Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

Nomi Prins: Las inyecciones de repo son un QE con otro nombre

16/02/2020 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageAlbert Lu: Hoy me acompaña Nomi Prins, el autor de «Collusion » y ex director general de Goldman Sachs. Nomi, gracias por acompañarme de nuevo. ¿Cómo estás?

Nomi Prins: Estoy muy bien. Muchas gracias por invitarme.

AL: Es genial tenerte de nuevo y, ya sabes, me ha gustado mucho tu reciente artículo «The Soaring Twenties » para empezar el nuevo año. Creo que fue una gran manera de iniciar este nuevo año: «10 tendencias económicas y de mercado a considerar para el 2020». Así que, empecemos con una visión general. ¿Cuál crees que será el telón de fondo general para el 2020? Tuvimos un tremendo 2019. ¿Va a ser más de eso?

NP: En realidad me considero, en general, una persona bastante escéptica, pero también me gusta mirar los datos. Y lo que vimos hacia el final del año pasado y, de hecho, a lo largo de la mayor parte del año pasado, fue que la Reserva Federal se retiró de su postura de halcón en 2018 y pasó muy rápidamente a una postura más acomodaticia, con tres recortes en los tipos. Pero no era sólo la Reserva Federal la que estaba haciendo recortes en los tipos de interés. La Reserva Federal también abrió su balance un poco más a través de un poco más de dinero. En realidad, cuando digo un poco más, medio trillón de dólares más de dinero en los mercados a través de operaciones repo, es decir, préstamos a corto plazo a la comunidad bancaria y a las comunidades a las que sirven.

Desde un punto de vista corporativo, todo eso ayuda, no sólo a levantar los mercados, porque el dinero extra estaba entrando, lo que hemos visto en algunos años en la última década también, sino también por la confianza que los mercados entonces podían tener en que la Reserva Federal estaría allí. Que, si la Reserva Federal lo necesitaba, encontraría maneras. Puede que no sean recortes en las tasas; puede que no sean QE convencionales; pero serían este tipo de QE de atrás y de revés a través de los mercados de repos. Y no sólo la Reserva Federal, sino los bancos centrales de todo el mundo, y no sólo los principales bancos centrales, sino muchos de los bancos centrales de los mercados emergentes y el tipo de economías medianas y pequeñas de todo el mundo, cambian a sus propios estados acomodaticios por sus propias razones. Y eso es algo relativamente nuevo.

Así pues, tenemos casi un número de tres a uno de bancos centrales y los mercados emergentes encuentran alguna forma de reducción de la tasa u otra forma acomodaticia de alterar su costo monetario en sus propios países en todo el mundo. Todo eso culmina en un fondo generalmente alcista, creo, de cara a este año.

AL: Sabes, no podría estar más de acuerdo contigo. Esa inversión fue clave el año pasado y ese, ya sabes, fuerte retorno de dos dígitos. Powell habló de un juego difícil, pero cuando llegó el momento, realmente se rindió.

¿Qué crees que, en todo caso, podría hacer que retroceda, una vez más, y que invierta la dirección en el 2020?

NP: En términos de volver a ser halcones, creo que se necesitaría una cantidad de inflación en los precios reales que no creo que vayamos a ver. Y aunque lo veamos, creo que va a ser difícil para él actuar en consecuencia, porque hay mucha charla dentro de la Reserva Federal, y ha habido, en realidad, [en los] últimos años, sobre si sus objetivos de inflación tienen sentido y si el nivel del 2% es el nivel adecuado para empezar a preocuparse. Así que antes de llegar a un nivel de 2%, que no tenemos, en términos de apreciación real de los precios, pero incluso si llegamos allí, creo que habría más conversaciones dentro de la Reserva Federal sobre si eso era significativo.

Y creo que eso mantendrá a la Reserva Federal en el limbo. Y también de nuevo, tenemos las elecciones de EEUU a finales de año. Se va a prestar mucha atención a eso, y además otros mercados emergentes y otros tipos de economías tienen sus bancos centrales también en una posición neutral frente a los productos básicos. Así que creo que tendrían que superar un montón de datos para volver a una postura particularmente halconada, o incluso para aumentar las tasas este año.

