralmente. Con poco viento redirigimos el foque, cogemos viento lateral con la mayor y la orza la orientamos a la proa. Se disfruta igual, con poco o mucho viento, es un placer intelectual.

Pero la aniveladora de talentos que ha sido el motor fuera borda en el mundo del veraneo mediterraneo, no funciona en la vela: el inutil y el necrofilo se quedan atras, aqui no hay maquillaje posible. No hay marqueting en la vela ligera, no se puede hablar de que si la fuerza del viento hizo que.. o que si la violencia del viento hizo que.... Aqui el viento no es semantico.... Sopla viento, y no hay finguimiento posible; el necrofilo se queda solo atras, la discusion no es por un diftongo; el conocimiento nautico es más amplio que el grosor de una driza o la fuerza o violencia de un viento, o la contencion mecanica de la botabara para no golpearte con ella en el viraje.

Placeres senzillos y mentes complejas, buenas amistades, buenas aficiones, poco impulso hacia el fanfarroneo del tener y mas del ser...

El 420 lo diseñó Christian Maury en 1959, y en 1960 ya navegaba por todos los mares. Es un barco muy popular, acogedor con el novato (un buen centro de acogida nautico), y especial para el experto, que tiene en el 470 su rival mas duro.

Un barco ligado al mediterraneo y al verano. Como el fueraborda, el flequillo minifalda, el tanga masculino, king africa, el mojito, el sudor axial, y las largas noches donde las estrellas aparecen juntas; aunque no sea así y estan igual de alejadas entre ellas que el necrofilo del biofilo, el pesimista del optimista, el maltratador de el educador, , el nucleo y el electron. Un espacio infinito.

El bueno, el biofilo, disfruta de la navegacion : cogemos viento lateral con la mayor y la orza la orientamos a la proa. Se disfruta igual, con poco o mucho viento, es un placer intelectual


Sobre esta noticia

Autor:
Nashe (148 noticias)
Visitas:
1881
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
4
+ -
Responder

Ricardo v (17/09/2009)

Yo navego con un 420 y transmites muy bien la sensacion de libertad de la vela. Es verdad, los que van con lanchas no disfrutan, van de puerto a puerto a comer.Llevo dos meses leyendo articulos tuyos, me encantan. Desde Canarias, viva el 420

4
+ -
Responder

Nashe (18/09/2009)

Muchas gracias Ricardo. Tu y yo , y muchos mas sabemos la sensualidad y el goce de disfrutar del mar a vela; abriendo camino virgen, con el unico ruido de las velas y las drizas.
Un motovelero es ideal, pero para los pobres un 420 te permite sensaciones increibles. Gracias. He publicado alguna cosa mas que tenia en el congelador. Miratelo. Gracias y un saludo Ricardo

4
+ -
Responder

Sofia (18/09/2009)

Excelente articulo. Mucho mejor que el del poema de salinas. Eres muy irregular. El articulo de las torres gemelas no me gusto nada. Ahora, tienes cosas excelentess, y escribes muy bien

3
+ -
Responder

Jose Prat (18/09/2009)

Bueno, me voy directo a comprar el 420. Felicidades

2
+ -
Responder

Selenita (19/09/2009)

Ya lo dije en el de salinas, pero este es un articulo bello de verdad. muy sensible. me gusta lo que escribís. ademas que foto tuya... eres guapisimo....supongo que no puedo conocerte, o si.

3
+ -
Responder

Ferdinand (23/09/2009)

Viva el slow movement.

3
+ -
Responder

Gabriel m. (26/09/2009)

vivan los placeres simples...

3
+ -
Responder

Maribel (26/09/2009)

Excelente, nunca navegue a vela, soy de Madrid y el manzanares no da para eso. Pero me has hecho soñar, y lo anotó como placer a cumplir.

3
+ -
Responder

Tere (29/09/2009)

Te he descubierto hace 5 dias y me lo he leido todo. muy bueno