Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montserrat Gutiérrez escriba una noticia?

El paro desangra a España: 6.202.700 razones para que el Gobierno cambie su política económica

26/04/2013 12:10 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

La contrarreforma laboral de la ministra Fátima Báñez sigue dando sus frutos y generando miles de nuevos parados cada día que pasa. 237.400 personas perdieron su empleo en el primer trimestre de 2013, un 4 % más respecto al trimestre anterior

El Gobierno del PP no da marcha atrás en su política económica y dice que 2013 será “menos malo“, pero no da fecha de recuperación.

Sin agujeros para apretar más el cinturón

Por más que Mariano Rajoy se empeñe en evitar la solicitud de rescate a la Unión Europea y eludir nuevas condiciones de política macroeconómica, las graves cifras de paro arrasan cualquier otro dato económico.

Fuera se desconfía de España y dentro la política económica del Ejecutivo no hace olvidar el estado de nuestras cuentas o la destrucción de empleo. La crisis es percibida muy personalmente por cada ciudadano, el paro se vive en cada hogar español y, lógicamente, con los datos del paro y la magnitud de semejante drama social, las cifras macroeconómicas, las primas de riesgo, las subastas de dinero o el propio rescate quedan en un lugar muy secundario.

Las cifras de la encuesta de población Activa (EPA) revelan que tras un incremento de 237.400 personas en el paro en el primer trimestre del año, el desempleo en España alcanza a más de seis millones de personas, es decir, que la tasa de paro escala así hasta el 27, 16%, su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, los datos sólo abarcan hasta 1976. En ningún trimestre desde entonces se ha registrado una tasa de desempleo tan elevada como la actual.

El repunte del desempleo en el primer trimestre del año es inferior al aumento registrado en igual periodo de 2012 (+365.900 desempleados), pero supera al del primer trimestre de 2011 (+213.500 personas). En los primeros trimestres de 2008, 2009 y 2010, el desempleo aumentó en mayor medida de lo que lo ha hecho entre enero y marzo de este año.

En el último año, el paro se ha incrementado un 10%, con 563.200 desempleados más, mientras que se han perdido casi 800.000 ocupados, un 4, 6%. Sólo en el primer trimestre de este año se destruyeron 322.300 empleos (-1, 9%), cifra inferior a la del primer trimestre de 2012 (-374.300 ocupados) pero superior a la de los años 2011 (-256.500) y 2010 (-251.800). Marzo se cerró así con un total de 16.634.700 ocupados.

De los 322.300 empleos destruidos hasta marzo, 251.000 pertenecían al sector privado (-1, 8% respecto al trimestre anterior) y 71.400 al sector público (-2, 4%). En el primer trimestre de 2013, el número de asalariados disminuyó en 312.800 personas (-2, 2%), de los que 194.400 tenían contrato temporal (-6%) y 118.400 tenían contrato indefinido (-1, 1%).

Cifras dramáticas

Una de las cifras más pavorosas que arroja esta EPA es la de familias con todos sus miembros en paro: son 1.906.100, tras incrementarse en 177.700 -un 10, 3% más- en el último año.

De nuevo los jóvenes son el sector más perjudicado. El número de menores de 25 años en paro aumentó en 30.200 personas en el primer trimestre, lo que supone un 3, 2% más que en el anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 960.400 al finalizar el pasado mes de marzo. La tasa de paro juvenil escaló así hasta el 57, 22% al término del primer trimestre, lo que supone 2, 1 puntos más que en el trimestre anterior, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 55, 12%.

En el último año, los hogares con todos sus miembros en paro se han incrementado en 177.700, un 10, 3% más.

Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados se redujeron en 190.400 durante enero y marzo de este año, un 2, 3% respecto al trimestre anterior, hasta un total de 8.143.900 hogares. En el último año, las familias con todos sus miembros ocupados han bajado en 449.800 (-5, 2%).

Los hogares con al menos un activo se han reducido hasta marzo en 28.400 (-0, 2%) y suman 12.917.100 hogares, cifra inferior en 82.200 a la del primer trimestre de 2012 (-0, 6%), mientras los hogares en los que no hay ningún activo aumentaron en 14.000 en el primer trimestre, hasta superar los 4, 4 millones.

En comparación con el primer trimestre de 2012, los hogares en los que no hay ningún activo crecieron en 65.700 (+1, 5%).

Baja ocupación en ambos sexos

El descenso de la ocupación y el aumento del paro en el primer trimestre afectaron en mayor medida a los varones, que sumaron 130.400 desempleados más (+4, 1%), frente a un incremento del paro femenino de 107.000 desempleadas (+3, 8%). Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 26, 78% y la femenina en el 27, 61%, con un incremento intertrimestral superior al punto porcentual en ambos casos.

En cuanto a la ocupación, en el primer trimestre se destruyeron 199.500 empleos ocupados por varones (-2, 1%) y 122.800 empleos femeninos (-1, 6%).

En términos cuantitativos, la destrucción de empleo afectó más a los españoles que a los extranjeros. De hecho, dos de cada tres empleos perdidos entre enero y marzo estaban ocupados por españoles. En concreto, los extranjeros redujeron su ocupación en 103.600 personas (-4, 9%), frente a los 218.700 empleos que perdieron los trabajadores nacionales (-1, 5%).

