Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristina García Rosales escriba una noticia?

EL NÚMERO DE ORO: Matila Gyka

17/12/2011 22:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los números nos sirven, entre otras muchísimas cosas, para contar. Los hay de muchos tipos. Pero hay unos muy especiales que surgen al relacionar entre sí elementos que siempre permanecen constantes . Por ejemplo, el número pi (el famoso 3, 1416....) equivale al número de veces que cualquier diámetro está contenido en la circunferencia a la que pertenece. Para entendernos: si uno dibuja una circunferencia y luego coge un hilito -que tenga las dimensiones de su diámetro- y mira cuantas veces éste (al ponerlo encima) cabe encima de aquel, se dará cuenta que cabe pi veces. Pi es, entonces, la razón entre la longitud de cualquier circunferencia y su diámetro (que a su vez es dos veces el radio). L / 2r = pi. Por lo que L (longitud de la circunferencia) = 2 pi r . Y esto ocurre siempre, siempre, siempre, entre todas las circunferencias del mundo mundial y sus correspondientes radios.

image

¿A qué es divertido? Ya sé que estoy contando cosas de bachillerato, pero es tan sólo para recordarlas y ponernos en situación para entender lo que, nada menos que un príncipe rumano del S. XIX como Matila Gyka, nos muestra en este libro. Matila era matemático, escritor, poeta y filósofo. Al final, todo es lo mismo. Las matemáticas sirven para entender la belleza del Universo. Su armonía. Y la exactitud de ciertas leyes. Muchas veces observamos una caracola de mar, el vuelo grácil de un pájaro, las líneas de una hoja de un árbol o a una mujer u hombre bello (que de todo hay); o escuchamos una pieza de música con una especial cadencia, ritmo y armonía -que nos transporta a un mundo de sensaciones- y no sabemos el por qué.

image

Los babilonios y los griegos (¿cómo no?) y otras muchas culturas que vinieron después intentaron acercarse a la magia escondida en ciertos números y llegaron a algunas conclusiones.

image

Una de ellas es la existencia del número de oro f (fi) que está asociado a la belleza de las proporciones en la naturaleza. Es algo más complicado de entender, pero es fácil. Surge a raíz del rectángulo áureo. Es decir aquel que tiene un lado a y otro a + b y ocurre que a / b = a + b / a. A esa proporción se llama f (fi) y también es constante. Y si a / b lo llamamos x, y seguimos operando: Fi f = Raíz de 5 + 1 / 2= 1, 618033....

image

El número f (fi), tiene propiedades curiosísimas y se relaciona consigo mismo siguiendo series geométricas o exponenciales, que crean espirales, galaxias, bellotas, estrellas de mar y tanta belleza como existe a nuestro alrededor . Es decir que Dios, no debe de jugar tanto a los dados, como decía Einstein, o al menos sólo cuando está aburrido. Como es natural, algunos le dieron a este número propiedades herméticas o divinas. Pitágoras, Leonardo da Vinci, Le Corbusier y otros muchos lo han estudiado de forma teórica; y artistas de todos los tiempos lo han utilizado para sus creaciones, edificios o pinturas.

image

Todo esto y algo más se encuentra en este excelente libro, que no sólo habla de matemáticas, nos enseña a como utilizarlas en el arte y en la vida. Y podemos leerlo de corrido saltándonos las formulas –que pueden ser algo complicadas- coger un lápiz, un compás, escuadra y cartabón (o con el Autocad, el que lo maneje) y dedicarnos algunas tardes a dibujar espirales, rectángulos áureos, estrellas, o lo que nuestra imaginación dé de sí. Recomiendo esto último.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Cristina García Rosales (73 noticias)
Fuente:
nochesininsomnio.blogspot.com
Visitas:
5263
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.