AL: Me encuentro en esta extraña posición no sólo de estar de acuerdo contigo, estamos de acuerdo bastante a menudo, sino también de venir y, más o menos, verlo de la manera en que el consenso lo está viendo, es decir, todas las cosas están alineadas para otro buen año. Lo digo a regañadientes, debido a los problemas subyacentes que tenemos en la economía. Pero creo que tienes razón y ya han dejado la puerta abierta, o la han abierto de par en par, para reconsiderar el umbral del 2% diciendo que quieren un 2% simétrico, lo que significa que pueden sobrepasarlo. Así que, ya sabes, estoy totalmente de acuerdo contigo en eso. Ahora, otro punto que usted hizo fue sobre los mercados emergentes, y esto también apareció en su artículo. Los mercados emergentes y el oro vencerán al dólar.

Entonces, parece que piensas que nuestra relajación va a vencer a la suya. ¿Es esa una forma correcta de verlo?

NP: Están pasando un par de cosas diferentes. Creo que nuestra flexibilización vencerá a la suya, en términos de que no vamos a hacer nada. Pero, estamos añadiendo dinero a los mercados. Potencialmente reducirán más sus tasas, pero creo que la entrada neta de aditivos en los mercados de dinero de la Reserva Federal será como una facilidad, ¿verdad? Por lo tanto, para no complicarse en eso, los mercados emergentes tienen menos herramientas porque tienen menos capacidad de balance para asumir el tipo de deuda, u otras cosas, en su propio país. Así que serán dos tipos diferentes de facilitación. Así que sí, lo estaremos, porque estamos abriendo el balance de la Reserva Federal y está creciendo más de lo que lo harán los mercados emergentes. Pero los mercados emergentes se van a relajar y eso va a estimular sus mercados y potencialmente sus economías.

Aunque, en general, no creo que haya una relación real entre el crecimiento económico y el crecimiento del mercado, pero proporcionará una percepción en todo el mundo del crecimiento del mercado, que aportará capital a los países con mercados emergentes. Así que es como si hubiera dos razones diferentes pero, juntas, significa que el dólar debería debilitarse en relación con las monedas de los mercados emergentes. Los mercados emergentes, en general, sobre la base de las acciones, deberían superar a los EEUU, y el oro debería superar, potencialmente, a ambos.

AL: Eso es interesante. Así que, iba a preguntarte sobre eso. Sobre el oro, quiero decir. El dólar ha sido fuerte desde hace bastante tiempo. Es razonable esperar que eso cambie.

¿Pero crees que el oro en relación con otras monedas sería una buena apuesta este año?

NP: Sí, debido a esa flexibilización implícita, y explícita, que se va a producir con respecto a todas estas otras monedas. La Reserva Federal abrió la puerta a estos otros mercados emergentes para facilitar sus políticas monetarias. Y como tal, en relación con esas monedas, el oro también podrá tener un rendimiento superior al del dólar.

Así que las relaciones, creo, en este año van a ser realmente interesantes desde esa perspectiva. No es cien por ciento intuitivo, pero eso es lo que veo.

AL: Bien, otro punto que haces aquí: los mercados de bonos corporativos se expandirán. ¿Cree que el ambiente va a estar maduro para seguir emitiendo?

Estos índices más bajos, creo que va a ser algo bastante global. Eso va a suceder. Va a haber más emisión de deuda corporativa en los EEUU, en las principales economías, así como en las economías de mercado emergentes, porque, una vez más, están reduciendo el costo de su dinero. Así que su emisión corporativa va a aumentar básicamente. La emisión corporativa en general ha tenido una tendencia al alza en los Estados Unidos y en otras economías importantes. Eso va a continuar porque las tasas en sí no van a subir.

Por lo tanto, en general, el exceso de deuda que tenemos a nivel mundial, que en última instancia será un problema, esto sigue siendo en última instancia una crisis que está siendo empujada fuera de toda esta deuda, pero creo que este año vamos a golpear más deuda récord en una base mundial absoluta. Y luego, también, en todas las economías individuales en relación con su PIB, en relación con su crecimiento.

