Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Mas niega tener prisa para ser presidente de la Generalitat y no prevé avance electoral

14/06/2009 12:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente de CiU, Artur Mas, aseguró hoy que no tiene "ninguna prisa" para ser presidente de la Generalitat después de los positivos resultados que obtuvo la federación en las elecciones europeas frente a los del tripartito, y opinó que los socios del Govern intentarán por todos los medios agotar la legislatura aunque están "en la UCI" tras el 7 de junio.

En una entrevista de Europa Press, quiso calmar los ánimos tras la subida de CiU y la pérdida de votos del tripartito en las europeas, y también ante las encuestas que dan buenos resultados a la federación en las próximas autonómicas. "CiU no tiene ninguna prisa para que haya elecciones en Cataluña ni para llegar al Govern. Que se hagan las elecciones cuando toquen", dijo.

De esta manera, también aprovechó para rechazar la invitación de la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, que emplazó esta semana a la federación a presentar una moción de censura si el 15 de julio no se cierra la financiación. Mas fue claro y recetó a los populares tranquilidad, "porque da la sensación de que sólo piensan en cómo romperlo todo en Cataluña y en Madrid y tener más la sartén por el mango".

"Que hagan como CiU, que no tiene prisa para llegar al Govern, que se tranquilicen y que no estén continuamente planteando mociones de censura y de confianza", recomendó, y subrayó que él quiere llegar a la Generalitat a través de elecciones. Y es que la postura en contra de una moción de censura que expresó hace meses continua vigente tras las europeas, por lo que rechazó llegar al Govern "a través de cuatro pactos en los despachos que después no los entiende absolutamente nadie", sino por la fuerza de los votos.

Aquí se refirió a los dos pactos del tripartito, "legales pero que provocan desánimo y abstención". Precisamente, y confiando siempre en la fuerza de CiU, consideró que el único riesgo de un tercer tripartito es que los catalanes, cansados de la descohesión existente en el Govern, pierdan del todo la fe en la política y no participen.

De todas maneras, el líder de CiU opinó que los socios del Govern harán lo posible para llegar al final de la legislatura, aunque las europeas hayan demostrado que el tripartito "está en la UCI". "Seguramente necesitan, y rápido, una transfusión de sangre; otra cosa es si en el país queda alguien dispuesto a donar", remarcó Mas, que se mostró convencido de que la ciudadanía tiene claro que la fórmula está amortizada y es hora de cambiar.

Tras indicar que no es nadie para dar consejos a otros, sí avisó a ERC de que está pagando la "principal factura" del tripartito, y vio incongruente que los republicanos constataran en campaña electoral que los 25 diputados del PSC no sirven para defender los intereses de Cataluña y al mismo tiempo den la Presidencia catalana a José Montilla.

Como ya apuntó el líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, Mas apostó por realizar una campaña electoral en positivo de cara a las catalanas, basada en propuestas, ideas y personas, "que propugne un cambio en positivo y no para decir que los otros son malos".

La intención de Mas es corregir el rumbo que ha cogido Cataluña en los últimos años por culpa del tripartito, que haya un proyecto sólido para salir de la crisis y que la relación con España "deje de ser de subordinación y de dependencia, y sea de tú a tú, por prestigio y credibilidad como país".

En esta línea, apuntó que estrategias electorales como la firma ante notario en 2006 negando un pacto con el PP sirvieron en ese momento, pero no ahora, y alegó que esa actuación respondió a la presión de los populares contra el Estatut, pero sobre todo a la "obsesión enfermiza" del tripartito de presentar a CiU como una formación que sólo quería pactar con el PP.

Sin querer entrar en pactos postelectorales, el líder convergente apostó por erigir a CiU en alternativa clara y suficiente, pero añadió: "Aunque CiU tuviera mayoría suficiente, tendríamos que gobernar con la mano tendida".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
64
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.