Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Mikel Rueda presenta 'Estrellas que alcanzar', un drama sobre el robo de niños durante la Guerra Civil

20/10/2010 14:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace 71 años las instalaciones del por aquel entonces Seminario de Saturrarán, antes balneario, se convertían en la primera y única cárcel de mujeres durante el período bélico en Euskadi. Por ella pasaron miles de mujeres, muchas de ellas con hijos e hijas que protagonizaron auténticas historias desgarradoras que fueron reflejo de una situación dolorosa y traumática.

Dirigida por Mikel Rueda, 'Estrellas que alcanzar' cuenta la historia de Victoria, una mujer que, como muchas otras durante la Guerra Civil, no sólo fue privada de sus libertades sino que le arrebataron lo que más quería, a su hijo de seis años. Basada en hechos reales, la trama se ubica en el seminario de Saturrarán (Vizcaya), que fue una cárcel durante la Guerra Civil y hasta 1944, ocupando un lugar oscuro en el desarrollo del conflicto.

En declaraciones a Europa Press, Rueda ha defendido que la película "habla de un pasaje que no se conoce, que es la desaparición de niños durante la Guerra Civil". "Sabemos mucho de Argentina, por ejemplo, y de los nazis, pero se habla poco lo sucedido en España, donde pudo haber hasta 20.000 desaparecidos durante el franquismo", ha subrayado.

Además, ha destacado que la mujer ha sido la "gran olvidada" siempre de la historia, ya que "siempre la escriben los hombres en esta sociedad masculinizada". En este caso concreto, a su juicio, "las presas habían vivido en silencio durante demasiados años".

Rueda ha asegurado también que ha intentado "no caer en el maniqueísmo de buenos y malos", y por eso ha tratado de reflejar también a un clero con "dudas morales sobre lo que estaba ocurriendo", con unas monjas que obedecían y otras que se planteaban lo que hacían. "Pero gran parte del clero se puso de un lado y ahí se quedó. Sus actos son los que les juzgan, no yo en esta película", ha sentenciado.

"EL ESPECTADOR TIENE QUE SUFRIR"

Según ha dicho, este "es un drama que intenta dejar un poco de esperanza, una película que acaba mal porque no podía acabar de otra manera para ser justo con esas mujeres, y el espectador tiene que sufrir". Ha recordado además una frase de Ana Morales, una de las mujeres que todavía viven de las que allí estuvieron encarceladas, que al principio de la cinta, en un testimonio reciente, pide a los espectadores que no lloren, sino que no las olviden.

"Se trata de hacerlas justicia y que no caigan en el olvido para que su historia permanezca. Me gustaría que la película pase por los espectadores, haga reflexionar y pensar, y que guste tanto a adultos como a jóvenes, pues es una cuestión educacional y éstos últimos son los que tienen que mantener la memoria", ha explicado.

Para la actriz Estíbaliz Gabilondo, lo destacable de esta cinta es que "son temas que hay que contar" para que no caigan en el olvido, y ha denunciado que se sabe más de los niños robados y desaparecidos en Argentina, o de todas las atrocidades cometidas por los nazis, que de lo sucedido durante la Guerra Civil española.

En Saturrarán las reclusas estuvieron controladas por monjas, que en la película no quedan retratadas como demasiado bondadosas, precisamente. A este respecto, Gabilondo ha bromeado en declaraciones a Europa Press al asegurar que ella tiene una tía monja con la que se lleva "estupendamente", y ha rechazado generalizar, al tiempo que ha argumentado que seguramente "ellas creerían que estaba haciendo el bien, puesto que no se puede entender otra explicación a tanta maldad".

Por su parte, Amaia Lizarralde, ha planteado que esta es una historia "desconocida, y mucha gente no tiene ni idea del robo de niños durante la Guerra con el único fin de separarlos de sus madres para erradicar el comunismo". "Sabemos más de nazis y del exterminio judío que de la propia historia española", ha coincidido con su compañera Gabilondo.

"Es una película de mujeres, que cuenta la guerra desde su punto de vista y el de los hijos, y no tanto desde el de los hombres. El guión era muy conmovedor, y a esas mujeres les pasa lo peor que les puede pasar, como madres, que es que les arrebaten a sus hijos. Les arrebatan lo que más quieren y los pocos derechos civiles que tenían, lo cual les obliga a hacer acopio de dignidad y coraje", ha explicado a Europa Press.

Lizarralde ha recordado que tras la proyección en el Festival de Cine de San Sebastián recibieron una ovación general. Además, ha señalado que estaba presente una de las mujeres que estuvieron encarceladas realmente allí, Ana Morales, que quedó "encantada porque con esta película se mantiene el recuerdo de lo que vivieron, y que fue la primera en aplaudir al terminar la proyección". Así, ha agregado que "es una película con un grado emocional altísimo, pero había que hacerlo porque esto es parte de la memoria".

Después de presentarse en el Festival de Cine de San Sebastián, la película se estrena oficialmente el viernes 22 de octubre con un total de cuarenta copias. Entre los actores se encuentran Bárbara Goenaga, Itziar Lazkano, Estíbaliz Gabilondo, Klara Badiola, Amaia Lizarralde, Teresa Calo, Bariñe Insausti, Aitor Beltrán, Sara Cozar, Amagoia Lauzirika, Itziar Ituño, Patxi Santamaría y Alexánder Bermúdez.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
113
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.