×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    43.608
  • Publicadas
    22
  • Puntos
    0
Veces compartidas
85
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
08/11/2012

Que lean la historia. Entonces su corazón les hablara y su razón los guiará. ¡Al menos eso espero!

Cuando algunos sectores españoles consideren que la historia es historia y que hay un nuevo futuro común por construir, entonces la relación entre Marruecos y España conocerá una etapa sosegada y prometedora para nosotros mismos y para nuestros hijos.

Considero que los que se dicen pro-polisarios son en realidad profundamente anti-marroquiés y nada tienen que ver con la causa que pretenden defen der. El Pueblo español sabe de sobra que las primeras víctimas mortales y de piratería del polisario fueron españolas y que un chantaje maligno y descarado se sigue ejerciendo sobre su sociedad, sus políticos y sus instituciones, a pesar de los crímenes cometidos, sobradamente conocidos.

A mi juicio, esta gente forma parte de los vestigios de un pasado medieval, revanchista, ignorante y retrograda que no llega a conciliar su pasado con su presente y que no es capaz de vislumbrar el interés de su futuro; aunque a veces aparezcan de izquierdas sin serlo, otras veces de derechas sin serlo y muchas veces de la nada, siéndolo, en el marco de plataformas oportunistas y conocedoras de los procedimientos de financiación pública española y europea de las que se lucran.

Después de tantos años de interés por el país vecino, al que tengo el mayor respeto y cariño, digo con toda responsabilidad que pertenece al Estado, a los partidos políticos y a la sociedad civil en España, poner freno a estas reliquias del pasado y actuar de manera franca, urgente y educativa, frente a estos perturbadores enfermizos, herederos de tiempos remotos e ideológicamente contemporáneos aunque obsoletos, en el sentido de un futuro común, cierto, cercano y certero con su vecindad.

Que lean al difunto Embajador Alfonso de la Serna, que lean al distinguido Embajador Máximo Cajal, que lean a tantos otros civiles y militares, que lean el libro blanco del difunto y excelentísimo Manuel Fraga (todos esos libros que desaparecen por encanto de las librerías) y que lean, en fin de cuentas, la historia. Entonces su corazón les hablara y su razón los guiará. ¡Al menos eso espero!

Se puede comprender, supongo, que en la otra orilla podamos estar legítimamente hasta la coronilla de esta minoría marginal que gusta vagar por cantizales temerarios y que, por otra parte, la paciencia debe tener sus límites razonables.

España necesitará de Marruecos en sus andanzas y Marruecos sabrá estar a la altura de una relación de vecindad sincera y solidaria.

Abdeslam Baraka

Ex. Embajador de Marruecos en España Rabat el 8 de Octubre 2012

Más recientes de Baraka

Participación de los residentes extranjeros en las elecciones locales

¡A los que gustan dar lecciones de democracia, de convivencia y de armonía social que tomen ejemplo de un país del sur! 08/05/2012

La coherencia constitucional en la relación hispano-marroquí es primordial

Cuando las democracias dialogan, lo hacen en base a su legitimidad electoral y en nombre de sus Pueblos, sin hablar de sus filas partidistas 09/02/2012

El fracaso del modelo dominante

No es utópico pensar que la razón y la voluntad de los pueblos, puedan forzar el giro decisivo que necesita la humanidad para retomar las riendas de su destino. No hay razón para que no encuentre su equilibrio en nuevas sendas en armonía con su condición y con la tierra que la acoge y que la nutre 10/08/2011

Mostrando: 1-5 de 22