×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Bet AsaverMiembro desde: 30/12/10

Bet Asaver

http://www.katbyan.com

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    88.858
  • Publicadas
    50
  • Puntos
    0
Veces compartidas
17
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
24/10/2011

La intencionada mezcla de conceptos que subyace bajo las palabras funcionarios y empleados públicos, está permitiendo que los primeros, innecesarios para la sociedad, sobrevivan a costa de los segundos, aquéllos por quienes realmente pagamos los impuestos..

Distinguir entre funcionarios y empleados públicos es poner sobre la mesa la identificación de lo que es, y no es necesario en nuestra sociedad actual. Procedamos a expresar tal distinción, un empleado público es aquél que ejecuta la prestación, es el bombero, el profesor, el médico, ... Un funcionario es aquél que está para gestionar lo público, es decir no está al servicio de los ciudadanos, está al servicio de lo público.

Y, claro en estos momentos es importante hablar con claridad de lo público. Para ello voy a dirigirme hacia la antropología, para la mayoría de los antropólogos el concepto "hombre", como ser vivo diferenciado claramente del resto, sólo surge cuando surge la conciencia de comunidad, de sociedad; y esta conciencia sólo se muestra desde el momento en que un pequeño grupo, tal como atestiguan restos óseos encontrados, fue capaz de cuidar de uno de sus miembros con daños tales que, por sí sólo no hubiera sobrevivido y, es más esta supervivencia tenía un coste para el resto de su comunidad, e incluso exigiría que alguien del grupo dedicara parte, o todo su tiempo al cuidado del congenere enferrmo, el empleado público, alimentado por los otros para que pudiera concentrar sus esfuerzos en aquél que se encontraba enfermo...

<a href= He aquí que el hombre surge cuando cuida de sus semejantes, cuando alguien asume en nombre de otros la función de aportar beneficios al grupo, pero no será hasta muchos milenios después cuando surge el funcionariado. Concepto que, nunca aportó a la sociedad, su aparición estuvo ligada a la representación del poder central, y orientada a retraer recursos para destinarlos al poder político. Si biern en China muy pronto el acceso al funcionariado se conseguía después de un largo proceso de memorización de conceptos, sólo será, de manera organizada y objetiva y claramente reglada, a partir de las revoluciones liberales, con el inicio de estados democráticos que, el examen como medio de selección se generalizará con los objetivos de evitar vinculaciones y dependencias entre el poder y el funcionariado.

Es inapropiado en el SXXI que, un determinado resultado en un determinado examen, y un determinado momento; asegure un derecho de un puesto de trabajo por toda una vida laboral!

Pero he aquí, que si bien la idea no es mala, han pasado trescientos años desde entonces. He aquí que, además no se hizo entonces, ni se ha hecho ahora, una distinción entre el funcionario y el empleado público y, es que es en el siglo XX donde se consolida el concepto de prestación social, donde se consolida el concepto de aquellos que trabajan para asegurar una coherencia en la salud, lo social y lo económico; pero se les mete en el mismo saco que a los funcionarios tradicionales... Claro error, porque ha llevado a una premeditada mezcla de ambos perfiles que, en el momento actual se está aprovechando para debilitar precisamente las prestaciones sociales. Se está empleando de manera expansiva el concepto funcionario para, trasladar que los recortes que han de realizarse deben ir destinados a minimiar el tamaño de lo público pero, no es posible saber cómo, lo público hace referencia sólo a los empleados públicos. Es difícil comprender cómo se mantienen las prevendas de los funcionarios, dietas, parkings, despachos, horarios, ... a costa de reducir los empleados públicos que, curiosamente son los que mantienen mayor porcentaje de interinos a los que, de manera sistemática se está eliminando de los presupuestos públicos. Resultado, sin reducirse presupuestos, se mantienen número y privilegios de funcionarios que, extrañamente gestionan lo público, que cada día es menos. Si hay reducciones de salarios a los funcioanarios se penaliza también a los empleados públicos. Si se tiene que eliminar personal de lo público son los empleados los que ven reducido su número.

Es algo inapropiado en el SXXI que, alguien por sacar un determinado resultado en un determinado examen, y un determinado momento; tenga reconocido un derecho de un puesto de trabajo por toda su vida laboral! Estamos hablando que pueden ser más de cuarenta años! ¿Cómo es posible semejante locura económica? ¿Cómo es posible pensar que unpuesto de trabajo va a existir durante cuatro décadas y, que además va a tener nombres y apellidos? ¿Cómo es posible que para manterner este derecho de carácter administrativo se retraigan fondos del cuidado de enfermos, mayores y niños, que es un derecho natural, que es nuestra propia esencia como humanos? Debemos ser capaces como sociedad de decir basta a otro grupo privilegiado que, en connivencia con políticos, sindicatos y demás está dejando nuestras arcas exhaustas (cada vez es mayor el porcentaje de funcionarios sobre población activa...), para asegurar y mantener un estatus quo trasnochado, antieconómico e ineficiente. Debe de ser posible el despido de funcionarios, y debe ser una modificación que, debe ir paralela a la facilidad con la que se están aprobando las reformas para despedir a los trabajadores del tejido productivo. Se debe sobre todo, trasvasar todos los fondos que se dejarían de gastar para el mantenimiento de salarios de puestos innecesarios a los espacios realmente sociales del ámbito de actuación de lo público: sanidad, educación, sociedad. Pero cuidado, no todo vale, este trasvase deberá ser eficiente, óptimo y, sobre todo bien gestionado, con una orientación clara para lograr el mayor volumen de prestación posible, nunca de obtención de beneficios.

Estamos en contacto!!!

Más recientes de Bet Asaver

Transferencia del conocimiento... un poquito sobre innovación

Transferencia del conocimiento... un poquito sobre innovación

La innovación, esa letra chiquita dentro de la magistral I+D+i es, a pesar de su pequeñez, de una terrible importancia en el desarrollo de cualquier organización 20/02/2013

La insoportable levedad de ser... ¿pequeño?

La insoportable levedad de ser... ¿pequeño?

La empresa española, mejor aún la mayor parte del tejido empresarial que existe en el mundo, es pequeña y mediana empresa 19/02/2013

Mario Draghi apuesta por el fin de la PYME española

Mario Draghi apuesta por el fin de la PYME española

Mario Draghi es el banquero que ayudó al gobierno griego a ocultar las deudas originadas por la adquisión de material bélico a Alemania; permitiendo que éste país ... 19/02/2013

No me consta, no lo he visto

No me consta, no lo he visto

Hace más de una década que en España se ha iniciado una drástica redistribución de la renta desde las clases medias y bajas hacia las clases de renta superior 19/02/2013

Sobre el pueblo griego, los políticos y los mercados..

Sobre el pueblo griego, los políticos y los mercados..

Resulta decepcionante que, más de veinticinco siglos después del inicio de la democracia en las polis griega, los países europeos se enfrenten a los helenos porque éstos quieran aplicar la democracia.. 03/11/2011

Mostrando: 1-5 de 50