Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

Patriotas de bandera pero no de bolsillo

20/12/2017 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. donar aquí.

Cansado de que le pregunten por qué no saca la bandera española en la celebración de sus victorias, el piloto de motos Marc Márquez respondió hace unos días en una entrevista con la agencia EFE que le daba "rabia, porque yo soy el primero que tributa aquí, que está viviendo en España, y al que saca la bandera pero no tributa aquí no se le critica". La contestación era un claro dardo hacia compañeros de profesión, como Jorge Lorenzo o Dani Pedrosa, que sí exhiben la enseña nacional cuando ganan pero que tienen fijada su residencia en otros países donde pagan menos impuestos. Una costumbre que se ha hecho habitual entre varios de los mejores deportistas y que genera un importante rechazo en parte de la sociedad, que considera esta práctica insolidaria e injusta.

Pese al dardo lanzado contra algunos compañeros, el propio Márquez emitió su particular queja contra la fiscalidad española, donde hay Comunidades Autónomas, como Navarra o País Vasco, en las que se retiene actualmente el 52% y el 49% de las ganancias, respectivamente. "Los deportistas tenemos que pagar, estoy de acuerdo, pero no sabes qué va a pasar con tu carrera. ¿Por qué tantos deportistas están fuera? Si hicieran pagar algo razonable todos estarían aquí. ¿Qué es razonable? No lo sé, un 8%, un 10%, un 30%... Pero no un 56%", en referencia a la retención del IRPF que tuvo Catalunya durante unos años (actualmente es del 48%) y que llegó a ser, junto a Suecia, la más alta del mundo. "El deportista español que no tributa fuera es un burro", afirmó hace unos meses el excampeón mundial de motos Alex Crivillé.

Márquez, con un salario anual de 12 millones de euros, tiene que pagar a Hacienda prácticamente la mitad, casi seis millones. Si su residencia fiscal estuviera en Andorra, el impuesto sería de 30.000 euros anuales hasta este próximo 2018, cuando entre en vigor el nuevo IRPF andorrano, cuyo tipo máximo de retención es apenas del 10%. La legislación andorrana permite otorgar la residencia fiscal a 50 personas al año cuando sean consideradas de "alto interés cultural, científico o deportivo", aunque no tengan contrato de trabajo ni hayan vivido nunca allí. A cambio exige que se resida en el país la mitad del año, es decir, 183 días.

En Andorra establecieron su residencia, por ejemplo, los hermanos motociclistas Alex y Pol Espargaró, el piloto de raids Joan Barreda, el ciclista Purito Rodríguez o, hace años, la ex tenista Arancha Sánchez Vicario. Otro destino habitual es Suiza, que acogió en su día a Carlos Moyá, Pedro Martínez de la Rosa, Sete Gibernau o, más recientemente, a Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa, Alberto Contador y Garbiñe Muguruza. Fernando Alonso también residió en el país helvético de forma oficial entre 2006 y 2011. El propio Rafa Nadal tuvo durante varios años su domicilio fiscal en el País Vasco, donde la tributación de Sociedades es menor, pero Hacienda le obligó a cambiarlo a su residencia habitual, en Mallorca. El tenista llegó a un acuerdo con el fisco para regularizar sus pagos.

Estas prácticas las protagonizan deportistas de disciplinas que les llevan a estar viajando por todo el mundo a lo largo del año, como pueden ser los de las modalidades del motor, los tenistas o los ciclistas. Ellos pueden cumplir fácilmente con la condición de vivir 183 días fuera de nuestro país. De ahí que en este ámbito no aparezcan, por ejemplo, futbolistas o baloncestistas, que se ven obligados a estar en España durante la temporada deportiva. Hay algunos, como los que militan en la NBA, que viven en Estados Unidos por su trabajo y pagan allí sus impuestos.

Nada impide estas prácticas siempre que se hagan de forma legal. Otra cosa es la cuestión ética. Son muchos los que piensan que si estos profesionales no contribuyen con sus impuestos en España, tampoco deberían representar a nuestro país en eventos importantes donde su participación esté costeada con el dinero público.

Más sobre

Hace ya diez años que la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado pidió que aquellos deportistas que tuvieran su residencia en paraísos fiscales no representaran a España en ninguna competición

Hace ya diez años que la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado pidió que aquellos deportistas que tuvieran su residencia en paraísos fiscales no representaran a España en ninguna competición, y propuso que cuando se hablara de ellos en los medios de comunicación públicos se hiciera referencia a donde viven. Definió el comportamiento de estos deportistas como "inadmisible, vergonzoso e insolidario", y reclamó que se elaborara un censo permanente de todos ellos "que se tardaría un día en realizar". Sin embargo, el entonces presidente de los Inspectores, José María Peláez, ya avisó que el "Gobierno (encabezado en aquel momento por José Luis Rodríguez Zapatero) considera muy negativo que se conozca esta situación" y finalmente no se tomó ninguna decisión.

Incluso el diputado y portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Joan Herrera, llegó a presentar en el Congreso en 2009 una Proposición no de Ley para que los deportistas con residencia en paraísos fiscales u otros territorios acogidos a un régimen fiscal privilegiado no pudieran competir por España. Herrera, que calificó de "falso patriotismo" que se aceptara competir a unos deportistas que no cumplen con sus obligaciones con Hacienda, pretendía acabar "con la clara incongruencia de que aquellos que no pagan las retribuciones correspondientes, luego si compitan apoyados en el dinero que pagan todos los españoles con sus impuestos". Sin embargo, la proposición fue rechazada con 34 votos en contra, tres abstenciones y un solo voto a favor.

Es perfectamente lícito que Garbiñe Muguruza se haya mudado a Suiza y tribute allí, siempre y cuando, como hemos reseñado, cumpla con las condiciones exigidas. Pero además del hecho de que sea más o menos ético que se beneficie del dinero público para representar a España en torneos oficiales, llamó la atención que tomara esa decisión después de que, gracias a la mediación de un secretario de estado para el Deporte del Gobierno español, el anterior presidente del CSD, Miguel Cardenal, que buscaba animarla a elegir nuestro país en lugar de su natal Venezuela para competir a nivel internacional, lograra el patrocinio de una empresa española como BBVA que le ha reportado a la tenista una buena cantidad económica.

¿Debe ser suficiente tener la nacionalidad española para representar al país aunque su residencia fiscal esté en otro país? ¿Deberían tener los deportistas de élite un régimen impositivo especial ateniéndose al menor tiempo de actividad de su profesión? ¿Compensa que estos deportistas ayuden a lograr éxitos deportivos para España aun a costa de que no tributen aquí? A todos nos alegra cuando obtienen un triunfo en alguna competición importante y se envuelven en la bandera. Pero a muchos les gustaría que su patriotismo se reflejara también a la hora de cumplir con Hacienda.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2156 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1684
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.