Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristina García Rosales escriba una noticia?

OTEIZA, artista y buceador en busca del alma vasca.

13/04/2012 22:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

J Orge Oteiza fue uno de los escultores vascos más importantes de la modernidad dentro del siglo XX. Personaje polémico, trabajador incansable, ensayista y poeta, abandona la escultura hacia mediados de los años 60, después de haber llegado a adelantarse al minimalismo y realizar una serie de piezas que tomaron por nombre "cajas vacías". A través de ellas, investigó un fenómeno que llamó "la desocupación del espacio", por medio de esculturas que retornaban a lo más primitivo o puro de la esencia de las formas y a un claro misticismo en el entendimiento del arte.

image

A parir de esa época, se retiró con su mujer al pueblo de Alzuza, fue ninguneado por los estamentos políticos vascos y su dedicación se centró en la reflexión sobre el alma vasca, la educación artística o la antropología . Escribió "El Libro de los Cambios", "Quosque Tandem", "Dios habita en el Noroeste" o "El Libro de los plagios", entre otros, a la vez que seguía haciendo experimentos en su laboratorio de tizas, llevando una vida monacal, lejano a premios y reconocimientos.

image

"El libro de los plagios", escrito con ochenta y dos años, plantea como escultores de gran renombre habían logrado copiarle piezas que él previamente había concebido. Y lo demuestra con fotografías que, sino idénticas, sí se percibe una clara influencia, semejanza y, en algunos casos, un plagio descarado. "El libro de los Plagios" es un libro muy curioso que forma parte de la leyenda de "enfant terrible" que siempre ha rodeado a Oteiza, gran persona y magnífico escultor, cuya obra se puede ver hoy en día ver en el Museo Oteiza de la ciudad Navarra de Alzuza, su humilde casa de entonces rehabilitada por el arquitecto Saiz de Oiza, obra póstuma terminada gracias a sus hijos.

Más sobre

image

Antes de morir tuvo la generosidad de reconciliarse con Chillida, en un gran abrazo, ya ambos mayores y enfermos. Recomendar la visita a ese pueblo perdido de Navarra es inevtable. En su cementerio local, en lo alto de una colina y bajo una cruz oteiziana, descansan sus restos junto con los de su adorada esposa Itziar, a la que dedicó más de un poema. Como éste:

image

...el brazo de Itziar que así me abrazaba / cuando nos disponemos a dormir / entrando en el sueño juntos en bicicleta /antes con mi bastón-sable / o mi makilla de Iparralde / vestido de violencia contra todos / me apoyo ahora en el bastón / de mango pacífico y redondo/ en el que se apoyaba mi querida Itziar / me identifico así con ella / en su pacifismo me acompaño y vivo sin vivir en mí con mi Itziar vivo».

"La misión del artista: enseñar a fijarse a los demás, desocultar siempre el sentido y la significación de todo lo que vivimos, de todo lo que nos rodea. Curando nuestras limitaciones y nuestros miedos que constituyen esa incomodidad existencial que ante el supremo temor de la muerte llamamos sentimiento trágico de la vida. El arte cura el sentimiento trágico, trata de curarlo, devolviendo el hombre a la naturaleza..."

Jorge Oteiza image


Sobre esta noticia

Autor:
Cristina García Rosales (73 noticias)
Fuente:
nochesininsomnio.blogspot.com
Visitas:
5435
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.