AL: Destacas un problema muy, supongo, crítico, y es la cantidad de emisión corporativa que hemos tenido. Empezó el artículo con una cita de la esposa de F. Scott Fitzgerald sobre los años veinte: «No podíamos seguir barriendo nuestros pies indefinidamente». Y eso es lo que ha estado sucediendo ahora. Hemos sido barridos de nuestros pies durante muchos años seguidos, y ha sido un gran ambiente para emitir deuda. Pero cada vez más esto se está convirtiendo en un problema. No podemos tener apalancamiento para siempre, recompras corporativas para siempre.

Y, lo que me pregunto es, ¿cómo va a resultar esto? Porque, por un lado, no podemos seguir haciendo esto y va a haber algún tipo de crisis en ese mercado. Por otro lado, el gobierno necesita tasas de interés reales negativas para siempre para poder seguir pidiendo prestado. Entonces, ¿cómo va a resultar esto?

¿Van a estallar estas extensiones espectacularmente, o qué va a pasar?

NP: En última instancia, eso es lo que pasará. Así que la pregunta es: ¿cuándo sucederá eso? ¿Y cuál será la causa de que eso ocurra? Tú y yo hemos hablado durante años sobre el hecho de que hay demasiada deuda en el mundo a medida que sigue aumentando. Y lo que vimos el año pasado es que la capacidad de la deuda de aumentar [con] lo que ahora es un patrón de tasas de interés más acomodaticio a nivel mundial de lo que era en 2018 o 2017 sólo ha hecho que aumente más. Y como no hay un impulso real para aumentar las tasas en este momento, este va a ser de nuevo un año de aumento de la deuda.

Pero, ¿en qué momento se pone de manifiesto el hecho de que las empresas y los países no crecen tan rápido como su deuda? Creo que eso ocurrirá en circunstancias más extrañas, como cuando vimos el asesinato del general iraní por los EE.UU. y entonces el mundo estaba esperando [para ver] si Irán tomaba represalias, ¿cómo las tomaría? Y luego, Irán, sí, envió un montón de misiles para atacar algunas bases iraquíes con personal de EE.UU. allí. Nadie resultó herido, pero todos esos tipos de fenómenos imprevisibles, pero realmente potenciales si se piensa en ello, podrían ser las cosas que realmente entran y hacen que los países estén un poco más tensos en cuanto a su deuda frente a sus escenarios de crecimiento, y que los inversores estén más tensos y que el dinero se retire y, por lo tanto, se extienda el estallido. Pero creo que es muy periódico. El mercado realmente digirió todo ese evento muy, muy rápido.

Otro mercado, hace un año o un año y medio, cuando la Reserva Federal todavía estaba en modo de subida de tarifas, habría tenido una caída de 500-600 puntos en el Dow, sólo con esa actividad. Y tenía unos pocos cientos de puntos, pero la mayoría de ellos volvieron a aparecer. Y así hay una resistencia allí. En algún momento, sin embargo, esas actividades con tanta deuda causarán la crisis y, creo que será cuando finalmente lleguemos a salir de este período acomodaticio actual hacia más tensión.

¿Habrá un aumento de las tasas? No creo que sea este año, pero digamos que es el próximo, el año siguiente. Y luego tienes esos factores. Y entonces, digamos que el acuerdo comercial que se acaba de firmar, la «fase uno» del acuerdo entre los EE.UU. y China que se acaba de firmar, se digiere. Y luego, la preocupación, digamos, crece para la «fase dos».

¿Cuándo sucederá eso? ¿Sucederá eso?

¿Sucederá eso antes de las elecciones? Si sucede, ¿significará algo?

¿Hará China entonces algo para molestar realmente a los Estados Unidos?

¿Trump será reelegido y reaccionará en consecuencia?

Entonces todo eso puede ser parte de una crisis de deuda.

AL: Supongo que esto es algo bueno, pero creo que me sorprendió, supongo, lo seguro que estaba el mercado de que nada realmente malo iba a salir de eso. Como mencionaste, el Dow se sumergió, pero no tanto como crees. Si miras el petróleo y el oro, que son, más o menos, futuros de guerra, no reaccionaron mucho. Así que el mercado lo tomó muy bien. De hecho, el mercado está más preocupado por cosas como los aranceles de China y otras cosas, como, ya sabes, la forma en que Jerome Powell se inclina mucho más que la perspectiva de la guerra. ¿Cómo interpreta eso? ¿Eso es algo bueno?

