Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Olivera cumple su sueño y da vida a los Botana, Siqueiros y la burguesía argentina de los 30 en 'El Mural'

28/10/2010 16:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El veterano director argentino Héctor Olivera ha cumplido su sueño desde hace 60 años y ha recreado la vida de los Botana, del pintor David Alfaro Siqueiros y de la sociedad burguesa de la Argentina de los años 30 en su película 'El Mural', presentada este jueves en la Sección Oficial de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La historia, según relató el propio Olivera, le acompaña desde que tenía 18 años ya que en aquel entonces comenzó a trabajar con un asistente de producción en una empresa co-fundada por Natalio Botana, director del influyente diario 'Crítica', por cuyo suplemento cultural pasó lo mejor de las letras argentinas de la época.

Durante años mantuvo Olivera el deseo de poder hacer una película sobre los Botana, familia a la que conoció muy bien y que estuvo rodeada de otras personalidades como el premio Nobel Pablo Neruda, quien en 'Confieso que he vivido' recuerda el acto de inauguración del mural que Siqueiros pintó para al patriarca de la saga y la existencia de dos parejas (los matrimonios Botana y Siqueiros) y una quinta persona, el propio Neruda.

Este relato le permitía abrir y cerrar una historia, la de la familia, mediante el personaje de Siqueiros, gran figura de las artes en México y que, defensor del comunismo, aceptó pintar para un millonario un mural en la actualidad ya restaurado y que lucirá en un museo.

La película, por tanto, se acerca tanto a la parte artística como a las "pasiones" vividas en ese círculo durante esa época, apenas retratada en el cine argentino pero "muy importante" para el país, según Olivera, quien reconoció la "incoherencia" que, en mayor o menor medida, existe en todos los personajes de la película.

El largometraje, además, refleja el poder de los medios de comunicación en la Argentina de la época, capaces de convertir la muerte de Gardel en cuestión de Estado o de encumbrar a un presidente aunque, según consideró el propio director, la influencia de los medios de la época era mucho más determinante entonces que en la actualidad.

Olivera, conocedor de la Seminci pero que participa, este año, a concurso en el festival y que reconoció querer dedicarse a ser jurado, estuvo acompañado por los actores Ana Celentano y Bruno Bichir, que se mostraron encantados de participar en el proyecto del director argentino.

Más sobre

En este sentido Celentano, quien creyó "inusual" competir en un mismo festival con dos títulos distintos, recordó sus inicios en el cine de la mano de Olivera y destacó la coherencia de su personaje, Salvadora, esposa de Natalio, anarquista pese a su fortuna y consecuente con sus ideales.

Por su parte, Bichir puso de manifiesto que su deseo de interpretar a Siquieros le rondaba desde hace años y, cuando desechó la idea por el estreno de varias películas que tocaban "espléndidamente" al personaje y pensó que el proyecto podría llevarse al teatro, le llegó la propuesta del director argentino.

"Es lo mejor que me ha pasado", destacó antes de señalar que los personajes que aparecen en el largometraje fueron los que cambiaron la vida de Argentina "y de todo el mundo".

LA PELÍCULA

La película 'El Mural' comienza con la llegada y la partida de David Alfaro Siqueiros a Argentina invitado por la Asociación Amigos del Arte, donde comienzan sus problemas por su defensa del comunismo y que, finalmente, es reclamado por Botana para pintar un mural en el rincón preferido de su mansión pese a sus deseos de hacerse con una vieja fábrica frente al río.

Siqueiros acepta finalmente el trabajo y se instala en la casa donde viven Natalio, Salvadora y sus cuatro hijos para, junto a cuatro ayudantes, comenzar con los trabajos de un mural que será "revolucionario" en la forma pero no en la temática.

Retratada también la delgada línea roja entre el mundo político y el periodístico, la aparición de Blanca Luz Brum, la sandinista esposa de Siqueiros --recibió años después una condecoración de manos de Pinochet--, despierta una revolución entre los círculos de hombres entre los que destacan el mismo Botana y Pablo Neruda.

La absoluta devoción que los hijos tienen por "papito" Botana, la participación de su madre en actos de protesta y la acogida que dispensa en su propia casa a sus camaradas y el terrible descubrimiento que el primogénito, sucesor de Natalio al frente del periódico, hace de su condición de "bastardo" desatan la tragedia en la familia.

Los amores de Brum con el que estuvo considerado por algunos como el mayor gangster de la Argentina de la época, sus escarceos con Neruda, la connivencia de prensa y política y el abandono forzado del país por parte de Siqueiros forman parte de la trama de la película, recibida en su primera proyección con tímidos aplausos y pataleos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
90
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.