Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Impulso escriba una noticia?

Pensiones: Antes era "por la gracia de Dios" y ahora, por la de "san Consenso"

29/01/2011 12:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageViñeta capturada enJ·R·Mora(pulsar

sobre la ilustración para ampliarla)La reforma de las pensiones que exigían el Banco de España (patronal bancaria disfrazada de institución pública), lostiburonesde las bolsas, los fondos de inversiones, las multinacionales, la banca, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) --entre otros-- ha salido adelante.Si usted está interesado en las interpretaciones de orden o macroeconómicas, estepostle defraudará.Considero absurdo añadir más sustantivos, verbos y calificativos a la larguísima lista de palabras y de palabros que esta semana disimulan y en algunos casos incluso adornan la desvergüenza ideológica del PSOE, el posibilismo estéril de los sindicatos y la aberrante actitud del PP --este partido, puesto a no saber ni siquiera sabe defender los intereses del empresariado y del capital y se dedica a debilitar al Estado; es más, hay ocasiones en que sus dirigentes dicen barbaridades económicas similares a las que difundían losnihilistasde la Europa de los años treinta del siglo pasado.De la reforma de las pensiones recién pactada ya hay multitud de analistas más o menos sesudos que cuentan lo que muchas veces sólo ellos ven... Personalmente, sólo me atrevo a reseñar que el camino recorrido por el Gobierno, PSOE, PP, CiU, PNV, etcétera y los sindicatos refleja cual espejo dos taras socio-políticas que arrastra España desde que se inició la sacralizada einconclusatransición a la democracia:1. Estar no equivale a ser... Las dos grandes formaciones políticas surgidas de la transición --los conservadores del PP y los socialdemócratas del PSOE-- siguen incumpliendo el papel que les corresponde y poco o nada se parecen a sus homólogos de los países del Occidente europeo.El PP, todavía condicionado por los herederos del franquismo, ha sido incapaz de corregir sus querencias ultraderechistas (autárquicas en lo económico y retrógradas en lo ético y cultural), ypara nada es equiparable a los socialcristianos o democristianosalemanes, austriacos, belgas, daneses, escandinavos, franceses, holandeses... Y de la democracia cristiana italiana el PP sólo ha imitado su enfermizo apego a la hipocresía que viste sotana.Por su parte, el PSOE está empeñado en cubrir las funciones que corresponden a la derecha y al centro-derecha:hacer soportables los abusos y las disfunciones derivadas del irracional apalancamiento de capitales; y2. La sociedad civil es un tigre de papel...; Los cuadros de los sindicatos siguen convencidos --¡conozco los motivos pero ignoro las razones!-- de que debenasumir responsabilidades ajenas, como si el Caudillo acabara de fallecer... Y ahí siguen, jugando una función que va más allá --o más acá-- de la que les corresponde y, resumiendo, actúan de forma tanasindicalque en ocasiones --como con motivo de la reforma de las pensiones-- sus dirigentes alardean explícita o implícitamente de haber dado una lección de responsabilidad a la derecha, a la banca, a los especuladores... ¡Incomprensible y patético!Otro altar asan ConsensoEn gran medida, los actores políticos y sindicales intepretan papeles que no les corresponden debido en gran medida a que en el escenario español sigue vigente una enfermiza inclinación predemocrática:Todo se debe hacer por consenso.¿Por qué?Esa obligación religiosa conforme la cual todas las decisiones socio-políticas de medio y largo alcance se deben tomar por consenso esuna imposición de la inacabada transición a la democracia.¿Será porque en las cúpulas partidarias siguen siendo muchos los políticos que consideran que la ausencia de consenso legitima al contrincante a romper la baraja? Ya ve usted, la transición no ha terminado.Es comprensible y legítimo que el sistema y sus representantes aspiren a imponer sus criterios económicos y presupuestarios, pero nada justifica --no ya que el PSOE ejerza de centro-derecha-- que los sindicatos contribuyan a disfrazar de racional lo que carece de toda ciencia económica, ¿o acaso han dado por buenaslas interpretaciones falaces que esgrimen el FMI o el Banco de España desde hace casi medio siglo para justificar el recorte de los gastos sociales y el trasvase constante de dinero público a manos privadas?En resumen, el pacto por la reforma de las pensiones recién selladoes lógico en un país en el que casi nadie se atreve a ser quien dice ser, y es más lógico todavía si se tiene en cuenta quela sociedad civil sigue anclada en el franquismo:Pasión en las charlas de taberna y cobardíagenéticaante el poder... Además de reverenciar el dinero --¡aunque sea negro!CON ANTERIORIDAD, "La trampa perfecta: Debatir sobre la¿necesaria?reforma laboral","Una prejubilación y dos despidos quedan la razóna la CEOE","¿Quién apoya prolongar la vida laboral?: La banca, la patronal y el PP, que evita decirlo".


Sobre esta noticia

Autor:
Impulso (646 noticias)
Fuente:
im-pulso.blogspot.com
Visitas:
520
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.