Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Una moneda conmemora el III Centenario de la Academia de la Lengua

08/05/2014 15:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El presidente-director general de la Real Casa de la Moneda y el director de la Real Academia Española (RAE) han presentado este jueves la moneda conmemorativa del III Centenario de la Academia de la Lengua, una pieza acuñada en plata de ley, con calidad 'proof', y facial de 10 euros.

El director de la RAE, José Manuel Blecua, ha destacado la importancia de la acuñación de esta moneda señalando que la numismática es "memoria histórica", al mismo tiempo que ha resaltado el léxico de la moneda, con palabras como 'ceca', 'la casa donde se labra la moneda'. "Volvemos a todo este mundo del 'real de a ocho' y tan importante que fue", ha subrayado.

Mientras, el secretario de la RAE, Darío Villanueva, ha explicado que la emisión de esta moneda conmemorativa se enmarca en los actos que la institución está desempeñando con motivo de su tercer centenario.

Villanueva ha recordado que el primer (1812) y el segundo centenario (1912) no pudieron celebrarse al encontrarse España inmersa en periodos bélicos (Guerra de la Independencia y la Primera Guerra Mundial, respectivamente). Por eso ha defendido que se ha promovido la fabricación de esta pieza, un testimonio acuñado que "sobrevive en el tiempo".

UNA PIEZA CONMEMORATIVA

Por su parte, el presidente-director general de la Real Casa de la Moneda, Jaime Sánchez Revenga, ha detallado las propiedades de esta pieza conmemorativa, que cuenta en su anverso la efigie del rey Don Juan Carlos I, y en el reverso una imagen del pórtico de la sede de la RAE, así como su emblema, y por encima una motivo arquitectónico en forma de palmeta, así como el logo de la Casa de la Moneda, que es quien la acuña.

La métrica elegida, según ha precisado, se corresponde con los históricos 'reales de a ocho' o 'ocho reales', con 40 milímetros de diámetro y 27 gramos de peso. La tirada máxima prevista es de 10.000 piezas y el precio de venta al público será de 50 euros, impuestos no incluidos.

Igualmente, Sánchez Revenga ha destacado que hoy en día las monedas ya no son sólo signos fiduciarios útiles para la adquisición de bienes, pago de servicios o facilitar el ahorro de los ciudadanos, sino que forman parte de la imagen e idiosincrasia del Estado.

Con ello, ha resaltado que las monedas conmemorativas suelen hacer alusión a la celebración de acontecimientos de "gran trascendencia" histórica o cultural para la sociedad y de ahí el interés que suscitan estas piezas entre coleccionistas, que llegan a traspasar el ámbito geográfico.

"Son un vehículo idóneo para guardar la memoria histórica de aquellos acontecimientos que vivimos y que incluso llegamos a protagonizar", ha sentenciado.

EL 'REAL DE A OCHO' y ACABADO 'PROOF'

Asimismo, ha explicado que la moneda de plata de ocho reales, también llamada 'peso o duro', fue la continuadora hispana de un patrón de monedas de "gran módulo y espesor" iniciado en las zonas argentíferas de centroeuropa a finales del siglo XV, y que Felipe V perfeccionó su acuñación y varió el tipo de la moneda.

Además, ha indicado que el 'real de a ocho', cuya producción en las cecas americanas fue "enorme", tuvo una aceptación universal y se convirtió en el principal vehículo de las transacciones comerciales, no sólo americanas, sino en los mercados asiáticos, donde era introducida tanto por los españoles como por franceses e ingleses. En China fue muy utilizada también con diferentes resellos.

Sobre el acabado 'proof' de la pieza, la Real Casa de la Moneda detalla que su característica principal es el contraste entre las imágenes mateadas y el fondo en espejo, un efecto que se consigue lanzando partículas abrasivas por medio de aire a presión sobre el cuño para matear la imagen y, puliendo posteriormente la superficie. Además, los 'cospeles' o discos de la moneda sin acuñar tienen que ser completamente lisos.

La acuñación se lleva a cabo en prensas de gran precisión que pueden golpear varias veces el cospel para que la imagen del troquel quede perfectamente expresada, añade.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
911
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.