Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mary Carmen Frías escriba una noticia?

¿Mi libertad está por encima de la tuya?

07/07/2009 22:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La palabra libertad es una de las más hermosas que se han inventado. No sólo por su agradable pronunciación fonética, que no distorsiona el aire cuando sale de la boca, sino por el enorme significado que encierra dentro de sí

Los deseos de libertad del ser humano se van desarrollando con él a lo largo de su existencia. Son algo tan inherente a nosotros mismos como el respirar, el comer, el deseo sexual, el amor, la tristeza, la alegría, el dolor, la esperanza... Si nos encerraran entre cuatro paredes y no nos permitieran salir al mundo, comunicarnos con otros seres, ver el sol, la luna, las estrellas, la lluvia, sentir el viento en nuestras caras... Seguro que estaríamos muertos en vida. Si no nos dejaran pensar a nuestra manera, creyendo en nuestra verdad, para nosotros la verdadera, la única, la incontestable... no seríamos nosotros mismos. Puede que la verdad nuestra no sea la verdad verdadera, la absoluta, pero queda la libertad de poder cambiar de opinión, de darnos cuenta de errores de percepción, quizá debido a nuestras experiencias vitales, quizá debido a la mirada que echamos a todo cuanto nos rodea...

Cada cual es libre de pensar como quiera, dicen. Pero no es verdad. Siempre llega alguno que, en lugar de convencerte con argumentos, te insulta o te califica, así, porque le da la gana. A esas personas les digo que tienen unas miras muy obtusas y que sus ideas son tan rebatibles como pudieran ser las mías. Porque quiero crecer como ser humano y no quedarme estancada en ideas que no son más que aire. Me refiero a ideas políticas. Esos seres, sean de izquierdas o de derechas, que se creen en posesión de la verdad, que todo lo saben, que todo lo pueden... Y el que piense distinto es el enemigo, el malo, el equivocado... Eso me da mucho miedo porque no hay nada peor que el que defiende su libertad por encima de la del otro, y sólo tiene los ojos puestos en eso, sin pararse a escuchar, a dialogar. Buscan sacar al otro de sus casillas, para que se vea quién es el malo o el bueno en su ideario.

Quiero ser libre, quiero volar con mi pensamiento, quiero acertar o errar por mis propios medios, sin que haya otro que se dedique a dispararme con su escopeta para ver si caigo al suelo y soy devorada por su jauría de perros. Sólo acepto a gente que vuele a mi lado, aunque sea de otro color, otra especie, o agite las alas a otro ritmo. Porque eso me puede enseñar a volar mejor. Pero no quiero pajarracos que vayan a picotearme los ojos para que no pueda alzar el vuelo.

Mi libertad no ha de quedar por encima de la de otra persona. Aunque crea que equivoca el vuelo, que se pegará un leñazo monumental contra el suelo. Eso le ayudará a aprender en la vida y a formarse como ser humano pensante.

No me gusta lo que está pasando en este mundo de hoy. Parece que somos libres. Sólo eso, "parece". Pero nadie nos enseña a pensar, que es lo que necesitamos para serlo realmente. Pensemos, pues, aunque lo que haya dentro de nuestras cabezas no sea lo mismo. Tal vez me puedas convencer de que me equivoco. Pero con buenas palabras, con sabios consejos, nunca mediante insultos, presiones o acosos. En ese sentido no hay ninguna diferencia entre quienes te dan el cachete desde la derecha como los que lo hacen desde la izquierda. Duele igual.

La libertad es un derecho y un privilegio. Hemos de proteger la nuestra y la de los demás.


Sobre esta noticia

Autor:
Mary Carmen Frías (11 noticias)
Visitas:
876
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.