Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-deportes escriba una noticia?

(Perfil) Raúl, el sobresaliente jugador de notable

25/07/2010 20:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Raúl González Blanco, el jugador más sobresaliente del Real Madrid en los últimos 15 años, el capitán y líder del vestuario desde el comienzo del milenio deja la disciplina de la entidad, dando un giro a su carrera, que no terminará en el club blanco.

Notable en todo --desde el número '7' de su ya mítica camiseta, heredada de otra leyenda como Emilio Butragueño y que ahora podría ser para Cristiano Ronaldo-- y sobresaliente en mucho, el éxito de su carrera marca el del Real Madrid en las dos últimas décadas.

Querido y admirado por la parroquia madridista desde su debut en 1994 en La Romareda, mismo lugar en el que completó su carrera en el Real Madrid el pasado 24 de abril, constancia, compromiso, pundonor, garra, pasión o ambición son algunos de los calificativos que le definen.

Con un carácter de matrícula y una dedicación sobresaliente, el de la Colonia Marconi del barrio de San Cristóbal de los Ángeles (27 de junio de 1977) es notable en todas las facetas del juego, pero su generosidad, adaptándose siempre a la necesidades del equipo, le ha impedido despuntar en alguna en concreto, lo que para muchos ha lastrado su carrera, impidiéndole alcanzar mayores reconocimientos personales.

Sin embargo, el 'Ferrari', como le denominó Fernando Hierro (al que sucedió en la capitanía), se marcha del Real Madrid con registros que difícilmente serán superables, siendo el jugador que más veces ha vestido la camiseta blanca y el que más goles ha anotado, y tras superar en los últimos años a otro mítico como Alfredo Di Stéfano.

El adiós de Raúl, unido al de Guti, supone el cierre definitivo de una era en el Real Madrid, la que consiguió devolver la Copa de Europa a las vitrinas en 1998 y la sucesora de la 'Quinta del Buitre', dejando a Casillas como el último canterano exitoso en la actual plantilla y el único que sabe lo que es ganar el máximo torneo continental que se resiste desde 2002.

Seis Ligas (1995, 1997, 2001, 2003, 2007 y 2008), cuatro Supercopas de España (1997, 2001, 2003 y 2008), tres Copas de Europa (1998, 2000 y 2002), una Supercopa de Europa (2002) y dos Copas Intercontinentales (1998 y 2002) son los títulos que su carrera como madridista, que comenzó en las categorías inferiores del Atlético.

La desaparición de las categorías inferiores del club rojiblanco propició su llegada al Real Madrid en 1992, donde se fue saltando a pasos agigantados las diferentes categorías hasta que llegó su debut de la mano de su mentor, Jorge Valdano.

DEBUT CON 17 AÑOS EN LA ROMAREDA.

Con 17 años, el entonces técnico blanco decidió apostar por él para un viaje a Zaragoza (que hizo plácidamente dormido) con el que comenzó su epopeya y con el que terminó hace unos pocos meses, marcando, lesionado, un gol que va a suponer el broche de oro.

Un tanto que se le resistió en su estreno (29 de octubre de 1994), en el que sólo necesitó unos minutos para demostrar la calidad que atesoraba y que pudo materializar apenas seis días después en el derbi ante su ex equipo, un tanto inolvidable, como muchos otros que jalonan su carrera.

Pese a su buen debut, aún tuvo que disputar varios partidos más con el C y alternando su presencia, pero conquistando el título liguero en 1995, habiendo disputado un total de 30 partidos (dos de Copa) y debutando en la Liga de Campeones 13 de septiembre de 1995 (en la derrota 1-0 contra el Ajax).

Más de 15 años de carrera en la que ha sido protagonista en todos los éxitos sumando su segunda liga en 1997 y, un año después tras pasar una de sus peores temporadas a nivel deportivo y personal, el que siempre ha considerado el gran logro de su carrera, la Copa de Europa, la ansiada 'Séptima' que tardó 32 años en llegar a las vitrinas de Chamartín.

Además, apenas unos meses después, protagonizó en la Copa Intercontinental ante el Vasco de Gama (2-1) el famoso gol del 'aguanís', una de sus 'patentes' junto a la 'cuchara', otro de sus habituales recursos, como la del duelo en la que 'mandó callar' al Camp Nou.

A partir de ahí protagonizó sus mejores campañas con una media de casi 30 goles por temporada, y consiguiendo ser 'pichichi' en la 1998-1999 y 2000-2001, además de la 'Octava', la 'Novena' y las Ligas de 2001 y 2003 y siendo gran candidato al 'Balón de Oro' que en 2001 le 'arrebató' Michael Owen con su pleno de títulos con el Liverpool.

EL TÍTULO LIGUERO DE 2003 DA INICIO AL BAJÓN.

Precisamente la Liga de 2003 fue un punto de inflexión en su carrera, la polémica celebración del título, que fue uno de los desencadenantes de la marcha de Vicente Del Bosque y Fernando Hierro, unida a la de Fernando Morientes, su amigo y compañero, iniciaron una de sus peores etapas incluida una lesión en 2005.

Sin embargo, protagonizó su resurgir, siendo parte fundamental en los títulos de 2007 y 2008, aunque eso no le sirvió para recuperar la confianza del seleccionador nacional, Luis Aragonés, que dejó de contar con él tras el Mundial de 2006 y después del mal comienzo de la fase de clasificación para la Eurocopa.

Y es que conseguir títulos con la selección ha sido su sueño no cumplido, ya que su 'retirada' en septiembre de 2006 le impidió formar parte de la época dorada en la que se ha conquistado la Eurocopa y el Mundial, que cierra esta año 2010 el más discreto de su carrera, en el que ha tenido un papel secundario previo a su adiós.

El madrileño debutó con el equipo nacional el 10 de octubre de 1996 en Praga (0-0) y jugó los Mundiales de 1998, de 2002 y 2006, las Eurocopas de 2002 y 2004, pero nunca llegó a disputar una semifinales, pese a que se mantiene como el máximo goleador (con 44 dianas) y tercer futbolista con más partidos (102).

En 1998, el grupo no pasó de la primera fase, mientras que en 2002, Corea del Sur fue el verdugo en los penaltis en cuartos, algo que se repitió en Alemania, esta vez ante Francia, pero en octavos en la antesala de su despedida. Antes, el peor momento, sin duda, fue también ante los galos, cuando, en 2000, falló un penalti que habría sido decisivo para estar en semifinales, mientras que en 2004, la Euro de Portugal tuvo un recuerdo infausto con la eliminación en la primera ronda.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-deportes (121424 noticias)
Visitas:
219
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.