NP: Hablar del tono alcista en el que estamos ahora no significa que sea un periodo de tiempo natural. Tenemos un tremendo apoyo a los mercados por parte de los bancos centrales. Eso es raro, históricamente. Pero es así, y por eso los mercados se preocupan más por el dinero, y el costo del dinero, que les llega. Y si tienes suficiente dinero, los mercados sienten que pueden superar cosas como, ya sabes, los ataques de misiles. Y obviamente, si hay un brote de una situación real de guerra, los mercados lo digerirían.

Pero lo que están haciendo es pensar... bueno, eso era algo. Estuvimos preocupados por un minuto. ¿Pero sabes qué? En realidad no se puso tan horrible. En ese momento, los precios del petróleo se dispararon; volvieron a bajar. Todo está bien y el dinero fluye. Creo que sería más problemático si Jerome Powell se diera la vuelta y dijera: «¿Sabes qué? Hemos terminado con las operaciones de repo». Creo que eso alteraría los mercados, a diferencia de los ataques con misiles en el Iraq, lo que en realidad da un poco de miedo al mundo, porque lo que significa es que a los mercados no les importa tanto como tal vez deberían hacerlo si realmente reflejaran la opinión y reflejaran las economías y la geopolítica. Pero reflejan más la política monetaria y están recibiendo ese regalo ahora mismo.

Así que es como, ya sabes, una especie de placebo en términos de cualquier tipo de nervios que entren, sólo tienes que tomar esto, estar tranquilo, manejarlo, y no te preocupes demasiado. Así es como se sienten en este momento.

AL: Mencionaste a Jerome Powell y sus operaciones de repo, cientos de miles de millones de dólares. Han dicho que, explícitamente, esto no es lo mismo que el QE. Y, ya sabes, tal vez técnicamente son correctos. Los mercados, ciertamente, si miras su entusiasmo, no están comprando eso. Y al final del día, los dólares y el crédito son en gran medida fungibles. Y así, ese crédito va a alguna parte, a comprar algo. Ciertamente se parece al QE en términos del resultado final.

¿Qué crees que va a pasar en el próximo trimestre? ¿Vamos a tener una instalación de repo permanente? Si no conseguimos algo así, ¿el mercado va a hacer un berrinche? ¿Qué ves venir?

NP: Esas cosas, creo. Pero creo que los mercados harían un berrinche si no continuara. Y creo que va a continuar, porque ahora mismo, creo, Jerome Powell se ha posicionado, y la Fed se ha posicionado, para dar una cierta cantidad de dinero a los mercados sobre una base mensual. Eso es lo que los mercados están esperando. La Reserva Federal sabe que los mercados están esperando eso. Y creo que va a continuar, lo cual es una de las razones por las que, a lo largo de la última parte del año pasado, en realidad, estaban incrementando sus operaciones de reposición por encima, efectivamente, de los 60.000 millones de dólares mensuales que habían dicho que iban a inyectar en los mercados.

Y así, neto-neto, cuando miras lo que ha sido completamente inyectado en su balance, ha pasado de 3, 7 billones de dólares a finales de agosto, principios de septiembre, antes de que empezaran las operaciones de reposición de la Reserva Federal, y ahora ha subido a 4, 1 billones de dólares. Y también han dejado de hablar de cualquier tipo de ajuste cuantitativo en el extremo más largo de la curva. Así que lo único que ha pasado, como quiera que lo llames, yo lo llamo flexibilización cuantitativa en el extremo inferior de la curva, porque eso es lo que está pasando, el dinero está entrando en los mercados a cambio de valores a corto plazo. Eso es un alivio cuantitativo en el extremo inferior de la curva.

Y, la razón por la que el mercado, y los bancos, etc. lo entienden de esa manera es porque sólo están recibiendo el dinero. Y ya sea que ese dinero se utilice para respaldar una deuda a largo plazo o una emisión a largo plazo o una OPI (oferta pública inicial), o alguna parte de otra transacción, una fusión y adquisición o cualquier otra cosa, ese dinero a corto plazo sigue estando ahí para proporcionar la financiación.

