Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Park Chan-Wook se presenta en Sitges con su sacerdote vampiro

02/10/2009 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El director coreano Park Chan-Wook ('Old Boy'), un viejo conocido del Festival de Cine Fantástico de Sitges, volvió a la cita para presentar 'Thirst', una cinta que rompe los estereotipos del vampirismo al tener como protagonista un sacerdote vampiro acechado por miles de dilemas morales al querer conciliar su ética con sus pulsiones chupasangre.

Las más de dos horas de película tienen una fuerte carga erótica que se aparta de las típicas películas de vampiros en las que "las chicas son vírgenes inocentes y ellos son unos cuarentones, a veces atractivos", dijo el también director de 'Soy un cyborg'.

De hecho el erotismo en 'Thirst' es todo lo contrario del de los vampiros al uso porque es ella quien lleva las riendas en las escenas eróticas y él es el débil, dudoso y arrepentido buen tipo vampirizado. "He roto todos los tópicos del vampirismo", resumió Chan-wook, porque los suyos tampoco lucen largos colmillos y no huyen de los crucifijos.

El cura en cuestión es Sang-hyun (Song Kang-ho), que viaja a África para someterse a un experimento con el que pretenden encontrar la vacuna para una infección mortal. Como los otros 500 voluntarios, el cura muere, pero una trasfusión de sangre le devuelve a la vida convertido en vampiro.

Sus nuevos y turbios instintos son difíciles de reprimir, y encuentran vía de escape con la esposa de un amigo suyo de la infancia. Ella (Kim Ok-vin) se convierte en vampiro y acepta su identidad, no como él, que trata de combinarla con su moral y crea el principio de "su tragedia" y del humor.

En 'Thirst', premio del jurado en el Festival de Cine de Cannes, el salvajismo a menudo le cede terreno al absurdo y se convierte en una cinta delirante, con situaciones surrealistas en el seno de una familia coreana, la del marido de la chica.

Ok-vin aseguró ue su personaje no es malvada por disfrutar de su nueva condición y que, de hecho, "es inocente". La actriz presenciará como el director recoge el premio Máquina del Temps del Festival catalán.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.