Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Moratinos no puede reprimir las lágrimas

21/10/2010 19:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La nueva ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, se ha fijado como primer objetivo de su política "reforzar" la presencia de España en la región de Asía Pacífico, sobre todo en el plano económico y con el fin último de contribuir a la salida de la actual crisis que padece nuestro país.

En su toma de posesión esta tarde en el Palacio de Santa Cruz, sede histórica del Ministerio, ha reconocido que este Gobierno ya estaba desarrollando una "intensa" diplomacia económica, pero ha señalado que su primer objetivo será incidir aún más en esta línea.

Como segundo compromiso de la política que dirigirá a partir de ahora, ha citado el multilateralismo y la defensa de los Derechos Humanos, que tienen como principal instrumento de acción el "respeto", con el "convencimiento de que mantener el diálogo es la mejor opción para llegar a acuerdos".

En este sentido, se ha mostrado a favor de mantener un "diálogo crítico" cuando sea necesario, pero siempre bajo la base del respeto, que es la "esencia" de la diplomacia de este Gobierno.

También ha expresado su voluntad de trabajar para que el Ministerio tenga por fin "una sede digna y definitiva" y seguir avanzando en la creación de un servicio exterior "moderno y eficaz".

Jiménez ha asegurado que regresa a Exteriores -- donde ejerció como secretaria de Estado para Iberoamérica desde 2006 hasta su nombramiento como ministra de Sanidad-- "llena de ilusión" y dedicando sus primeras palabras a su antecesor Moratinos, a quien definió como un hombre con una "gran calidad humana".

DESPEDIDA DE MORATINOS

El hasta hoy segundo ministro de Exteriores más duradero de la democracia no ha podido evitar romper a llorar cuando ha terminado su discurso de despedida. Ha afirmado que deja el Ministerio con la frustración de no haber podido alcanzar dos grandes objetivos: la paz en Oriente Medio y la resolución del conflicto del Sáhara Occidental.

En cambio, se ha sentido especialmente satisfecho por haber resuelto todos los secuestros de ciudadanos españoles vividos en los últimos tiempos como los de los barcos 'Alakrana' y 'Playa de Bakio', así como los de los cooperantes catalanes, que se han saldado todos ellos con el regreso de estas personas sanas y salvas a España.

También ha destacado el "compromiso y creatividad" del presidente Zapatero, a quien ha agradecido que le haya indicado siempre directrices y propuestas en materia de política exterior. Igualmente, ha tenido palabras para su amigo Bernardino León, ex secretario de Estado de Exteriores y actual secretario general de la Presidencia, por ser el artífice de la entrada de España en el G-20.

Por último, ha dedicado un emotivo recuerdo a otra 'mano derecha', el ex secretario de Estado de Asuntos Exteriores Angel Losada, que se recupera satisfactoriamente de un aneurisma cerebral sufrido la primavera pasada.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
286
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.