Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Mesa Reig escriba una noticia?

La mirada personal de Laura Chulia...."Miguel Angel Blanco..hace 18 años del mayor crimen de la humanidad en España"

15/07/2015 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy comienzan los articulos de opinion en las noticias de Javier Mesa Reig y para ello contamos con Laura Chulia que ha sido alcaldesa de Benetusser entre 2011-2015

Las noticias de Javier Mesa Reig comienzan una nueva seccion  " los  articulos de opinión" en donde la sociedad valenciana mostrará su opinión sobre cualquier tema . Hoy es un dia especial ya que es la inauguración de esta nueva seccion y comenzamos con Laura Chulia, Alcaldesa de Benetusser entre 2011-2015  que nos mostrará su mirada personal .

A partir de hoy comienza una mirada mas personal con gente reconocida de la sociedad valenciana y la primera protagonista es una mujer política y comprometida con la sociedad como es Laura Chulia y su columna de opinión lo puedes disfrutar a continuación:

13 Julio de 1997, una fecha que marcó un antes y un después en la vida de todos los españoles. El pasado lunes se cumplieron dieciocho años del mayor crimen de la humanidad cometido en España en los últimos años.Y digo bien, en los últimos años, porque para una adolescente nacida en la democracia, por más periódicas que fueran las muertes perpetradas por ETA, nada como aquel crimen. Aquel brutal asesinato, aquella amenaza de muerte con término marcado, aquel atentado contra la vida de una persona y contra los valores fundamentales del estado de bienestar, no puede llamarse de otra manera.

Hace dieciocho años todos fuimos asesinados. Cada español con uso de razón aquel 13 de julio de 1997 recordará siempre el lugar exacto en el que se encontraba cuando los medios de comunicación confirmaron la muerte del concejal del PP. Por aquel entonces yo contaba con 15 años, y recuerdo que estaba pasando la tarde con mis amigas del colegio en la piscina de verano de Benetússer. Era sólo una adolescente, pero me di cuenta al instante, porque así reaccionó todo mi cuerpo, que jamás podría olvidar a Miguel Ángel, creo que ninguno de nosotros lo hará jamás.

 

A lo largo de estos años, ríos de tinta han corrido sobre su muerte, sobre su persona, sobre su asesinato. Millones de espectadores en cada programa de televisión, millones de oyentes en las tertulias radiofónicas, miles de lectores de cada página que en su memoria se ha escrito. Con todo esto ya andado, sólo puedo aportar mi personal visión y vivencia sobre aquella barbarie.

 

Sin duda, no debemos olvidar aquel día, aquellas horas de angustia, en las que perdimos una parte de nosotros, en las que España perdió parte de su libertad, parte de su estabilidad y de su paz, pero sobretodo, se perdió democracia. Tampoco olvidaré jamás el momento en que se permitió la entrada de estos asesinos en las instituciones. No señores eso no es democracia, Jesús nos enseñó a poner la otra mejilla, pero yo les digo, cuántas mejillas hay que dejarles enrojecer hasta poner fin a la sinrazón del terrorismo.

 

Obviamente no espero respuesta a esta pregunta retórica, ya que por desgracia, en mis 33 años de vida he aprendido a que no siempre se halla la respuesta. En democracia no vale todo, en política no vale todo, en el valor de la vida de una persona, NO VALE TODO. Habrá quién me dirá, y porqué no dices lo mismo de la trata de blancas, o del exilio iraquí o de tantas y tantas tragedias que asolan la humanidad. Simplemente, les diré, ninguna ideología, ninguna religión, ningún argumento es válido cuando se violan los principios más básicos de la vida en sociedad, ni por supuesto lo que es peor, de la vida humana.

 

Para mí el crimen que supone el asesinato de Miguel Ángel Blanco, supuso un antes y un después, quizás por la edad que tenía, quizás por la constatación de una muerte que se anunciaba, quizás y sólo quizás porque nadie se merece tener su futuro grabado en una bala.

 

 

 

 

Firma - Laura Chulia

 


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Mesa Reig (15310 noticias)
Visitas:
2146
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.