Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Miles de niños inundan el paseo de la Castellana de Madrid pese al frío para ver pasar las carrozas de la Cabalgata

05/01/2010 19:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miles de niños y sus familiares inundaron hoy el paseo de la Castellana pese al frío de la capital para ver pasar las carrozas de la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos, que partió sobre las 18.30 horas de Nuevos Ministerios con dirección a la plaza de Cibeles, donde sus Majestades se dirigirán a los más pequeños antes de emprender su viaje por todo el mundo para entregar los regalos.

Así, mayores y pequeños se agolpaban a ambos lados de la calle para no perder detalle del desfile, este año dedicado a las culturas del mundo y a la paz. Elefantes, jirafas, dibujos de la tele y muchos otros animales y personajes desfilaron ante las miradas ilusionadas de los más pequeños de la casa, que no paraban de reclamar caramelos y otras chucherías.

Cerrando la comitiva vienen Melchor, Gaspar y Baltasar en sus carrozas luminosas --la de Baltasar tuvo algunos problemas iniciales con la iluminación pero finalmente funciona con normalidad-- acompañados por sus pajes.

Antes de comenzar el desfile, Melchor recordó a los niños que "hay que acostarse pronto" para que los magos de Oriente puedan hacer su trabajo, y aseguró que intentarán llevar todo lo que les han pedido. Por su parte, Baltasar reconoció estar "muy cansados del viaje desde Oriente", por lo que pidió a los protagonistas de la fiesta que "no se olviden de dejar comida para poder reponer fuerzas".

Finalmente, el tiempo dio una tregua a la capital y la Cabalgata, que retransmiten tanto TVE como Telemadrid, pudo celebrarse sin lluvia, aunque el frío hizo presencia en el centro de la ciudad. Sin embargo, las caras emocionadas de los niños muestran que para ellos la ilusión es más que suficiente para sobrellevar las bajas temperaturas.

CABALGATA

Abriendo la comitiva está el Escuadrón ecuestre de la Policía Municipal, que da paso a la Dama de la Paz, de la compañía Paraddax Show, una alegoría poética suspendida en el cielo por 300 globos a modo de bandada de palomas de la paz, y que guía a todas las carrozas inundando al público de un espíritu de concordia.

A continuación, el público puede disfrutar de quince jirafas rojas, elaboradas por la Compañía OFF, sostenidas sobre el suelo por nubes de humo blanco, a las que siguen las carrozas de El corte Inglés, Correos, Cantajuegos, Banco Santander, Camiones Antiguos de Bomberos, la Carroza Disney, de Sanitas, del Parque de Atracciones, la Banda de Música de la Policía Municipal, la carroza del Zoo de Madrid, la de RTVE, la de la Fundación Síndrome de Down de Madrid, y la de Telefónica.

Después se sitúa el espíritu cosmopolita y viajero de Phileas Fogg, el protagonista de la inmortal obra de Julio Verne 'La Vuelta al Mundo en 80 días'. Este personaje lleva al público a Londres, Bombay, Yokohama, San Francisco o Nueva York en su alocada travesía.

En este sentido, 'La vuelta al Mundo en 80 días' está compuesta por varias paradas. El viaje parte de Londres, que cuenta con la Torre del Big Ben, Phileas Fogg y una berlina con dos caballos.

CARROZA DE LA GRAN VÍA

Después se sitúa Madrid, que cuenta con la carroza conmemorativa de la Gran Vía, en la que personajes decimonónicos recuerdan a los primeros pobladores de la emblemática calle.

En la estructura están representados algunos de los edificios más emblemáticos de la Gran Vía como el de la 'Unión El Fénix', representado con su cúpula original; el edificio de la Joyería Grassy, que forma la vista principal desde el arranque de la calle Alcalá; o el del Cine Callao y el edificio Carrión. Asimismo, la carroza alberga una representación de la estación de Metro de Gran Vía.

Más sobre

A continuación aparece un elefante mecánico de diez metros que cuenta con seis artistas y en el que están Fogg, la Princesa Aouda, dos sacerdotes o la Diosa Kali, entre otros. Se trata de una gran marioneta gigante de la compañía Planete Vapeur, que mueve la trompa, la cabeza y las patas. Todos ellos están acompañados por la Shree Muktajeen Drum Band, miembros de una importante comunidad hindú en Inglaterra.

Hong-Kong es la siguiente parada, con una danza a cargo de un dragón de 20 metros con 20 porteadores, actores, saltimbanquis, tragafuegos, zancudos, malabaristas, palanquistas y ramaleros, organizados en la Asociación She-Si de Oporto. A continuación llega el turno de Yokohama, representado a través de una Pagoda japonesa con cuatro geishas, dos samurais y dos guerreros a caballo.

El viaje continúa por California y Mississippi. Así, llega la Orquestra del Show Boat, una jazz-New Orleans Dixieland formada en los años 70 y compuesta por seis músicos con los instrumentos típicos de Lousiana (trompeta, clarinete, trombón, banjo, saxofón y batería), que revive la música de jazz tocada por negros en los barcos de vapor que surcaban el Mississippi.

La sexta parada es en Nueva York, donde aparece un tren de vapor con músicos, malabaristas, un jefe sioux a caballo e indios, todos pertenecientes a la compañía Transcontinentale. El viaje termina de regreso a Londres, con un globo aerostático con dos porteadores que transporta a Fogg y la princesa.

COMITIVA REAL

Tras estas carrozas llega el turno de los Tres Reyes Magos de Oriente, el mejor ejemplo de ese espíritu de acercamiento entre culturas. Los magos están asistidos por miembros de Voluntarios por Madrid, que ayudan a sus Majestades a atender debidamente al público.

Asimismo, todo el grupo está acompañado por los hinchables de la compañía Plasticienes Volants, que representan las novias de la lluvia, el gran lagarto del desierto o las tres 'Octavias', de caras múltiples y que llaman a la lluvia y la fecundidad, representando una tradición berberisca del norte de África en la que las mujeres del pueblo fabrican grandes marionetas y, con músicos, recorren los campos y llaman a la lluvia para fecundar su tierra.

Las carrozas de los Reyes Magos constituyen una alegoría de la paz, materializada a través de una gran paloma. Así, dos bandadas de palomas acompañan a la primera y tercera carroza, en las que van el Rey Melchor y el Rey Baltasar, respectivamente. Estas dos estructuras 'escoltan' a la gran paloma blanca de la paz, ubicada en la carroza del Rey Gaspar.

Cada carroza, de 2.000 kilos de peso, tiene aproximadamente unas 800.000 bombillas led. Además, todas están compuestas por cordones de luz, y la de Gaspar, además, también tiene un efecto tintineo. Acompañando a los Reyes van 120 pajes, vestidos con trajes de diferentes culturas del mundo.

Mientras la comitiva avanza, el público de Cibeles está disfrutando de 'Creature', una producción de Arcipelago Circo Teatro que evoca, en un recorrido simbólico, el 'Canto del hermano sol', con un presentador medio mendigo, medio payaso que guia al público a través de un espectáculo de fuego, agua y cielo, mezclado con acrobacias invisibles.

A la llegada de los monarcas a la plaza de Cibeles, hacia las 20.45 horas, darán su tradicional discurso y presenciarán la gran fiesta pirotécnica, antes de empezar a recorrer las casas de todo el país para dejar sus regalos a grandes y mayores.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
251
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.