Así que no veo que la Reserva Federal cambie eso, ciertamente [no] en el primer trimestre, porque no tiene sentido y no ven ningún dato inflacionario que les justifique hacerlo. Creo que el mercado y los bancos se molestarían mucho.

Creo que es difícil en estos mercados proyectarse demasiado lejos. Si tenemos algún tipo de circunstancias extrañas, pero si las tenemos, creo que serían más negativas que positivas -como un potencial aumento de la tensión en el Medio Oriente o una metida de pata en la «fase dos» de las negociaciones comerciales entre EEUU y China, o algo así- lo que en realidad provocaría que la Reserva Federal no interrumpiera las operaciones de reposición. Así que sólo veo que continúan.

Si tuviera que poner un número, diría que al menos hasta la primera mitad del año. ¿Y qué hay que decir que no puede durar más que eso?

AL: Quiero decir, estos tipos nunca dejan de sorprenderme.

NP: Lo único que podría hacer que no continuara más que eso, o al menos que no tuviera los experimentos o que se detuviera en ese momento, es que si miras la trayectoria de cuánto dinero ha estado entrando en los mercados a través de estas operaciones repo desde septiembre ? estarían de nuevo por encima de su mayor altura de balance desde la crisis financiera si en realidad continuaran más que, más o menos, julio-agosto. Así que veremos qué pasa. Pero creo que podría haber un límite natural y psicológico de la Federación: «No hay una crisis real ahora. Así que si nuestro balance parece ser más grande que una crisis real, es algo extraño».

Así que creo que puede haber esa parada natural, pero creo que pueden llegar a ese punto. Creo que alguien ahí dentro diría: «Oye, espera un momento, estamos llegando a ese punto. ¿Deberíamos parar?» Así que ese horizonte de tiempo coincide con ese valor.

AL: Por último, hablas de la desigualdad, la desigualdad de la riqueza. Y estamos en un año de elecciones. Espero que se hable de esto con frecuencia. Entonces, ¿cuál cree que es el problema en términos de mercados y cómo los mercados van a reaccionar o ser impactados por esto?

NP: Desde el punto de vista del mercado, mientras el dinero siga entrando, seguirán inhalándolo. Los bancos lo inhalarán. Se transferirá a la deuda, pero ¿qué pasa en el terreno? La razón por la que la desigualdad sigue creciendo es que, en términos porcentuales, hay menos participantes en el mercado de los que el valor del mercado está aumentando.

Por lo tanto, la mayoría de los ciudadanos en la mayoría de los países tienen cero resultados positivos por la subida del mercado, y lo saben. A medida que aumenta la deuda, y a medida que aumenta la deuda pública -como la deuda del Tesoro y la deuda del gobierno japonés, la Unión Europea, la deuda en los mercados emergentes aumenta- significa que queda menos dinero para el crecimiento de la infraestructura y los programas culturales, la educación, la salud y las cosas que los gobiernos podrían financiar de otra manera, lo que significa que para las personas que viven en el margen, su capacidad de obtener cosas sin tener que pagar más por ellas, cuando no están ganando más en el margen, es mucho más difícil.

Y eso tiende a resultar en algunas de las cosas que estamos viendo, en disturbios civiles en todo el mundo debido a esa desigualdad económica, debido a los programas de austeridad, debido a que sólo el dinero se utiliza para los activos financieros y no para los activos de los ciudadanos. Y esa es una de las razones que llevaron a lo que está pasando en Hong Kong, Venezuela, el Medio Oriente, potencialmente en los EEUU a las elecciones ?probablemente de una manera más moderada porque tendemos a ser más moderados? y en algunas de las manifestaciones que tienen los Estados Unidos en una base global relativa. Pero creo que el crecimiento de la desigualdad se manifiesta también en los disturbios civiles y en la forma en que la gente vota.

