Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Molina Foix rueda en Valencia 'El Dios de Madera', una "fábula" de "miradas" sobre la inmigración

15/09/2009 16:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor Vicente Molina Foix ha abandonado la "comodidad" de la literatura para embarcase, por segunda vez, en el "complicado" mundo del cine con 'El Dios de Madera', una "fábula sentimental" de trasfondo social sobre la inmigración que no busca denunciar nada sino que trata de "reflejar" lo que supone en cualquier ciudad europea, la llegada de personas con una religiones, razas, costumbres, modos y físicos diferentes", así como "el proceso que supone para nosotros tener que cambiar la mirada, compartir nuestra cotidianeidad, el fenómeno de rechazar o amar a la gente que ha llegado".

El film se rueda estos días en la ciudad de Valencia donde fue presentado hoy por el propio Molina Foix, --director y autor del guión--, parte del reparto encabezado por una veterana Marisa Paredes, un novel Mamady Diocou, junto a actores como Nao Albert y Soufiane Ouraarab, y el director general del Instituto Valenciano del Audiovisual Ricardo Muñoz Suay, Eusebio Muñoz.

Basado en un relato corto de diez escrito por Molina Boix años atrás, de título 'Satsuma', cuenta la historia de Yao (Mamady Diocou), un joven senegalés que, junto al marroquí Rachid (Soufiane Ouraarab) llega a Valencia de forma ilegal para trabajar en el 'top manta'. Yao se instala en casa de Róber (Nao Albert), novio de Rachid e hijo de María Luisa (Marisa Paredes), una mujer de fuertes convicciones católicas y treinta años mayor, que poco a poco acaba enamorándose de él. Inician una relación pese a la oposición del hijo, pero Yao no logra olvidar a su novia en Senegal.

Con este "trasfondo social y cotidiano", es una película de "atracciones mutuas, de compartir cosas y de miradas a ese mapa humano tan distinto, de pieles... y de lo que representa la aparición en nuestras vidas de gentes distintas a nosotros". Plasma todo lo que surge del "encuentro" entre una "vieja civilización modernizada y continuada" y los inmigrantes que representan "un mundo nuevo, pobre, deseoso de establecer raíces que les permitan mejorar su vida".

La elección de Valencia como escenario es algo que Molina Foix(nacido en Elche) aseguró tener "claro desde el principio". El autor recordó su infancia en la ciudad y confesó su "apego por el Barrio del Carmen, "el corazón antiguo" de la capital donde transcurre casi toda una película "esencialmente urbana", remarcó. Así, destacó los "contrastes entre lo nuevo y lo viejo, lo urbano y lo extendido" que la ciudad le ofrece.

Para el director, Valencia "no se ha visto demasiado en el cine, no había tenido su merecido" en ese sentido, pero ahora Molina Foix quiere llevar a la gran pantalla "el latido y el espíritu de la ciudad".

Por su parte, Marisa Paredes (María Luisa) confesó que cuando le ofrecieron el papel se sintió "entusiasmada" de poder protagonizar una historia "de miradas y silencios" como ésta y reflejar con su personaje cómo es el "abrirse desde el fondo del alma a alguien de otra cultura, a otra forma de vivir".

No obstante, en su momento, la actriz se mostró "preocupada" ante la dificultad de encontrar un reparto "tan especial", pero cuando vio a Mamady Diocou, supo que era 'Yao, con "el encanto, la inocencia, la ternura y toda esa verdad de que lo que cuenta está dentro de él" y para eso no hace falta hacer cine o teatro, puntualizó.

DE LA GRAN PANTALLA AL 'TOP MANTA'

Mamady Diocou (Yao) es el caso de alguien que "se interpreta a sí mismo". Fue descubierto por la realizadora del casting mientras vendía bolsos en el 'top manta' de una plaza. Llegó a España en patera hace cinco años en los cuales ha tenido todo tipo de trabajos hasta conseguir los papeles para legalizar su situación.

Para el este senegalés, es su primera incursión como protagonista en el mundo del cine, una experiencia que querría volver a repetir, confesó. Sin embargo, apuntó que mientras no salga otra cosa, "voy volver al top manta, es mi trabajo", sentenció.

AYUDAS

Por su parte, el director general del Instituto Valenciano del Audiovisual Ricardo Muñoz Suay, Eusebio Muñoz, señaló que el sistema de ayudas de esta entidad no hace distinciones entre películas grandes o pequeñas, sino que todas las que se rueden en la Comunitat son "bienvenidas".

Muñoz agradeció a Molina Foix la elección de Valencia para el rodaje del 'El Dios de Madera' al tiempo que destacó la importancia de mostrar una imagen de la ciudad de "respeto a lo antiguo pero de espíritu vanguardista e innovador". Todo ello, continuó, para tratar un tema "muy actual" que, según dijo, "se solucionaría si todos pusiéramos un poco de nuestra parte". Con "voluntad de todos", concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
77
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.