Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mary Carmen Frías escriba una noticia?

Pasar de bien a mal en un suspiro

20/11/2009 20:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Herir a otra persona por el simple hecho de tener ganas muchas veces se convierte en una costumbre personal difícil de erradicar y puede destruir hasta la razón del otro

Somos animales sociales por naturaleza y eso hace que tengamos la necesidad de relacionarnos con los de la misma especie, a pesar de saber que podemos encontrarnos con alguien capaz de desarmarnos hasta tal punto que haga temblar los cimientos de nuestas vidas. Sabemos que hemos de huir cuando nos encontramos con esas personas, pero, como "encantadores de serpientes", nos atrapan con la música y nos es difícil salir del área de influencia. Quienes son fuertes pueden levantarse del suelo y sacudirse el polvo y comenzar de nuevo, pero el mundo está lleno de quienes no logran alzar el vuelo y viven casi sin vivir. Hay muchos en nuestro entorno que son muertos andantes. Podemos pararnos a mirar y seguro que encontramos algún indigente en la calle que, si tienes tiempo, ganas y paciencia, te contará la historia de su vida. Y verás que, hasta cierto punto de ésta, era calcadita a la tuya. Seguro. Y que apareció alguien que hizo que todo se volviera del revés, arrasándolo todo a su paso como un tsunami. Generalmente son seres egoístas, egocéntricos, que le manejan a uno como una marioneta hasta sacarle todo lo que pudieron (depende de lo que esos vampiros busquen, porque las prioridades son diferentes para cada uno de ellos). Generalmente se ceban con las buenas personas, las más débiles. Puede ser una pareja, un jefe, un compañero con el que te animas a montar un negocio... Podemos crear tantos puzzles como queramos. Hasta que llegan a trastocar nuestras vidas todo era normal. Puede que monótono, pero tranquilo... Puede que aburrido, pero seguro....

Una vida lineal se puede convertir en un remolino caótico en cuestión de segundos. Y no sabremos cómo ha sido, como dijera Antonio Machado sobre la primavera. No es lo mismo perder algo por nuestra mala cabeza, por nuestra audacia, por nuestra iniciativa... que perderlo a causa de otras personas en las que depositamos toda nuestra confianza. Esas que han sido elegidas para conocernos mejor que las demás, ante las que quitamos todas nuestras barreras y nos mostramos tal y como somos, dejando indefensos nuestros defectos y debilidades. Un blanco perfecto.

Deberían educarnos para saber enfrentarnos a los otros, a quienes tienen la capacidad de hacernos daño, de hundirnos. Deberían encontrarse remedios contra ese dolor, Sabemos que hay gente buena por el mundo, y mucha, y también que hay personas malas (mejor dicho, perjudiciales para nosotros, y tal vez no para otros) pero, debido a nuestra naturaleza, necesitamos exponernos a ese peligro, aunque entrañe el riesgo de que lo perdamos todo, hasta la razón, muchos hasta la vida, que es lo más valioso que poseemos. Tendría que haber un manual en el que se nos enseñase a huír antes de que sea demasiado tarde.


Sobre esta noticia

Autor:
Mary Carmen Frías (11 noticias)
Visitas:
1817
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.