Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

La muestra 'Fraternidad con el vacío' de Jero Maldonado se exhibe en La Laguna (Tenerife)

09/04/2010 09:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La sala de exposiciones del Cabrera Pinto, en La Laguna, espacio dependiente de la Viceconsejería de Cultura, acogerá a partir de este viernes y hasta el 9 de mayo la muestra que bajo el título, 'Fraternidad con el vacío', realiza un itinerario sobre la trayectoria de Jero Maldonado (Las Palmas de Gran Canaria, 1963), uno de los artistas más singulares de la generación de los ochenta en Canarias.

Formado en la Escuela Luján Pérez, amigo y deudo de Felo Monzón, Lola Massieu y Rudolf Ackermann, Jero forma parte de la generación de artistas surgida al calor de los Talleres de Arte Actual celebrados en la Sala San Antonio Abad de Las Palmas de Gran Canaria entre 1985 y 1987 y del impacto que propuestas como la exposición Límites de Expresión Plástica o revistas como 'Hartísimo' supusieron en la renovación del arte en Canarias a mediados de los años ochenta.

La exposición se inicia con lienzos de su primera exposición individual, 'Cercados del Silencio', abierta en esta misma ciudad de La Laguna hace ahora veinte años, en los que aún está presente la huella de los Nuevos Salvajes. A comienzos de la década de los noventa la pintura de Maldonado experimenta un giro considerable --avanzado ya por lienzos como 'Lunático', de 1992-- para adentrarse en un mundo poblado de chiquillos jugando, por madres y parejas con niños pequeños y de juguetes imposibles, como podemos ver en obras como 'Reciclador' de 1992. 'El jardín perdido', una de sus imágenes recurrentes a lo largo de toda su trayectoria, se llena de animales y seres mágicos que acusan la huella del pintor surrealista tinerfeño Óscar Domínguez, a quien le dedica su Homenaje a Óscar Domínguez, de 1997.

En su discurso artístico, a comienzos de la década de los dos mil, la figura de la mujer, ya como imagen de la pintura, ya como mujer maltratada --ver La Mujer maltratada, de 2005-- centrará su obra. Su último trabajo, que presentó en la individual 'La Casa del Sol' está en África celebrada en 2008, apunta un nuevo camino en el que recupera parte de aquella tradición arquitectónica que le acompañó en sus primeros años, al tiempo que su reflexión sobre el surrealismo --Juan Ismael, Óscar Domínguez-- y sobre el neoexpresionismo de los Nuevos Salvajes le lleva a un nuevo escenario muy próximo a las serenas visiones de Rothko.

Obras como 'La Democracia' o 'Juegos Horizontales', ambos de 2009, nos hablan de un Maldonado que comienza a transitar por una senda, la de la serenidad, que sólo puede emprenderse desde la madurez de estos veinte años de Fraternidad con el vacío.

Desde su primera exposición, en la Bienal de la Villa de Teror, en 1984, su nombre artístico firma un trabajo peculiar, diferente, en una veintena de colectivas y más de una docena de muestras individuales. Un creador inquieto, cuya poética se introduce en universos oníricos, volcando también su singular estética en ilustraciones literarias, escenografías, además de ser fundador de la revista creativa Al-Harafish, convertida en un espacio alternativo para otros artistas. En resumen, un creador polifacético, amante del arte, la literatura, el teatro y la cultura.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
126
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.