Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rutacuarentaydos escriba una noticia?

Los Muppets, una locura preciosa

02/02/2012 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Empieza ya la música. El show va a comenzar. Ya están aquí las archiconocidas marionetas, vuelven después de su largo silencio a nuestras pantallas de la mano de Disney este viernes. Que en esta ocasión nos explicarán los por qués del silencio de los Muppets durante tanto tiempo en una cinta que, a pesar de lo complicado que lo tenía para llenar el hueco vacío que dejó su creador al marchar, no sólo mantiene su espíritu original sino que se presta a ser analizada desde muchas y disfrutables dimensiones. Y además le gustará a los niños.

The Muppets es su quinta película. Un musical (no podía ser de otra manera) en el que lo más llamativo es el tiempo que ha pasado desde su anterior entrega. Es la historia de Gary, el hermano muppet de Walter (Jason Segel) que se da cuenta, con el paso del tiempo, de que no encaja del todo bien entre sus congéneres. Este personaje un día descubre el Show de Los Muppets, y desde entonces vive sumergido en las texturas del show conducido por la Rana Gustavo y su familia, una vía de escape que de tanto usarla acaba idolatrando en extremo. Cuando descubre que irá a los Ángeles, acompañando a su hermano y su novia Mary (Amy Adams) que ya de paso van a celebrar su décimo aniversario, no podrá dejar de escapar la oportunidad para visitar los prestigiosos Estudios de Los Muppets. Por supuesto, su mundo desconexo de la realidad le pega muy fuerte cuando descubre que los estudios están más que abandonados, y las marionetas condenadas al olvido.

image

Gary, que está pasando por una decepción crítica, descubre por casualidad que el magnate (Chris Cooper) comprará los estudios habiendo engañado a sus propietarios. No montará una casa-museo sobre ellos, sino que lo destruirá para montar una estación petrolífera (hay oro negro debajo de los Muppets, pero oro asecas también). Gary luchará para convencer a Gustavo de que reuna a toda la familia para poder salvar a los estudios de la desgracia, y una vez reunidos el plan será montar un show para ganar fondos. El espacio televisivo que se les otorga sólo es (por desesperación) después de una cancelación de última hora del programa más popular en su franja horaria, "Punch Teacher" una hipotética serie en la que los niños pegan a sus profesores. Esa serie parece encantarle a todo el mundo, y será todo un reto sustituírla con algo que lleva más de 20 años sin renovarse. Y hasta aquí voy a contar.

image

Es una película colorista y de ritmo ágil, con momentos hilarantes y números, dentro y fuera de su show sorprendentes. Con dos protagonistas que piden a gritos que les den un cuerpo de marioneta (a Amy Adams, con todo mi cariño, le pediría que se metiese en su casa para no salir jamás) pero con unos secundarios, apariciones y cameos diversos bastante acertados y risibles. Como la aparición de un Jack Black descafeinado que se enfrentará en clave de estatus (dentro del guión y en el mundo hollywoodiense, o eso parece) a su rival, un vagabundo que se sienta en las butacas y es el actor de moda ahora que viene a ocupar su lugar pero desde una revisión más posmoderna y humorística. O también con otras menos conocidas o esperadas. Revelaré dos: sale Selena Gómez diciendo "Yo no sé quienes sois [los Muppets] pero mi agente me ha dicho que venga", o John Krasinski cantando el Mana-Maná junto a otros.image

En la serie The Muppet Show (para los pocos que no lo sepan), que se emitió entre los 70 y 80 (y algo de los 90) a través de los televisores de los hogares de todo el mundo, había una estrella invitada que servía de contrapunto humano y podía llegar a eclipsar a los personajes de este mundo de trapo, plástico y pelo de peluche.

En esta nueva película hay con esto un juego de estratos de la realidad que funciona de la siguiente manera. Mientras que la estrella del show que necesitan hacer los Muppets para salvar sus estudios´será un Jack Black secuestrado, y que por lo tanto no pone mucho empeño en llevar a buen puerto la misión de nuestros amigos (y que tampoco hace mucho con su interpretación por la película en general) será la estrella que no brilla.image

Amy Adams y Jason Segel, las estrellas invitadas del show que es en sí la película, y los que nos conectarán al mundo detrás de las cámaras de The Muppets, intentando ayudar al hemano pequeño de Gary que es un muñeco, serán las estrellas que conducen pero tampoco destacan. Que tendrán un papel importante en la película pero sin despuntar. Son mero hilo conductor. Sin embargo, y a través de diferentes momentos de la película, observamos cómo uno de los temas sobre los que gira esta obra es la pérdida de fama de los Muppets y de lo diferentes que sin sus referentes sustitutivos en esta época actual. Si el show que ocupaba el lugar de los Muppets hasta antes de que se pusieran en marcha era "Punch Teacher" es lo más diferente que podamos encontrar al hippismo tan visible en la obra de Jim Henson.image

Es por tanto importante la capacidad de los Muppets para volver, y con fuerza, brillando con una inocencia que implica un cambio de 180 grados con los valores que se estaban enseñando hasta que han entrado en acción. Esta película, por el buen hacer de los guionistas, realizadores y director homenajea a Jim Henson, y por encima de todo a la visión personal que plasmó a través de su obra. Ahora cabe sólo preguntarse que quién Es por encima del otro, si el Muppet o la persona, y esto ocurre justo antes del clímax de la película, y de esta forma:

Los Muppets son desenfadados, instructivos y cómicos. Sin caer en lo naïf ni en la paranoia de lo políticamente correcto. Ya ganaríamos mucho si Disney hiciese nuevos episodios en la onda de este título para un programa infantil. Una ideal alternativa a los sinsabores de programas como el de los Telettubies o del lavado de cerebro de las Hannahs Montanas. Aquellos que disfrutaron en su infancia (o los adeptos de la obra de Jim Henson) las aventuras de estos títeres disfrutarán ahora también con The Muppets, que más que un remake es una oda respetuosa, entrañable y divertida que continúa con esa actitud bienintencionada que les caracterizaba. Y muchos además podrán llevar a sus hijos al cine, para que queden tan encantados como el protagonista de esta historia. Para que cuando vuelvan los Punch Teacher vuelvan a llamar a los Teleñecos y que lo sustituyan. Que no mueran nunca.


Sobre esta noticia

Autor:
Rutacuarentaydos (1532 noticias)
Fuente:
ruta42.es
Visitas:
5834
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.