×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Antonio Rodríguez JiménezMiembro desde: 21/03/11

Antonio Rodríguez Jiménez
146
Posición en el Ranking
3
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    840.034
  • Publicadas
    136
  • Puntos
    53
Veces compartidas
205
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 14º
Recientes
Visitas a noticias
17/10/2019

Considerada una de las mejores patrullas acrobáticas del mundo la Patrulla Águila busca formulas de futuro cuando está previsto que su montura el C-101 sea retirado en los próximos años al llegar al límite de su vida operativa

Considerada como el embajador aéreo de España la Patrulla Águila se encuentra en una encrucijada que resolver de manera urgente, su montura aérea el reactor de prácticas el C-101 esta ya al límite de su vida operativa pues ya se han cumplido los 40 años de su entrada en servicio por lo que se prevé que sea retirado de servicio a partir de 2021, siendo remplazado por turbohélices en su principal función, la formación de pilotos. 

En este aspecto son dos los candidatos que más suenan para esta tarea el estadounidense Texan II T-6 o el suizo Pilatus Sc-7, aunque todavía no se ha tomado una decisión de compra y más con la volatilidad política que sufre España desde hace varios años y la dificultad de configurar gobiernos estables, de hecho la nación lleva con un gobierno en funciones ya cerca de un año, con facultades de tomar decisiones vinculantes a futuro que conllevan importantes desembolsos económicos e inversiones.

Ahora bien todos los analistas están de acuerdo en que para la enseñanza básica de vuelo ya no es preciso el concurso de un reactor y esto es porque las prestaciones actuales de un turbohélice de última generación igualan e incluso superan a las prestaciones de un reactor de enseñanza y como ejemplo otras naciones de peso como la Gran Bretaña  basan la enseñanza básica de sus pilotos en turbohélices prescindiendo de reactores.

De este modo a partir que los C-101 sean retirados la enseñanza de vuelo básico se realizará aún en plataformas como el actualmente en uso  T-35 "Pillán" para pasar después al vuelo avanzado en el futuro turbohélice.

Otra cuestión es del plantel de futuros pilotos los que van a serlo de reactores en tareas de caza y ataque, entonces si es preciso un entrenamiento exclusivo en reactor pues será esta su herramienta de trabajo. pero esa enseñanza ya no se realiza en la Academia General del Aire, AGA, sino en la Escuela de Caza y Ataque sita en la base de Talavera la Real que actualmente emplea los veteranos F-5 antes de pasar a la especialización en F-18, que se realiza en la Base de Zaragoza, o en Eurofighter a cumplimentar en Morón.

Aunque hay que notar que a mediados de la siguiente década también habrá que abordar la sustitución de los T-35 y de los reactores F-5 por la mera razón de sus antigüedad y fin de su vida operativa con lo que el problema de la enseñanza aérea no concluye con la sustitución del C-101.

Mantener el nivel de la patrulla

Con todo el problema de sustituciones la permanencia de la Patrulla Águila está certificada pero el cambio de un reactor a un turbo hélice no se considera adecuado para una patrulla acrobática por la sencilla razón que las exhibiciones aéreas pierden mucha espectacularidad, es un hecho certificado que en cualquier festival aéreo son las patrullas acrobáticas de reactores las más espectaculares, tanto por el ruido de los mismos como por su potencia en el aire, y su aparición eclipsa a las patrullas de hélice por muy brillante que sean sus exhibiciones. Simplemente un reactor es más espectacular que un avión de hélice.

Por tanto es imperativo seguir contando con un reactor y además contando que uno de los papeles de la Patrulla Águila es promover la industria aeronáutica nacional, misión que se cumple utilizando el C-101 y que no se cumpliría empleando un reactor adquirido en el exterior que seria la solución mas sencilla pero también la más simplona.

Por ello desde la misma AGA se ha aportado ya una solución interesante.

Conservar el C-101 en la patrulla

Esta solución pasaría por conservar un grupo exclusivo de C-101 para la Patrulla Águila, de ocho a diez aviones, mientras el resto de la flota, unos 50 aparatos, se dan de baja, esa flotilla preservada seria sometida a un retrofit que alargaría su vida operativa  hasta finales de la década de los veinte y en ellos se volcarían las reservas de repuestos y piezas disponibles por lo que su operatividad se mantendría incólume al disponerse de gran cantidad de repuestos para una flota pequeña.

La espectacularidad de los vuelos acrobáticos se multiplica cuando se emplea en ellos un reactor en vez de un avión de hélice

De este modo este flotilla seria empleada en exclusiva por la patrulla mientras la enseñanza recae en otros aviones, los C-101 preservados se emplearían en ensayos de las exhibiciones y en estas en si sin relación con la enseñanza de vuelo.

