Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Metrovacesa estudiará la decisión de Gecina de no segregarse y recuerda que el plan debe cumplirse

08/04/2009 08:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Metrovacesa estudiará la decisión de Gecina de no proceder a la segregación que había acordado con los anteriores accionistas para valorir si se dan, en efecto, circunstancias que hacen inviable la ejecución de lo pactado, informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La inmobiliaria recordó además que en el acuerdo que firmó Gecina se prevé que, si surgieran circunstancias que impidieran su ejecución, ambas partes deben efectuar "cuantas actuaciones o modificaciones sean necesarias para que se cumpla el espíritu de separación acordado".

Metrovacesa respondía así al anuncio realizado ayer por la inmobiliaria francesa Gecina de no acometer el proyecto de segregación acordado hace dos años. Gecina alegó que cuando firmó el pacto de segregación, Metrovacesa estaba controlada por la familia Sanahuja y no por un grupo de entidades financieras, como sucede en la actualidad.

Metrovacesa precisó además que, aunque es parte del Consejo de Administración de la inmobiliaria francesa, no ha tomado parte en su decisión de abandonar el proyecto de segregación, "reservándose los derechos y acciones que le puedan corresponder".

DOS AÑOS DE 'DIVORCIO'.

El contrato de segregación de Metrovacesa y Gecina data de marzo de 2007. Fue firmado por la familia Sanahuja y los socios Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler ante los desacuerdos sobre la gestión de Metrovacesa que mantenían sus entonces tres socios de referencia.

En virtud de dicho acuerdo, los Sanahuja se quedaron con la marca Metrovacesa y todas sus actividades en España (salvo un lote de proyectos en desarrollo) y Rivero y Soler con la filial francesa Gecina.

No obstante, a finales del pasado año los Sanahuja tuvieron que convenir en ceder sus acciones de Metrovacesa a un grupo de bancos por sus problemas con la financiación que pidieron para quedarse con la inmobiliaria.

Al conocer este acuerdo, Gecina anunció que dejaba en suspenso su escisión de la inmobiliaria española en tanto se cerrara dicho cambio en su gestión, que finalmente se registró el pasado mes de febrero.

No obstante, Metrovacesa respondió con un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que instaba a su participada francesa a cumplir "íntegramente y en el menor plazo posible" del acuerdo de separación. Argumentó que el cambio en su composición accionarial, por el que los bancos acreedores de su principal accionista (la familia Sanahuja) se quedarían con el 63,45% de su capital, no afectaba a los acuerdos de separación.

Sin embargo, el consejo de administración de Gecina acordó ayer por unanimidad y de forma unilateral no acometer el proyecto de segregación de Metrovacesa, no sólo por los cambios en el accionariado, sino también por la situación de crisis económica.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
59
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.