Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

El Papa de Podemos, PI, es la vergüenza nacional

01/11/2015 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace, relativamente, poco tiempo, Pablo Iglesias encandiló a millones de españoles con las mismas artes y artimañas que hoy lo muestran, a las claras, como un vanidoso insufrible, un cursi y un inoportuno depredador de seres vivos. Por eso ha pasado, en un tris tras, de ser el dirigente de partido mejor valorado del país a viajar en el pelotón de los colistas.

Para que os podáis hacer una remota idea de lo vulgar que llega a ser esta alimaña, hace unos días le ""invitó"" Rajoy a visitar Moncloa y PI se presentó con un libro de Machado, dándose aires de ser el único político que aún lee libros en España ¿Pensaba este animal leer a Machado mientras Mariano comentaba sobre asuntos de cierta importancia. Para insistir en esa idea, dedicó la obra al presidente del Gobierno con palabras de una vergonzosa cursilería. Y para completar la faena regaló a los periodistas una rueda de prensa interminable, en la que habló de lo humano y lo divino, probando una vez más que tras su palabrería se esconde un charlatán de la política, cuyo extremismo de boquilla y desvergonzado oportunismo le impiden conocer la realidad del país en el que vive.

image Solo así se entiende el increíble llamamiento de Iglesias a que se acepte la diversidad de un Estado que, como el nuestro, la protege desde hace años más que cualquier otro en Europa. Y solo así cabe explicar su teatral apelación a levantar la España que soñó Machado, quien se reconocería en la actual -democrática, pacífica, social y solidaria- infinitamente mejor que en la que Podemos pretende construir.

Más sobre

La dilatadísima homilía del Papa de Podemos dejó, a la postre, dos ideas que lo sitúan al margen de cualquier consenso imaginable para defender la España constitucional amenazada por el secesionismo catalán: Iglesias, señalando con el dedo a su anfitrión, insistió, primero, en «hay que dejar de mirar hacia atrás y empezar a mirar hacia el futuro», que es al parecer adonde se dirigen, según él, los que quieren asentar una división territorial más propia de le Edad Media que del siglo XXI: ¡Qué efectos alucinógenos provoca el sectarismo! Después, demostrando su grave confusión sobre quienes son hoy entre nosotros los defensores de la modernidad, Iglesias citó al PP, al PSOE y a Ciudadanos como «fuerzas que se encierran como un búnker y no quieren escuchar»: se ve que los que escuchan son, para el cráneo privilegiado de Podemos, los que preparan a conciencia un golpe de Estado contra el orden democrático vigente. ¡Vaya por Dios!

¡Pobre Podemos y satélites¡¡Pobre PI! Del cénit al ocaso en menos de dos años, el líder de Podemos se revuelve en el pantano al que su mala cabeza lo llevó sin saber que cuanto más se mueve más se hunde. Y ahí está ahora, persiguiendo a su sombra, para volver a ser el que fue un día, ignorante de los efectos devastadores de la decepción social. Admiramos a los magos porque nada sabemos de sus trucos. Pero los de Pablo Iglesias los conocen ya, para su desgracia, gran parte de quienes un día creyeron, contra toda lógica, que llevaba su chistera llena de conejos.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
1625
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.