Por su parte, el número de activos se redujo en 85.000 personas hasta marzo (-0, 37%), con lo que la población activa quedó constituida por 22.837.400 personas y la tasa de actividad bajó levemente respecto al trimestre anterior, hasta situarse en el 59, 68%. En el último año, el volumen de activos se ha reducido en 235.300 personas, un 1%.

En el último año, los hogares con todos sus miembros en paro se han incrementado en 177.700, un 10, 3% más

Desagregando los datos de desempleo por nacionalidades, el paro de los españoles aumentó hasta marzo en 156.800 personas (+3, 3%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo subieron en 80.500 personas (+6, 6%). De esta forma, dos de cada tres personas que se quedaron en desempleo en el primer trimestre eran españoles, situándose su tasa de paro en el 25, 11%, casi nueve décimas por encima de la del trimestre precedente, mientras que la de los extranjeros escaló 2, 7 puntos, hasta el 39, 21%.

Por sectores, el desempleo aumentó en el primer trimestre en cuatro de ellos, principalmente entre los parados de larga duración (más de un año en el desempleo), con 111.200 parados más (+4%), seguido de los servicios, con 86.500 parados más (+5%); la agricultura, que sumó 29.100 parados (+10, 9%), y la agricultura, con 22.800 parados más (+7, 7%). Por contra, el desempleo descendió en construcción (-11.000 parados, -2, 8%) y en el colectivo de los que buscan su primer empleo (-1.200 desempleados, -0, 25%).

En el último año, los sectores donde más se ha incrementado el desempleo en términos cuantitativos son el colectivo de parados de larga duración, con 515.700 parados más (+21, 6%), y los servicios, con 73.800 nuevos desempleados (+4, 2%).

Desempleo en todos los sectores

La destrucción de empleo en el primer trimestre afectó a todos los sectores, con los servicios a la cabeza, donde se perdieron 170.500 ocupados hasta marzo (-1, 3%). La industria, por su parte, destruyó 66.800 puestos de trabajo (-2, 8%), mientras que la agricultura perdió 60.900 ocupaciones (-7, 7%) y la construcción vio desaparecer 24.200 empleos (-2, 2%).

En el primer trimestre, el número de asalariados disminuyó en 312.800 personas (-2, 2%), de los que 194.400 tenían contrato temporal (-6%) y 118.400 tenían contrato indefinido (-1, 1%), situándose la tasa de temporalidad en el 22, 1%, cifra nueve décimas por debajo de la del trimestre anterior.

Todo el empleo destruido en el primer trimestre fue a tiempo completo (-385.300), un 2, 7% menos, frente al aumento de 63.000 empleos a tiempo parcial (+2, 4%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia bajaron en el primer trimestre en 9.900 personas (-0, 3%), lo que situó el número total de empleados por cuenta propia en 3.012.100 personas.

El paro aumentó en el primer trimestre en todas las comunidades autónomas, a excepción de La Rioja, que lo redujo en 100 personas. El mayor incremento correspondió a Andalucía, con 31.100 parados más, seguida de Comunidad Valenciana (27.400 parados más) y Baleares (24.900 desempleados más).

En cuanto a la ocupación, ésta cayó en el primer trimestre en todas las comunidades autónomas. Las regiones donde más puestos de trabajo se destruyeron entre enero y marzo fueron Andalucía (-57.100), Cataluña (-35.700) y Aragón (-35.200).

Cambio de rumbo ya

Los analistas de agencias de calificación y, por supuesto, los propios ciudadanos españoles consideran que se ha demostrado que la reforma laboral y la política económica del Ejecutivo de Mariano Rajoy es "nefasta" porque "provoca más despidos y menos derechos para los trabajadores".

Que la austeridad a ultranza es una mala medicina y que no ha conseguido sino agravar los problemas en España, lo ha dicho hasta el propio Fondo Monetario Internacional (FMI), por tanto, ¿a qué espera el Gobierno para cambiar el rumbo e impulsar el crecimiento económico y salir de la crisis de una vez por todas?

Hay seis millones de razones para exigir un cambio de rumbo, este camino ya se ha demostrado (y a qé precio) que está equivocado y aboca a España a quedar como un solar, acabando de paso con la paciencia de los españoles.


Sobre esta noticia

Autor:
Montserrat Gutiérrez (343 noticias)
Visitas:
401
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Bucan (26/04/2013)

Entraron cinco millones de trabajadores de forma descontrolada cuando se construían medio millón de viviendas al año en base a endeudamiento. Llegó a ser el 17% del PIB el sector inmobiliario con dos millones de empleos directos y uno indirecto.
Estallada la burbuja, con las Cajas arrasadas, no hay actividad alguna que pueda absorber esa mano de obra. España vuelve a los niveles anteriores a la burbuja inmobiliaria, más o menos a 1998.

0
+ -
Responder

Sotillo (29/04/2013)

Demasiados politicos, no se necesitan porque no hay austeridad en este tema? demasiados amiguitos colocados a dedo por nuestros politicos, honestidad es lo que yo le pido a un gobernante, y que de la cara no que esconda y presuma de su mayoría absoluta y espere a terminar la legislatura sin pena ni gloria