Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hoyesarte.com escriba una noticia?

Un mes de esplendor virreinal

01/01/2011 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

comunion_de_santa_teresa_cabezalero

El 30 de enero cerrará sus puertas en el Palacio Real de Madrid y en el Museo Nacional del Prado la gran exposición Pintura de los reinos. Identidades compartidas en el mundo hispánico, una muestra espectacular, comisariada por Jonathan Brown, que propone la primera reflexión global sobre la pintura que se hizo en los virreinatos americanos de la Monarquía Hispánica durante los siglos XVI y XVII desde el punto de vista de sus relaciones con Europa y especialmente con España.

La muestra, fruto de 10 años de trabajo, incluye obras realizadas en España con destino al mercado americano, pinturas de artistas europeos que trabajaron en Nueva España o Perú, cuadros de pintores nacidos en Iberoamérica, ya plenamente formados y con su particular lenguaje artístico, y piezas realizadas en Europa y para un público europeo pero que sirven para definir el marco de referencia en el que hay que incluir la actividad de los artistas que trabajaron para los virreinatos.

Pintura de los reinos cuenta con 104 obras y, en su edición española, tiene su sede principal en el Palacio Real (68 obras), siendo el Museo Nacional del Prado, con 36 obras, sede complementaria en la que se presenta un conjunto de obras correspondientes a pintores como Martín de Vos, Bernardo Bitti, Luis de Morales, Sebastián López de Arteaga, Francisco Zurbarán, Cristóbal de Villalpando, Juan Valdés Leal, Juan Simón Gutiérrez, José Juárez, José Antolinez, Juan Carreño de Miranda o Juan Correa, entre otros.

Capítulo de la historia de la pintura

El discurso expositivo, que permite un mejor conocimiento de la pintura novohispana y del virreinato del Perú, se organiza mediante secciones en las que se analiza el marco profesional, el desarrollo estilístico y los intereses iconográficos, para, entre todos, ofrecer una visión completa del origen, los estímulos a los que respondió y las cotas de calidad y originalidad que alcanzó este capítulo de la historia de la pintura occidental.

En Palacio se pueden ver las secciones dedicadas a la formación de un lenguaje artístico común o a la transmisión del lenguaje pictórico hacia la Nueva España y el virreinato del Perú, dándose una especial relevancia a la sección titulada Identidades compartidas. Variedades locales, en la que se ha optado por organizar las obras por capítulos temáticos y no por escuelas geográficas, con la idea de mostrar mejor las similitudes y diferencias existentes entre ambos mundos, así como constatar que el lenguaje estilístico y el repertorio de temas tuvo una extraordinaria movilidad.

En ambos mundos

Otro importante capítulo lo constituyen los Retratos, en donde queda demostrado la repetición de los convencionalismos, en cuanto a posturas y composición, de la retratística europea en ambos mundos, así como también la sección titulada Conquista y Evangelización, en la que se han reunido un conjunto de obras iberoamericanas, que ilustran la incorporación de los nuevos territorios a la monarquía hispánica.

De esta forma, se pueden ver en la sede de Palacio obras de artistas tan importantes como Pedro Berruguete, Juan de Juanes, Antonio Moro, Simon Pereyns, Angelino Medoro, Francisco Zurbarán, Tomás Yepes, Claudio Coello, o de los americanos José Juárez, Diego Quisque Tito, Cristóbal Villalpando o Juan Correa.

Lenguaje común

En cuanto a la muestra del Museo del Prado, enfatiza aún más su objetivo: identificar un lenguaje común y al mismo tiempo las particularidades locales. El Prado alberga también varias secciones: un apartado introductorio en el que se exhiben sendas estampas basadas en composiciones de Martin de Vos y Rubens junto con cuadros españoles novohispanos y peruanos inspirados en ellas; una sección que muestra las grandes líneas del desarrollo estilístico de la pintura occidental durante los siglos XVI y XVII, a través de obras españolas e iberoamericanas; y un último grupo en el que se muestra la manera como se abordó en Iberoamérica y España la representación de varios temas religiosos muy frecuentados por los pintores, como son la Inmaculada Concepción y la santidad femenina.

En esta sede se exhiben 36 obras de pintores europeos y americanos como Bernardo Bitti, Sebastián López de Arteaga, Claudio Coello, Francisco de Zurbarán, Nicolás Rodríguez Juárez o Cristóbal de Villalpando, y dos estampas, una de ellas procedente de la Albertina de Viena. El montaje de la exposición permite contemplar algunas de estas obras de gran formato con una perspectiva amplia, de manera que el público podrá apreciar la originalidad y ambición de la pintura iberoamericana.

Factor catalizador

En resumen, Pintura de los reinos pone en contacto al público europeo con una parcela del desarrollo de la pintura de los siglos XVI y XVII hasta ahora generalmente excluida de las historias de la pintura, y que demuestra hasta qué punto la Monarquía Hispánica fue un factor catalizador de estímulos artísticos e intelectuales. Además, facilita el acercamiento a la pintura americana de ámbito hispánico, abriendo nuevos caminos a la investigación y ayudando a comprender el papel de España como una entidad capaz de crear procesos culturales en el ámbito de sus dominios.

La organización de esta muestra ha contado con el esfuerzo conjunto de Fomento Cultural Banamex, entidad promotora del proyecto tanto en España como en México, la SECC, Patrimonio Nacional y el Museo Nacional del Prado, además del de los museos públicos y privados, instituciones educativas, iglesias y colecciones particulares de México, España, Perú, Argentina, Bolivia, Estados Unidos y otros países de Europa que participan en la misma con los préstamos de sus obras.

Intercambio cultural

En el siglo XVI, las grandes distancias entre las posesiones españolas en América obligaron a la Corona a crear virreinatos para facilitar el control político y económico. Nueva España y el virreinato del Perú fueron los más importantes. En este contexto, la pintura se enriqueció debido al intercambio cultural entre ambos continentes, alcanzando una gran calidad y originalidad.

En la selección pictórica realizada para esta exposición se aprecia la iconografía y la temática del momento, en la que abundan las escenas religiosas y populares. En la pintura del virreinato del Perú, además de la clara influencia española, se aprecia la herencia italiana, especialmente del Renacimiento.

Madrid. Pintura de los reinos. Identidades compartidas en el mundo hispánico. Palacio Real-Museo Nacional del Prado.

Hasta el 30 enero de 2011.

Ciudad de México. Palacio de Cultura Banamex. Del 2 de marzo al 11 de junio de 2011.

Comisario: Jonathan Brown.

Directora general del proyecto expositivo: Cándida Fernández de Calderón.

Coordinadores científicos: Carmen García Frías (Patrimonio Nacional) y Javier Portús (Museo Nacional del Prado).

La muestra del Palacio Real es de acceso gratuito. Las entradas para visitar esta exposición en el Prado son válidas también para la visita a la colección permanente y a las exposiciones temporales Bibliotheca Artis: tesoros de la Biblioteca del Museo del Prado y Rubens. Acceso por Puerta de los Jerónimos.

santa_teresa_recibe_collar_velo_villalpando

cristo_resucitado_bernardo_bitti

virgen_de_los_desamparados_tomas_yepes


Sobre esta noticia

Autor:
Hoyesarte.com (7378 noticias)
Fuente:
hoyesarte.com
Visitas:
10670
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia Creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.