Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Los padres de una joven que sufría anorexia denuncian a la clínica donde se suicidó por "falta de vigilancia"

02/07/2009 10:45 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ana Cerezo ingresó en la Clínica de Neurociencias de Alicante en febrero de 2007, diagnosticada de una "anorexia nerviosa" y veinte días después se suicidó. Sus padres denunciaron al centro al considerar que no cumplieron su compromiso de "vigilarla durante veinticuatro horas".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Francisco Cerezo, padre de Ana, explicó que "en el contrato" que firmaron cuando ingresaron a su hija constaba que "debían vigilarla durante 24 horas", ya que ella era proclive a "autolesionarse". Al no cumplirse esta exigencia la familia denunció "falta de vigilancia total" e incluso "falta de los cuidados necesarios para curar su enfermedad"

Francisco relató que "por criterios médicos, para curar esta enfermedad, es necesario mantener las habitaciones y los baños cerrados con llave" cosa que en esta clínica "no se cumplía". "El día en que mi hija se suicidó un compañero suyo le dio unos cordones con los que se ahorcó", "estuvo entre 30 y 40 minutos sola en el baño sin que nadie se enterara, cuando siempre deben estar acompañados".

Además, Francisco defendió que este tipo de enfermos son "muy inteligentes", tanto es así, que "al día siguiente de ingresar Ana en la clínica" mandó una carta a sus padres en la que avisaba diciendo "cuidado que no me vigiláis" en referencia a la falta de control que ella apreciaba dentro del centro.

"QUEREMOS DAR UN GOLPE DE EFECTO Y QUE SE HAGA JUSTICIA".

Tras casi dos años de silencio en los que los padres de Ana han tratado de superar la muerte de su hija decidieron dar "un golpe de efecto" y denunciar a la clínica a través de "un proceso penal en el que se reconoció la falta de vigilancia en el centro" y que ahora se encuentra en la fase de lo civil y cuyo juicio se celebrará a finales de octubre.

Francisco recalcó que con esto quieren "advertir a estas clínicas de que este no es modo de trabajar". "Queremos advertir a otros padres para que se informen bien de donde meten a sus hijos y queremos pedirles que se apoyen en asociaciones especializadas" y admitió que lo único que piden ahora es "que se haga justicia para que esto no vuelva a ocurrir".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
363
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (04/11/2009)

Lo único que se van a cargar estos padres es un sistema que funciona muchísimo mejor que el sistema público, por desgracia. Dejen ustedes de hacer daño a una clínica que no cesa en hacer su trabajo, tan árduo, cada día. Quizá rogaron que ingresase en la misma porque no la atendian en ningún sitio. Todo es falso, más que falso.