Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

El Papa llega a la Sagrada Familia tras un recorrido sin aglomeraciones

07/11/2010 10:26 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Reyes reciben a Benedicto XVI en el templo.- El Papamóvil se desplaza por la ciudad a gran velocidad ante dos hileras de fieles.- Ni la mitad del aforo en La Monumental

El Papa ha comenzado su jornada en Barcelona y ya está en la Sagrada Familia. Tras pasar la noche en el Palacio del Arzobispado de Barcelona, Benedicto XVI ha viajado en el Papamóvil acompañado de su secretario personal y del Cardenal Lluís Martínez Sistach. Ha recorrido 3, 5 kilómetros por la ciudad a mayor velocidad de la esperada a través de Vía Laietana y las calles Pau Claris, Diputació y Marina escoltado por los Mossos d'Esquadra con uniforme de gala. El despliegue policial ha sido impresionante, con un agente cada cuatro metros y en cada lado de la calle, formando una serpentina de cazadoras fluorescentes. En algunas zonas del recorrido, como en Via Laietana, menos de 3.000 personas esperan a Benedicto XVI. El paso del papamóvil, que ha salido con 11 minutos de retraso, ha sido un visto y no visto. Algunas de las familias que han madrugado para ver al Papa lamentaban la rapidez de la comitiva y se han marchado a casa a desayunar y ver la ceremonia en la tele tranquilamente. El ambiente durante el recorrido ha sido más bien frío, con apenas dos hileras de público a los lados de la calle, aunque el Papa sí ha sido recibido con fervor a su salida del palacio arzobispal. En la plaza Monumental, siguen la misa en la plaza cerca de 7.000 fieles, la mitad de la ocupación.

Tras el encuentro con los Reyes y las autoridades, el Papa ha entrado en la Sagrada Familia para realizar la misa y la dedicación al culto. Tras esta última, lo que hasta ahora ha sido un templo expiatorio, se convertirá en Basílica. Se espera que la ceremonia dure dos horas. A ella asistirán 6.500 personas, entre autoridades, religiosos y un nutrido grupo de invitados, que han comenzado a acceder desde primera hora de la mañana. Una vez terminada la misa, al mediodía, el Pontífice saldrá por la puerta de la Natividad y rezará el Ángelus.

A las siete de la mañana, el búnker en el que se convirtió el barrio de la Sagrada Familia se ha abierto un poco. La zona del Templo, cerrada al paso desde la medianoche, abría el cordón policial en varias intersecciones para permitir el paso a los ciudadanos que tenían invitación. La mayoría tenían reservadas sillas, aunque pocos podrán ver de cerca al Papa. En realidad sólo en las zonas cercanas a las fachadas habrá una visión más o menos clara del Pontífice. Desde los laterales y las calles aledañas, los fieles deben conformarse con ver su imagen en una de las numerosas pantallas gigantes instaladas. La zona, una hora antes de la llegada del Papa, está llena, pero no abarrotada por el momento. La llegada de fieles ha sido más lenta de lo esperada. Una vez han tomado asiento, los más jóvenes han aguardado su llegada entre cánticos.

Más sobre

Los primeros en llegar a la zona, en la que ha habido Mossos d'Esquadra y técnicos de sonido e imagen trabajando toda la noche, fueron los voluntarios. Jóvenes, la mayoría entre los 16 y los 20 años, vestidos con chaqueta azul, que se encargaron de repartir folletos y misales entre los asistentes. Llevaban un paraguas en la mano y miraban al cielo, que amaneció algo nublado. Sobre sus cabezas, sobrevuela desde las siete un helicóptero.

Entre el público de la Sagrada Familia se ven muchas banderas vaticanas. Anudadas al cuello, a la cintura o en forma de pequeña banderita. También grandes racimos de globos blancos y amarillos. Los grupos de colegios se han dedicado a corear consignas para pasar las horas muertas. Conforme se acercaban las diez, han ido subiendo el volumen. "Se nota, se siente, el Papa está presente", lo más escuchado toda la mañana. Los vecinos de la zona siguen los vítores asomados a sus balcones. Algunos, con curiosidad y hasta primáticos. Otros con cierta cara de resignación.

A las 12.30 el Papa abandonará la zona. Volverá al Palacio Arzobispado para comer. Después visitará y bendecirá el Nen Déu (un centro dependiente de la Iglesia que atiende a personas con graves discapacidades físicas y pisíquicas) y desde allí, partirá directo al aeropuerto de El Prat, desde donde saldrá su avión a las 18.30. En total, el Papa, 28 años después de la última visita de un Pontífice a la capital catalana, habrá pasado 22 horas en Barcelona.

Fuente: elpais.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
214
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

santiago (07/11/2010)

que gasten el dinero en cosas mas interesantes

0
+ -
Responder

Gilwellian (07/11/2010)

Soy de Barcelona, ni le he visto ni tuve interés alguno en esa visita. Increíble las imágenes de gente llorando e increíble que en siglo XXI todavía el ser humano sea tan débil que todavía necesite creer en lo que otros inventaron para tenerlos subyugados.