Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

La obra poliédrica de Antoni Miralda reabre el Palacio de Velázquez

23/06/2010 16:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El Palacio de Velázquez, cerrado desde 2005 por reformas y adscrito al Museo Reina Sofía, abre de nuevo sus puertas al público, para mostrar una retrospectiva del artista catalán Antoni Miralda. 'Miralda. De gustibus non disputandum' propone un recorrido desde sus primeras obras y ceremoniales públicos realizados en París en la década de los sesenta, hasta las grandes intervenciones como el proyecto Honeymoon (1986-1992) o el FoodCulturaMuseum (2000-2010), su proyecto más reciente.

Miralda (Tarrasa, Barcelona, 1942), un artista que "rompe tópicos" y que "cuestiona las prácticas tradicionales"-- según apuntó hoy el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel-- ha convertido el Palacio de Velázquez es un espacio en donde conviven lo íntimo y lo monumental, el objeto y las grandes fiestas ceremoniales.

Para el artista perderse por este "laberinto", bien siguiendo un orden cronológico o arrastrados por el azar, supone acercarse a sus "preocupaciones" y los conceptos que han marcado su carrera como lo urbano, el papel de la comida o el concepto de lo público y privado. "Todo ello con una ironía que te permite dar la vuelta a las cosas o incluso apreciar un carácter de protesta", precisó.

En este sentido, Borja-Villel apuntó que Miralda "rompe las fronteras" y se cuela en la sociedad de consumo "para darle la vuelta". "La novedad de su propuesta es que se inserta en la sociedad de consumo e introduce el ritual", agregó el director del Reina Sofía.

UNA ICONOGRAFÍA SINGULAR

Instalaciones, montajes fotográficos, proyecciones de películas, monumentos, objetos y dibujos preparatorios protagonizan esta muestra que explora temas complejos y vitales de nuestra sociedad para codificarlos en una iconografía singular. Estará abierta hasta el 11 de octubre.

Así su Patriotic Banquet [Banquete patriótico] realizada en el año 1972, ofrece un menú de banderas comestibles elaboradas con arroz destinadas a la putrefacción tras unos días de exposición. La obra, concebida como indigesta llamaba al orden en una época en la que la guerra de Vietnam era el plato de cada día trivializado por la

Más sobre

televisión. Según explicó hoy Miraldda estos platos con arroces patrióticos correspondían a los ocho "magníficos" que controlaban el mundo.

Otro de sus proyectos más emblemáticos es el Honeymoon (1986-1992), en donde el artista apuesta por el matrimonio metafórico entre la Estatua de la Libertad de Nueva York y el monumento a Cristóbal Colón en el puerto de Barcelona. Para Miralda, ella representa la "libertad" y Colón "la conquista". A partir de ambos, Miralda explora los intercambios culturales entre Europa y América.

Las celebraciones arrancan en 1986 con el lanzamiento oficial del proyecto, The Engagement Ceremony [La ceremonia de compromiso], en el Centro de Convenciones de Nueva York, donde se exponen el gigantesco vestido de compromiso, el TV Ring [Anillo televisión] y los tres Ba-Ca-Ll? [Ba-Ca-Lao] debidamente firmados por los alcaldes de Barcelona y de Nueva York autorizando el matrimonio.

LO GASTROCULTURAL

Otro proyecto concebido a escala mundial: el FoodCulturaMuseum que estriba en crear una especie de museo, archivo y centro de investigación que, más allá de sus actividades multidisciplinarias, pueda convertirse en memoria viva de lo gastrocultural y en centro de documentación en el que poder reagrupar los miles de documentos que guardan sus archivos y catalogar una colección de objetos, invitando a la realización de 'cocinas' satélites, tal y como las bautiza Miralda.

La comida, otro de los elementos que Miralda lleva años relacionando con el concepto artístico, protagoniza la instalación 'Santa Comida', realizada en el neoyorquino Museo del Barrio en 1984. En ella, los siete altares, que evocan a la vez a los antepasados africanos y sus 'máscaras' cristianas _los santos y las vírgenes de la santería afrocubana y el candomblé brasileño_ están provistos de sus alimentos favoritos. Esta instalación también pretende ser una reflexión acerca de las relaciones de imposición del Cristianismo.

Por último, la muestra termina con el Stomak Digital, una base de datos o archivo digital, que pone a disposición del usuario toda la obra del artista hasta la fecha, digitalizada y ordenada por temáticas o tipologías.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
2389
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.