Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El MuViM se convierte en la "casa" de Blasco Ibáñez con la cesión de más de un millar de piezas de s

01/07/2010 15:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Museu Valenci? de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) se convierte desde hoy en "la casa" y "centro de referencia" para el estudio de la vida y la obra del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez gracias a la cesión por parte de la familia de más de un millar de piezas, muchas de ellas inéditas, --entre cartas, libros, diversos docuemntos personales y fotografías-- que permitirán impulsar el conocimiento sobre el autor de 'La Barraca'.

El acuerdo para que la Diputación de Valencia custodie este valioso material se ha hecho efectivo este jueves en el acto de firma de la cesión, que ha contado con la presencia del presidente de la corporación provincial, Alfonso Rus, el delegado del área de Cultura de la institución, Salvador Enguix, el director del MuVIM, Javier Varela, el presidente de la Fundación Centro de Estudios Blasco Ibáñez, Eugenio Soler, y la nieta del novelista y político, Gloria Llorca Blasco-Ibáñez.

Este legado presenta una gran relevancia, sobre todo para el estudio biográfico de Blasco porque contiene alrededor de un centenar de cartas dirigidas a Fernando Llorca, su yerno y encargado de la editorial Prometeo, y una serie de misivas "íntimas" a quien fue su esposa, María del Cacho.

El interés de estos fondos radica en que, hasta ahora, la correspondencia del escritor ha sido escasamente editada por lo que el grueso de su epistolario permanece inédito. Ahora estas cartas, al igual que el resto del material, se va a digitalizar para que pueda ser consultado en la web del museo por todos los estudiosos.

El conjunto comprende también 17 libretas con notas manuscritas de Blasco Ibáñez, los textos de su hija Libertad para confeccionar la biografía de su padre y el borrador de una biografía inédita titulada 'Blasco Ibáñez y su tiempo". Además, hay contratos con las productoras de las películas inspiradas en sus novelas y otros documentos familiares, así como cerca de un millar de fotografías.

El legado se complementa con un curioso conjunto bibliográfico de Ricardo Bolinches, formado por 901 libros de y sobre Blasco Ibáñez. Entre otros ejemplares, hay primeras ediciones y traducciones de las obras del escritor a varios idiomas, como el francés, el italiano, el inglés y el checo.

Durante el primer semetre del próximo año está previsto que el MuVIM muestre una exposición que, tomando como base este legado, renueve la memoria del escritor valenciano y sirva para actualizar la visión de su trayectoria vital y profesional.

El presidente de la Diputación, Alfonso Rus, ha subrayado el "orgullo" que supone para la institución provincial acoger los recuerdos de Blasco Ibáñez, del que hay que "potenciar sus valores". "Fue un hombre que ya entendió la globalización aunque esta no existía ún y quiso por eso que Valencia estuviera dentro de España", ha agregado.

Igualmente, Rus ha recalcado la necesidad de "ampliar" el conocimiento que en todo el mundo se tiene de este autor y se ha mostrado convencido de que el MuVIM "no defraudará" en esta misión.

Por su parte, Javier Varela ha considerado que durante un tiempo pareció que Blasco Ibáñez "era un profeta en su tierra" pero tras el arranque en 1939 de "un período oscuro" para la historia de España se trató de hacer olvidar la memoria de Blasco "arruinando su casa en la Malva-rosa y hasta poniéndolo en ridículo como figura literaria". En 1960 y 1970, ha apuntado el director del MuVIM, una crítica nueva "apartó de un manotazo la obra política y literaria de Blasco" y ha puesto como ejemplo a Joan Fuster --que lo tildó de "agitador"-- o Alfons Cucó, "quien dijo que no fue un verdadero rojo".

Varela achacó estas afirmaciones a que el perfil de Blasco no gustaba a esta crítica, "nacionalista, filolcatalán y obrerista", sino que fue un personaje de encaje complicado en lo que se llamado 'las dos Españas', puesto que, por un lado, era republicano y anticlerical, pero por otro defendió ese "doble patriotismo de ser español y valenciano".

Ahora, ha añadido Varela, ha llegado la hora de darle al escritor el lugar que le corresponde como "abanderado de la modernidad política en Valencia, de la modernidad literaria y de la europeización".

FUSTER, "EMINENTEMENTE REVISABLE"

Tras el acto, y a preguntas de los medios sobre si Joan Fuster tendrá cabida en la nueva programación del MuVIM, el responsable del centro contestó que "cómo no va a entrar, es valenciano". "Yo no tengo inconveniente en que entre Joan Fuster o 'Perico el de los palotes'; lo que digo es que Fuster es un valor que, a mi juicio, es eminentemente revisable; esas actitudes derogatorias que tenía, no sólo con Blasco sino con otros autores dentro de una posición de falsa superioridad, no me parece que estén apoyadas por una erudición suficientemente sólida", ha argumentado.

Por otra parte, tanto los representantes de la Diputación como de la Fundación Blasco Ibáñez recalcaron que la cesión de estos bienes al MuVIM no supone romper con el Ayuntamiento de Valencia, responsable de la Casa del Museo del artista, donde se guarda también parte de su legado.

En este sentido, el presidente de la Fundación, Eugenio Soler, ha manifestado que las puertas con el Ayuntamiento siguen "abiertas" pero ha matizado que hay algunos fondos documentales que no pueden conservarse en el chalet de la Malva-rosa a causa de la humedad. Asimismo, avanzó que la voluntad de la entidad y del MuVIM es continuar incorporando materiales para que el museo se consolide como el "lugar de referencia" para el concimiento del autor.

NINGÚN PROBLEMA CON AYUNTAMIENTO

En la misma línea, Alfonso Rus aclaró que "esto no es un problema entre el Ayuntamiento y al Diputación porque la corporación provincial es el gran ayuntamiento de ayuntamientos" y los fondos "están en Valencia".

De hecho, Javier Varela ha puntualizado que otras instituciones de fuera de la Comunitat, como la Biblioteca Nacional y el Archivo Histórico Nacional, se habían interesado por este material. "El latrocinio que cometemos es contra el olvido, no contra ninguan institución", ha concluido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
184
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.