Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

Multas de 600 euros para tres de los mossos acusados de maltratar a un detenido en Les Corts

15/06/2009 21:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un cuarto agente ha resultado absuelto | Sauta acepta la sentencia y cree que está avalada la instalación de cámaras ocultas en las comisarías

Barcelona. (Agencias).- La Audiencia de Barcelona ha condenado a 600 euros de multa por una falta de lesiones a los tres agentes de los Mossos d'Esquadraque agredieron a un detenido en la comisaría de Les Corts de Barcelona en marzo de 2007, agresión que grabó una cámara oculta colocada después de que se recibieran varias denuncias por hechos similares. Un cuarto agente, el cabo José David L., ha sido absuelto del caso.

La Fiscalía pedía cinco años y nueve meses de prisión, 9.600 euros de multa y siete años de inhabilitación por un delito contra la integridad moral y otro de falsedad documental, además de la falta de lesiones. También solicitaba 10.610 euros de indemnización a la víctima, que finalmente la Audiencia ha dejado en 1.610 euros.

Tras ser detenido en la calle, Rubén P.M. fue trasladado a comisaría, donde en la sala de cacheos se encaró a tres agentes y un cabo que le golpearon repetidamente con las manos, los pies y las rodillas, acción que quedó grabada por la cámara oculta.

Ésta es la primera sentencia sobre uno de los casos captados por las cámaras ocultas que el Departamento de Interior instaló en marzo de 2007 en la comisaría de Les Corts para detectar posibles abusos policiales, y que la propia Conselleria denunció a la Fiscalía.

El conseller de Interior y Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, afirmó que "respeta" la sentencia y consideró que la decisión judicial "avala y legitima la instalación de videocámaras en las comisarias".

Indicó que llevará a Fiscalía "lo que parezca que no es correcto" y apuntó que su Conselleria no presentará recurso. Saura respondió a las peticiones de dimisión de algunos sindicatos afirmando que continuará con "una política de transparencia".

Más sobre

Saura, que esta tarde participó en un acto de homenaje al político Santiago Carrillo en Viladecans (Barcelona), aseguró que la instalación de videocámaras ha acabado "con las denuncias falsas que se estaban produciendo en algunas comisarías" y añadió que en julio finalizará la instalación de 2.000 cámaras en todas las comisarías.

En una rueda de prensa ofrecida el 11 de abril de 2007, el secretario general de Interior, Joan Boada, y el entonces director de la Policía catalana, Rafael Olmos, anunciaron que habían suspendido de empleo y sueldo a cinco agentes del cuerpo -los cuatro de este caso y otra agente aún pendiente de juicio-, y que los llevarían a la Fiscalía tras haber sido sorprendidos "in fraganti" por cámaras secretas apaleando a dos detenidos.

Más de dos años después, Boada ha asegurado, tras conocerse el fallo, que su departamento "acata y respeta" la sentencia, ya que lo que hizo su conselleria fue llevar el caso a la fiscalía y dejarlo en manos de la justicia para que siguiera su curso.

Cuando Interior dio a conocer ambos casos en abril de 2007, anunció públicamente que instalarían paulatinamente cámaras de vigilancia en todas las comisarías de Cataluña, con el doble fin de constatar los casos de malos tratos y también de acabar con las falsas denuncias.

Al ser preguntado por si esta sentencia que absuelve a los cuatro agentes de los delitos de los que se les acusaba supone una deslegitimación del plan de Interior de instalar cámaras en todas las comisarías, Boada ha asegurado que no y ha recordado que desde que empezaron a funcionar no se ha presentado ninguna denuncia por malos tratos. "Desde entonces, hay cámaras en todas las comisarías y no ha habido ninguna denuncia, para mayor tranquilidad de los Mossos y del resto de la sociedad", ha dicho Boada.

La decisión de Interior de llevar a la fiscalía estos dos casos de supuestos malos tratos detectados a través de una cámara oculta instalada en la sala de cacheos provocó una fuerte polémica entre la conselleria y los sindicatos corporativos de los Mossos, que siempre mantuvieron que los agentes apartados del servicio se limitaron a aplicar la mínima fuerza indispensable para reducir a detenidos que actuaban de forma violenta.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5477 noticias)
Visitas:
160
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.