Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El misterioso tapiz de Goebbels

25/09/2009 12:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno alemán está buscando un nuevo hogar para un tapiz de una leyenda del siglo XII que fue encargado por la mano derecha de Hitler y cerebro del Tercer Reich, el ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels.

Esta valiosa pieza retrata escenas del Cantar de los Nibelungos, una historia épica del siglo XII que traba sobre caballeros que degollan dragones y tesoros robados. Una gesta que se convirtió en la epopeya nacional germana y que inspiró al compositor alemán Richard Wagner, muy admirado por Hitler, para escribir una ópera de cuatro partes, 'El anillo del nibelungo'.

El tapiz, encargado por Goebbels en 1943, ha tenido un pasado misterioso tras el término de la Segunda Guerra Mundial y ha estado desapareció por décadas. Pero recientemente se convirtió en una pieza de la oficina federal para temas no resueltos de propiedad tras una extensa batalla legal, según informó una portavoz de la oficina.

El tapiz de nueve metros cuadrados fue entregado al ministerio de Propaganda de Goebbels en 1945 durante los últimos días de la guerra y cayó brevemente en manos aliadas antes de terminar en un anticuario en Dresden.

Más sobre

No se sabe nada de él hasta que en los ochenta, Costa Cordalis, un popular cantante nacido en Grecia y que obtuvo bastante éxito en Alemania, compro la pieza y la llevó, de contrabando, de vuelta a Alemania occidental con la intención de obtener ganancias. "No sabía que perteneció a Goebbels", dijo el artista al diario alemán Bild.

Incapaz de encontrar comprador para una pieza tan peculiar, ésta permaneció en posesión del cantante hasta el 2007 cuando un amigo le comunicó que había encontrado un posible comprador. Pero la operación no llegó a cerrarse ya que la Policía requisó la pieza al cantante alegando que era propiedad estatal.

Desde entonces el tapiz estuvo acumulando polvo en las bóvedas de la policía por otros dos años hasta que una corte en Rottweil, al suroeste de Alemania, dictaminó que era un ex propiedad del tercer Reich y por tanto, pertenecía al Estado.

Pero el futuro de la valiosa pieza todavía es incierto incierto. De momento, la mejor opción y la que barajan las autoridades es buscarle acomodo en el Museo Histórico Alemán de Berlín, cuyos responsables están considerando la posibilidad de incorporar la pieza a su colección permanente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
101
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.