Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aldo Barbo escriba una noticia?

Palos sobre espaldas dignas

26/06/2010 11:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existe una canción Argentina que dice así: ''Dejenlo nomás pastar, no desprecies mi consejo, que yo lo voy a enterrar cuando se muera de viejo''. Refiriéndose al trato que se le da a un caballo viejo.

La crisis es un lapso de tiempo en el que te hayas creciendo, te estiras y eso duelo. Es un momento en el que las carencias hacen pensar y los apremios se ponen en estado de alerta. Tu vida se vuelve mas nítida y dejas de relajarte. Crecer también es gastar un tramo de nuestra ya vapuleada vida, la cual, nos dejará con una sonrisa menos y la espalda mas encorvada. Las crisis, a mi entender, son como un ferilizante natural. Ojo! Al igual que todo, depende con quién y cuándo. Si después de los cincuenta años toca vivir una crisis de índole económico, mas que crisis es una trastada. Sabiendo que las crisis son para crecer, si fuerzas a alguien que ha pasado su ecuador, lo estas ayudando a llegar mas rápido al cementerio.

Las crisis son para que los jóvenes valoricen la vida. Como un despertador de los sentidos, Uno es toda su historia y si ésta tiene sus páginas en blanco, serás una persona vacía, sin contenido, sin un fruto para ofrecer a la sociedad, el cual, te identificará. Las crisis deben suceder contenidas por una sana filosofía de la vida orientada al beneficio común de tu territorio. Son como escalones que, a medida que los subes, van otorgando la posibilidad de mirar mas lejos. Y, quien mira mas lejos, antes divisa los acontecimientos.

Pero volviendo al error de poner en estado de crisis a alguien que ya no tiene las posibilidades de saltar la zanja, es condenar a un gran porcentaje de la población a la humillación, al sacrificio y la desesperación.

No todos gozan de un camino tranquilo hacia la muerte, algunos ni siquiera tendrán ese derecho. Alguien se equivocó al hacer las cuentas y están cayendo palos sobre espaldas dignas, pero espaldas viejas.

La vejez debe llegar a ser un privilegio. Ésa será la señal de que hemos crecido como seres humanos

Claro está que, si de crecer se trata, hay que tener en cuenta que si el promedio de vida es de noventa años, hasta los cuarenta y cinco se crece, el resto es ir envejeciendo. Las crisis son una oportunidad para reacomodar bases, corregir rumbos, para descartar, para adquirir, para cruzar, para subir. En definitiva: crecer.

Acaso imaginas que luego de una larga odisea, llegas a la edad donde, lo único que quieres, es contarle a tus nietos que tu fuiste el que pescó el pez mas grande, que estuviste el dia de la reconquista de la democracia, y que siempre soñaste con aprender a bailar el tango; y en lugar de eso, te llevan a empujones hacia la funeraria.

Los jóvenes necesitan tener crisis, y los viejos deben estar preparados a responder con sabiduría. Ése sería el curso natural de la vida, sería el orden correcto. El que sabe, enseña y el que crece aprendiendo, disipa sus miedos a la vida. Éste es el antídoto mas importante contra la droga. Pero si los viejos se encuentran corriendo detrás de las monedas, los jóvenes buscarán respuestas en ''cualquier lugar''.

Por eso es importante ver dónde situamos las crisis. Hay que hacerlo con inteligencia pues, cada pieza en su lugar, hace a la armonía. Y la armonía, es el arte de gobernar y componer.


Sobre esta noticia

Autor:
Aldo Barbo (22 noticias)
Visitas:
474
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.