Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

Una mujer denuncia que tuvo que atar su silla de ruedas a un árbol para entrar en el Bernabéu

17/05/2012 22:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Lo que me molestó es el trato, ni se prestaron a ayudarme"

Santiago Bernabéu Los jugadores saltan al césped del estadio Santiago Bernabéu el pasado domingo, antes de celebrar el título de Liga ganando al Mallorca. (EFE) Ampliar

  • Susana Carretero, de 36 años, entró al estadio en brazos de su hermano.
  • El club alegó que todas las plazas para personas con discapacidad estaban ocupadas, pero después le permitió entrar por otra puerta.
  • Tampoco le han permitido poner una reclamación por no ser socia.

"Es la primera vez que me ha pasado algo así en mi vida". Susana Carretero, de 36 años y residente en Torrejón de Ardoz, no se había encontrado hasta la fecha en una situación parecida. Pese a usar silla de ruedas desde hace más de 15 años por una operación, no fue hasta el pasado domingo, 13 de mayo, cuando se le prohibió entrar a un recinto. Y no a uno cualquiera.

Twitter
  • Avatar del usuario orguezfdez

    Arriba la tech RT @FAMMA_Co_Madrid : #discapacidad personas paralizadas consiguen mover un brazo artificial con cerebro http://t.co/GuUZavIa

  • Avatar del usuario MartaBertranP

    Se podrá ver en los móviles la ubicación de las plazas reservadas a discapacitados via @abc_eshttp://t.co/MCdbatLQ#discapacidad

Ver todos los tweets

Pudimos atar la silla a un árbol y el camarero dijo que la vigilaría "Iba por primera vez al Santiago Bernabéu a ver a mi equipo. Iban a celebrar el título de Liga. Un amigo que sabía que me hacía mucha ilusión me dejó los abonos. Nos trasladó el autobús de la Peña Madridista de Torrejón. Al llegar a la puerta 48, por la que entran las personas con discapacidad, me dijeron que ya no había sitio en las plazas habilitadas. En la Puerta 40, la que correspondía a mis abonos, me prohibieron entrar con la silla", explica en conversación con20minutos.es .

Susana niega que quisiera un trato preferente. Únicamente deseaba que entendiesen su situación. Por ello, pidió al personal que verificaba las entradas que llamase a un responsable. "Fueron a preguntar pero volvieron con las mismas. Puedo estar en cualquier asiento, solo necesitaba que me permitiesen entrar con la silla para plegarla y dejarla a un lado, pero me dijeron que tampoco valía".

Con el partido a punto de comenzar (a las 20.00 horas) el hermano de Susana y la amiga que les acompañaba tomaron una decisión. "Cruzamos la calle de Concha Espina y le pedimos al dueño de un bar que nos guardarse la silla. Nos dijo que no podía tenerla dentro, porque era día de partido y lo tenía todo lleno, pero pudimos atarla a un árbol con una cadena junto a la bici de uno de sus camareros", relata Susana.

Con la promesa de que la silla quedaría bajo vigilancia, Susana entró al estadio en brazos de su hermano y pudo ver el partido. Entre los tornos y su localidad apenas había medio centenar de metros de distancia.

Lo que dice la ley

Ante la situación de Susana, el Real Madrid alega que cumple con la Ley 17/1997, de 4 de julio, de espectáculos públicos y actividades recreativas y con la Ley 8/1993, de 22 de junio, de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas .

El club tiene plazas reservadas en dos zonas del estadio Por la misma, mantiene una reserva variable de alrededor de130 plazas en total repartidas en dos zonas, una en el Fondo Sur y otra junto a la Tribuna. Por motivos de seguridad -tienen rampas de acceso y evacuación adaptadas y baños exclusivos- las personas con movilidad reducida se ubican en estos lugares.

Susana se queja de que, pese a contar con abonos que les daban derecho preferente frente a los no socios, el personal no comprobó si todos los que se sentaban en esos espacios eranpersonas con movilidad reducida. Tampoco hizo acto de presencia el personal con el que el club cuenta para atender a este colectivo.

"En las plazas reservadas no había tantas sillas ni muletas. Además, en el lugar donde nosotros teníamos los asientos había espacio más que de sobra para plegar mi silla y dejarla apartada. Ni siquiera accedieron a guardármela o a que la pusiera junto a los cubos de basura", replica.

Susana es consciente de que, por ley, debería haberse quedado fuera del estadio, "pero es que me dejaron pasar en brazos de mi hermano". "Lo que me molestó es el trato, ni se prestaron a ayudarme ni se presentó ningún responsable. Fuimos a poner una reclamación y nos dijeron que no era posible porque no somos socios. No entiendo cómo puede pasar esto en un club como el Real Madrid", concluye.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5557 noticias)
Visitas:
492
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.