Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Martina De La Vega escriba una noticia?

Mi nueva pluma y yo

10/11/2010 23:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mañana es fría. Mis dedos se retuercen bajo los guantes de lana de la abuela. Entro en la papelería y siento el alivio de una bocanada de calor. Disimulo interesándome por algunos libros mientras aprovecho para calentarme. Cojo un cuaderno y me dirijo a la caja.-Buenos días- Me saluda el dependiente.-Buenos días- contesto. Entonces mi mirada se clava en uno de esos brillantes bolígrafos que se encuentran siempre junto a la caja registradora. Me río, parecen un ejército. Todos iguales, en perfecta formación y vestidos de negro. Me llevo uno y empiezo a pensar en la vida tan perra que llevan estos instrumentos.Los más desgraciados mueren sin haber escrito ni una sola palabra. Llegas a casa y te encuentras con que no pinta. Maldices al dependiente, al bolígrafo y aplastas su punta contra un papel. Lo mueves fuerte para todos lados, pero nada. Casi traspasas el papel y el bolígrafo todavía no pinta.Lo tiras y buscas desesperadamente bolígrafos por toda la casa, siempre hay alguno olvidado en un cajón. Éste se alegra de la muerte del anterior:- ¡Por fin me sacas! Desde que me compraste solo me has utilizado para firmar una factura y me paso el día ahí encerrado con unas tijeras de lo más "raritas".--¡Uy! a este bolígrafo tiene mucha negatividad- Piensas y vuelta al cajón.Algunos consiguen vivir su vida al límite, han escrito todo tipo de cosas, libros, artículos, cartas... Cuando llegan al cajón se pavonean delante del resto sobre lo interesante que es su vida viajando por el mundo y escribiendo cosas de lo más cultas.Otros menos afortunados, la mayoría, son mordidos por sus dueños, quienes acaban arrancándoles alguna pieza y pasan al cajón de minusválidos (al menos siempre tendrán donde aparcar).Y cuidado si el boli cae en manos de un diablo de colegio, entonces le morderá hasta que su boca se llene de su sangre negra.-¿Profe puedo ir al baño? Esque se me ha destintado el boli. Y la sangre del bolígrafo se va por el desagüe. Bueno tampoco está tan mal... otros tiran sus cenizas al mar.Así los bolígrafos han sido muy mal valorados, sin ellos no conoceríamos nada de la historia de nuestra civilización.Y puesto que el bolígrafo es quien escribe su propia historia, ya que no hace otra cosa en su vida que escribir, considero que todo lo que escribe mi bolígrafo es su propia biografía. Así me comprometo en este blog a conseguir que mi bolígrafo tenga una bonita historia.Entre los dos escribiremos aquí nuestra propia historia.


Sobre esta noticia

Autor:
Martina De La Vega (21 noticias)
Fuente:
historiadeunapluma.blogspot.com
Visitas:
234
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.