Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Cómo organizar y calcular un menú de Navidad para la familia

13/12/2019 09:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como cada año, ya llevamos tiempo dándole vueltas a qué vamos a preparar en Nochebuena o Navidad, y aunque el momento de servir la comida siempre acaba siendo un poco estresante para quien se haya encargado del tema -forma parte de la tradición-, vamos a intentar, por una vez, trabajar lo menos posible en la cocina y disfrutar de la familia y esos días tan especiales.Al igual que pasa con los regalos, no es buena idea dejarlo todo para el último momento: será más caro, perderemos más tiempo y acabaremos con los pelos de punta. Planificación, unas listas bien organizadas y la capacidad (no es fácil) de delegar y confiar en otras personas para no cargar con todo el peso, serán las claves para que todo salga rodado.Así que tomad nota de estos pequeños trucos para preparar un menú navideño estupendo sin dejaros la vida en ello. Recordad que siempre pueden encargarse algunas cosas para no hacerlo absolutamente todo o pedir a los invitados que traigan algún entrante preparado desde casa. Nadie va a juzgarnos por ello, o tal vez sí, pero eso también forma parte de la tradición.Reconocemos que las listas son nuestra pequeña obsesión. Eso, o que no confiamos del todo en nuestra memoria pero, en este caso, para tenerlo todo bien planificado es importante que hagamos unas cuantas. La primera, la lista de recetas que queremos cocinar. El resto, para los ingredientes y cantidades. Seguro que nos gustan algunos productos concretos de un supermercado o vamos a otro porque están muy bien de precio. No podemos olvidar una lista -esperemos que pequeña- con alergias, dietas veganas o intolerancias de los invitados. Listas y más listas, no nos dejaremos nada por el camino.Es de sobra sabido que algunos productos triplican (o más) su precio los días previos a Navidad, en especial el marisco. Así que si nuestra idea es cocinar algo de este estilo y nuestra economía es de familia standard, lo mejor es comprarlo con antelación y congelarlo para ahorrar algo de dinero (o, al menos, no gastar de más). Si conseguimos tenerlo todo comprado antes de Nochebuena, además de dinero, también nos ahorraremos las colas y multitudes de gente comprando con prisa.Para tener un presupuesto aproximado podemos hacer un falso pedido online en la web de algún supermercado, así nos haremos una idea de cuánto va a costar. Después ya podemos ir en busca de mejores precios a diferentes tiendas.Ahora que tenemos claras la recetas que queremos preparar, vamos a dejar listo los días anteriores todo lo que podamos. Muchos platos pueden prepararse con antelación o al menos en parte. Podemos dejar listas salsas, sofritos o salteados. Aguantan muy bien el paso de las horas y es lo que más trabajo lleva. Si vamos a hacer una sopa, seguramente estará mucho mejor si la preparamos el día antes, y hay algunos platos que incluso podemos congelar.No nos compliquemos demasiado con los entrantes, si la gente se llena no van a tener hambre para los platos principales, y aunque hay una norma no escrita que obliga a comer hasta reventar, podemos servir cosas más ligeras como hummus varios o cremas servidas en vasitos pequeños. Si hacemos algún entrante con hojaldre, podemos dejarlo preparado unas horas antes y solo hornearlo en el último momento.La tendencia es comprar de más, no vaya a ser que alguien se quede con hambre y quiera repetir, algo que en una comida navideña rara vez sucede. Está bien que sobre un poco para no pillarnos los dedos, pero tampoco es plan de seguir comiendo gambas resecas hasta febrero. Hay que tener en cuenta que habrá muchos platos, postres, turrones... así que no hace falta que de todo sobre muchísimo. Calculamos la cantidad necesaria por persona y contamos como si hubiera una o dos personas más por si realmente alguien quiere echarse más comida en el plato.La imagen de la señora madre encerrada sola en la cocina todo el día mientras el resto de invitados esperan la comida bebiendo, riendo y contando chistes que los niños no entienden, podemos dejarla para Mad Men o para el álbum de fotos de los 60. Los tiempos cambian y sea quien sea la persona que decida dirigir la cocina, puede felizmente pedir ayuda a familiares y amigos. Si dividimos las tareas y todo el mundo colabora, en poco tiempo la mesa estará puesta y rebosante de comida sin que nadie haya tenido que sacrificar buenos momentos por asumir todo el peso de las fiestas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (52850 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
445
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.