Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mptgpress escriba una noticia?

No da igual

26/11/2012 21:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchas veces el sentido común es el menor de los sentidos, y a las pruebas me remito. Ante un cartel del estacionamiento "reservado para discapacitados" pasamos olímpicamente, total ... es un minuto. Parece mentira que una de las tantas normas a cumplir por excelencia, como es el respeto por el otro, la hacemos desaparecer de un soplido.

No sólo ante la usurpación de un espacio que no nos pertenece, no tenemos en cuenta al otro. También cuando hacemos que cruzar la calle sea un deporte de riesgo, y más para quien tiene algún impedimento o discapacidad, o para quienes por el motivo que sea no pueden caminar rápido, o no ven lo que se les viene encima. Porque a veces los conductores no manejan, sino que arremeten contra el peatón, como si un acelerón nos convirtiera a cada uno en el velocista Usain Bolt, record de los 100mts.

Desde hace unos años, y cada dia más, cruzar la calle es estresante. Antes eso no pasaba, porque antes y ahora, dos minutos, más o menos, no van a ninguna parte.

Estamos siempre apurados para llegar a no sé dónde, pero corremos igual. Tal es así que al paso de peatones ya no lo respeta casi nadie. Ahora diré que los conductores nos esquivan. Y aunque suene a un comentario de mi abuela "Esto antes no pasaba", cuando acercarse a la esquina era señal suficiente para que los autos dieran prioridad al peatón.

Más sobre

Los conductores ya no frenan, sino que aminoran la marcha y en cuanto hay un hueco siguen adelante sorteándonos como si de un juego de wifi se tratara.

Y para que nadie quede exento de esta llamada de atención, en la manera de estacionar también está reflejando el "sálvese quien pueda". A diario veo autos estacionados desperdiciando lugar al dejar un metro libre desde la esquina para poder salir comodamente. Sucede lo mismo con quienes estacionan en batería y lo hacen ocupando dos lugares, no vaya a ser que el de al lado les raye la puerta del coche.

Todas y cada uno de los ejemplos que mencioné forman parte de la desconsideración del otro, y el ocupar espacios reservados para discapacitados es un hecho que se ve a diario. Una vergüenza, porque un minuto no va a ningún lado, y aparcar para un discapacitado no es lo mismo. Sino como se suele decir, vos te quedás con mi lugar y yo te doy mi minusvalía.

Emitido el 25 de noviembre en Más Que Palabras de Almudena Cacho, por radio Euskadi 91.7FM


Sobre esta noticia

Autor:
Mptgpress (92 noticias)
Fuente:
discapacidadsindistancia.wordpress.com
Visitas:
286
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.