Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Balboa escriba una noticia?

Nadal es el enemigo. París ama a Federer

26/05/2009 12:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La afición gala se decanta por apoyar incondicionalmente al suizo en su afán por interrumpir la racha victoriosa de Nadal

Rafael Nadal inició ayer el camino para la conquista de su quinto Roland Garros consecutivo, venciendo a un correoso Marcos Daniel por 7- 5 (tras ir perdiendo 1-3), 6-4 y 6-3. El brasileño exhibió más resistencia de la prevista en un principio, escudándose en un gran revés a una mano. Pero, hoy en día, Nadal exige a sus contrarios más argumentos que el gran manejo de un sólo golpe a la hora de entablar una batalla de tú a tú. Con esta victoria, y a la espera del enfrentamiento en segunda ronda contra el ruso Gabashvili, el español supera el récord de triunfos que Borg acumuló en París (28-0) e iguala el de la americana Chris Evert (29-0).

No obstante, la ciudad francesa, presentados ante el público Nadal y Federer, ha mostrado una incuestionable simpatía por este último, como, por otra parte, cabía de esperar vistos los resultados de los últimos años. El suizo se estrenó en la Chatrier, imponiéndose a Beto Martín sin más complicaciones que las que le surgieron al perder los dos primeros juegos del partido. A pesar de un debut plácido, los parisinos no cesaron en sus ánimos hacia el número dos del mundo. Los gritos de Allez Roger!, comienzan a ser norma de uso entre los fans de Federer, quienes consideran este año su gran oportunidad para interrumpir el reinado de Nadal. Se ha instalado un clima de simpatía permanente hacia el helvético, alentado quizás por la fraternización francófona que comparten jugador y espectadores y sustentado, eso es evidente, por el hecho de que aún no ha levantado la Copa de los Mosqueteros. Mientras tanto, y ajeno a esta vorágine de intimidad y complicidad, Rafa acude a la Central con el respaldo de los pocos españoles que, invariablemente, se apresuran a apoyar a los nuestros edición tras edición. Los aplausos del respetable local se limitan al reconocimiento de algún que otro golpe ganador y llamativo. Parece seguro, y no es mucho profetizar, que a la mínima oportunidad que se pueda menoscabar el juego de Nadal y ofrecer motivos de peso que puedan ocasionarle ciertos problemas en el marcador, el reacción de la grada se encaminará siempre hacia el adversario de turno que propicie esa situación. Porque, el público, por sí sólo, no logrará, nadie lo ha hecho hasta el momento, desestabilizar al manacorí. La cabeza vuelve a entrar en acción, y, en eso, nadie puede con Rafa.

Parece seguro que el público francés animará a aquel jugador que pueda ocasionar problemas a Nadal

Si, como la configuración del cuadro aparenta, Nadal y Federer se encuentran en la final de nuevo, con el harto complicado escollo a salvar que Djokovic supone para Roger, obtendremos una inmejorable coyuntura para calibrar los hasta ahora inquebrantables síntomas de sustento y protección que los franceses deparan al suizo, y que se varían reforzados ante la inminencia del éxito concluyente. Si, ante la decepción y desesperación de la concurrencia gabacha, la tan deseada final se desarrolla de la misma forma que el año anterior, esto es, con un Nadal sobresaliente e intratable, París deberá, una vez más, y en esta ocasión con el plus añadido que significaría establecer como marca cinco títulos seguidos, rendirse al número uno del mundo.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Balboa (266 noticias)
Visitas:
366
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.