Vimos que, en general, con el Reino Unido votando muy fuertemente por el partido de Boris Johnson, el Partido Conservador, porque no creían que el Partido Laborista les estaba ofreciendo una salida a la desigualdad. Así que, ¿por qué no simplificamos, es una conversación más grande, pero nos ceñimos a lo que tenemos, ya sabes, reducir la incertidumbre al entrar en Brexit y seguir adelante. Pero eso no es necesariamente bueno para ellos económicamente. Así que creo que va a haber más inestabilidad entre la gente de los niveles medios y bajos del dinero y la sociedad a medida que los mercados suban.

AL: Así que hemos escuchado algo de eso en las primeras fases de las primarias demócratas. ¿Cuánta tracción crees que tendrán en las elecciones? Y luego supongo que le pediré que prediga ahora dónde cree que van las elecciones.

NP: Entonces, creo que, desde el punto de vista de la desigualdad, la administración de Trump va a restar importancia a eso, porque hay un cierto número que se veía bien en la superficie, como el nivel de la bolsa de valores siendo alto, como el desempleo, ¿verdad? El salario medio está subiendo aunque eso no significa que la gente no tenga varios trabajos y no tenga mayores costos en sus propios hogares.

Así que creo que desde la perspectiva de cómo se desarrolla esa historia, el Partido Republicano y la administración Trump harán todo lo que puedan para subrayar que los elementos positivos de una salud económica general, mientras que los Demócratas van a continuar destacando lo que sus electores están diciendo y lo que el resto de las cifras confirman ? que incluso si en promedio ciertas cosas se ven bien, como el mercado o el desempleo, la lucha sigue ahí y la, especie de, desigualdad sólo profundiza esa lucha. ¿Y cómo entendemos que eso es lo que los ciudadanos están, en realidad, una especie de pensamiento sobre una base regular. Y luego la medida en que puedan hablar con la gente y darles soluciones reales y plataformas reales, eso será otra cosa. Creo que resuena en muchos votantes, no sólo en los Demócratas, pero creo que incluso en los Republicanos medios que tienen problemas para hacer sus proyectos de ley o para cumplir con sus proyectos de ley sobre una base mensual, que las cosas son más caras que los mercados en general y la retórica de la salud económica en general podría indicar.

Así que, quiero decir, vamos a averiguarlo en el próximo mes más o menos. Creo que lo que va a pasar en el lado Demócrata, creo que si Biden sigue siendo el favorito y se convierte en el último candidato, hablará de la desigualdad. Creo que hablará más sobre el tipo de problemas de lo que ha estado sucediendo en los últimos años con respecto al comercio, con respecto a la guerra, etc. Creo que si Bernie Sanders se convierte en el candidato, va a seguir hablando de quién recibe el dinero, ¿sabes? Que es Wall Street en relación con la calle principal, y resuena con la gente que siente que en sus propias vidas de esa manera.

En términos de quién gana en noviembre, es difícil de decir. Quiero decir, hay una fuerte tendencia a votar por un presidente titular o a que un presidente titular gane en el segundo mandato, a menos que haya una gran caída económica. Por ejemplo, George Bush no ganó un segundo mandato, porque había una gran recesión mientras trabajaba para ser reelegido.

Así que dado que en el exterior la economía todavía tiene muchos números positivos que se juegan repetidamente, eso podría mover la línea hacia la reelección del Presidente Trump. Pero creo que todavía tenemos que ver la historia de cómo la gente en los estados indecisos resuena con el candidato cuando sólo hay un candidato en el lado demócrata y, ya sabes, seis o siete que todavía se presentan. Creo que será mucho más claro en cuanto a lo que la gente va a apoyar.

¿Apoyarán la asistencia médica para todo tipo de cosas, donde puedan tener esa comodidad en el lado de la asistencia médica y esa comodidad en el lado del préstamo estudiantil? Quiero decir, hay problemas de deuda, hay problemas de costos que deben ser resueltos, quienquiera que vaya a dirigir el país el próximo año. Creo que los votantes de ambos lados de la ecuación quieren saber cuáles son esas soluciones.

AL: Nomi, muchas gracias por acompañarme en el programa. Aprecio mucho todos tus conocimientos y estoy deseando volver a hablar contigo. Por favor, visita a Nomi en Twitter @NomiPrins .

Este artículo apareció originalmente en Sprottmedia.com .

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (2241 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
1697
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.