Es evidentemente una solución de transición por unos años, pero daría un margen aceptable para que España se dote de un nuevo reactor de enseñanza ya sea el K-50 surcoreano o el Aermacchi 346 italiano, las alternativas que más suenan, e incluso dotarse  del proyecto que tiene Airbus de crear un reactor de enseñanza para la próxima década, proyecto en el que participa España como socio de la firma y que de realizarse mantendría a la Patrulla Águila en uno de sus papeles de promotor de la industria aeronáutica nacional.

Actividad reciente. Desfile 12 de octubre

Hay que reconocer que la Patrulla atraviesa todavía un periodo de duelo debido a las recientes tragedias que han afectado al AGA incluyendo la perdida de tres de  sus miembros en un periodo de tiempo muy reciente, duelo del que solo se saldrá con el tiempo y manteniendo la actividad cotidiana y entre esta la más reciente fue la participación  en el tradicional desfile que se celebra el 12 de octubre en Madrid con motivo de la Fiesta Nacional de España. 

En esta  edición la patrulla intervino tres veces, la primera para en la pasada de honor a los caídos por España, a notar que en este homenaje el himno "La muerte no es el final" fue interpretado por la soprano Ainhoa Arteta.

La siguiente ocasión cerrando el desfile aéreo, que en esta ocasión si pudo celebrarse por la benignidad del clima y contó con aeronaves civiles de Policía Nacional, Salvamento Marítimo y Agencia Tributaria además de las aeronaves de las FAS.

Y cerrando definitivamente los actos de la parada al concluir esta con una pasada poniendo los colores de la bandera de España.

Hay que referirse que en esta edición del desfile de la Fiesta Nacional se dio el desgraciado percance de el paracaidista Fernando Pozo que se estrelló contra una farola cuando descendía desde el aire con la bandera de España que se izaría en el mástil principal presidiendo los actos, y quedando colgado de la farola unos minutos hasta que fue rescatado.

Un triste percance pero que solo es atribuible a la mala suerte y a que el paracaidismo de precisión no es una ciencia exacta sino una disciplina donde se dan múltiples variables que pueden estropear el resultado desde la velocidad del viento, una racha de aire, un error en un giro, etc. Variables que se olvidan cuando el descenso es correcto y para el espectador corriente aparenta muy fácil lo que es una disciplina muy complicada. 

Por lo que desde estas lineas el máximo apoyo al cabo 1º Pozo del que deseamos disfrutar de sus saltos en público en más ocasiones y nuestro desprecios para todos aquellos advenedizos que se han burlado de él especialmente en las redes sociales.

Nos referiremos también en que el leit motiv del desfile de este año han sido los treinta años de misiones internacionales contándose con la presencia en el desfile de destacamentos de Líbano, Mauritania, Senegal y Mali y que los equipos de emergencia, civiles y militares, han tenido una especial significación en la parada por su participación en la resolución de catástrofes públicas como los incendios de este verano en Gran Canaria y las inundaciones por la "gota fría" en el Levante.

Es probable que una flotilla de C-101 alargue su vida operativa unos años para mantener a la patrulla en funcionamiento

Para las próximas ediciones de este día es de imaginar que la Patrulla Águila siga empleando el C-101 aunque como enseñanza se empleé otro tipo de avión.

Más antiguas de Antonio Rodríguez Jiménez

Patrullas aéreas de combate

La misión de los cazas F-18 españoñoles en la crisis Libia es la realización de patrullas aéreas de combate, es un concepto que tiene ya su edad 25/03/2011

Las frustraciones de lucha antipirática

La Operación Atalanta contra la pirateria adolece de grandes lagunas legales que anulan la eficacia de las marinas en la lucha contra los filibusteros 04/04/2011

Primer mes de España en la Crisis Libia

Con la misión en Libia de las FAS españolas en Libia prorrogadas por dos meses se puede hacer ya un balance de la misma 23/04/2011

Estado de la flota submarina española

El relevo del submarino "Tramontana" por el "Mistral" en la crisis libia ha despertado una serie de críticas demagogicas e inexactas, a veces desde instituciones, sobre la capacidad submarina española 17/05/2011

Desactivando minas bajo el agua

Desapercibida por su equivalencia terrestre, la desactivación de minas en el mar es tán peligrosa, dificil y vital como las desactivaciones que se realizan en tierra 22/05/2011

Mostrando: 1-5 de 135