Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Del Nido niega que creara una espiral procesal para cobrar minutas

13/04/2010 17:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El letrado José María del Nido, acusado en el caso 'Minutas' sobre presuntas irregularidades en los encargos que le hizo el Ayuntamiento de Marbella (Málaga), aseguró este lunes que recibió órdenes de impugnar la fiscalización del Tribunal de Cuentas, pero no tuvo la misión de retrasar la tarea "ni tuve conocimiento de que se obstaculizara la labor fiscalizadora". Además, aseguró que no hubo duplicidad de minutas y negó que creara una espiral procesal para cobrar minutas que no debía, como dijo el fiscal Anticorrupción, Francisco Jiménez Villarejo.

El acusado defendió el trabajo que realizó y dijo que impugnar la fiscalización "no era contrario a los intereses públicos". "Me pareció que la actuación profesional era necesaria, me pareció que la actuación profesional fue efectiva y afortunadamente el Colegio de Abogados de Madrid y el Tribunal de Cuentas han declarado, en resoluciones firmes, que mi actuación profesional generó para el Ayuntamiento de Marbella y para sus sociedades mercantiles participadas miles de millones de pesetas de beneficios", apostilló.

A lo largo de su declaración durante casi cinco horas, incidió en que no hubo duplicidad de minutas. "Yo no cobro dos veces por lo mismo", declaró. A la pregunta del fiscal sobre si creó con el recurso al acuerdo de fiscalización "una espiral procesal que le permitió cobrar minutas por procedimientos que nunca se tenían que haber interpuesto", contestó de forma vehemente: "cobré por la actuación profesional que realicé". De hecho, dijo que sólo ha podido liquidar con el Ayuntamiento las minutas que no son litigiosas.

En varias ocasiones contestó que "tenía instrucciones concretas del Ayuntamiento de formular las actuaciones concretas que formulé", órdenes que primero eran verbales y que luego se le trasladaban por escrito desde Secretaría a través del decreto. En una de sus respuestas relató que el entonces alcalde de Marbella, Jesús Gil, "que es la autoridad que tiene competencia para ello, me dice impugna la fiscalización porque he consultado con distintos catedráticos de Derecho Administrativo y se puede hacer".

"Me limité a cumplir órdenes de mi cliente", indicó el letrado, que era "el Ayuntamiento", del que recibió, insistió, "el encargo expreso". Así, aseveró que no hubo cuestiones políticas en la impugnación, sino argumentos jurídicos, como la prescripción de algunos periodos y la imposibilidad de doble fiscalización por parte del Tribunal y de la Cámara de Cuentas. De hecho, apuntó que, luego, "los procedimientos que promoví han tenido su estimación jurídica".

Aseguró que hubo aportaciones del interventor, del tesorero y del secretario en las alegaciones y admitió que los consejeros del Tribunal de Cuentas no le reconocieron como interlocutor válido, pese "a tener el encargo concreto y expreso para coordinar esas labores". Explicó que su trabajo con el Ayuntamiento marbellí terminó con la moción de censura a Julián Muñoz --también acusado en esta causa-- y al entrar la alcaldesa Marisol Yagüe, que contó con otro despacho de abogados.

Volvió a incidir, como ya lo hiciera ayer, en que los encargos a otros abogados se hicieron de la misma forma, mediante decreto, y en que otros ayuntamientos utilizan el mismo método. Además, reiteró también que no tenía relación alguna con los demás acusados que no fuera profesional. Con el ex asesor de Urbanismo marbellí Juan Antonio Roca dijo que la relación era "distante" y señaló que contaba con otros asesores jurídicos.

SOCIEDADES MUNICIPALES

Respecto a las sociedades municipales, dijo que no tenía "absolutamente nada que ver" con esas empresas ni conocía los objetos sociales de todas, porque no fue contratado para ser asesor externo de éstas, sino sólo en pleitos concretos, tras ratificar los consejos de administración el nombramiento. Sí admitió que recomendó a una letrada de su despacho para asesorar a estas sociedades y al Ayuntamiento.

Explicó que su labor era "interna" y que "los formularios los redacté yo y los cumplimenté yo", con los datos que le dieron. En el caso de las sociedades, reiteró que "no hay ninguna minuta duplicada, son todas minutas diferentes por trabajos distintos" e insistió en que cobró "por trabajos efectivamente realizados y de acuerdo con las normas de honorarios de colegios profesionales".

"Siempre cobré por actuaciones efectivamente realizadas", apuntó. Aunque aseguró que Muñoz era el presidente "formal" de los consejos de administración de las sociedades, añadió que "el que mandaba era Gil, que era el alcalde-presidente y al que el Tribunal de Cuentas consideraba interlocutor válido".

El presidente de la Sala, Carlos Prieto, tuvo que intervenir en varias ocasiones, al enzarzarse el también presidente del Sevilla y el fiscal Anticorrupción en una pelea dialéctica, llegando a afirmar el acusado que algunas manifestaciones del acusador eran "falsas" o "inciertas" y al subrayar el ministerio público que "no le consiento que diga que manipulo nada". La declaración de Del Nido continuará este miércoles.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
195
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.