×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.958
  • Publicadas
    9
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
23/11/2012

George Clooney es como el channel nº5, no pasa de moda. Tras su bien merecida fama de galán podemos encontrar a un actor talentoso, perfecto en la comedia, elegante siempre, profundo en el drama y el cine comprometido.

Hijo y sobrino de actores, presentadores o cantantes, a pesar de llevar el mundo del espectáculo en la sangre la fama le llegó tardía a manos de la serie Urgencias. Antes del éxito de esta serie se le llegó a conocer como el actor desconocido mejor pagado de Hollywood, pero a partir de ahí todo ha sido un camino fácil para Clooney. Llegó a la cumbre de su carrera (hasta ahora) en 2005 al recibir el oscar al mejor actor secundario por Siryana, y a la de su popularidad al protagonizar Ocean’s Eleven junto a todo un elenco de actores y su director favorito, Steven Soderberg.

Sabe sacarle partido a un físico enormemente atractivo. Ha sido imagen de grades firmas como Armani y es propietario de su empresa de asesoría de imagen, la cual ha trabajado para muchísimas personalidades y cuyo cliente más famoso hasta ahora es ni más ni menos que Barak Obama.

Pero no es ni su talento como actor, ni su presencia física lo que me interesa hoy. Hace poco tuve la feliz idea de acercarme al cine a ver su última película como director (también actor, productor, coguionista… no ha dejado nada al azar el buen hombre), Los Idus de Marzo, y debo decir que me encantó. El título hace referencia a la festividad romana que se celebraba el día que asesinaron a Julio César. Aunque a mí también me gustan unos buenos efectos especiales y me impresiona el 3D que inunda nuestros cines, últimamente echo de menos las buenas películas que mantienen la tensión con diálogos inteligentes y actuaciones brillantes, esas que no duran más de dos horas porque tampoco lo necesitan, las que cuentan una historia en la que lo importante es el argumento y no las imágenes creadas por ordenador. Así es la última creación de nuestro querido George, una crítica política que no va dirigida hacia ningún partido sino hacia el sistema que inevitablemente corrompe a los que tiene dentro. Solo una pequeña crítica al film, el detonante del cambio resulta manido, poco original y menos comprometido, al menos para el público europeo que no da tanta importancia a los afaires de sus políticos, pero eso no resta trasfondo a la historia. Y así nos muestra a un joven asistente de campaña apasionado e idealista que persigue un sueño y termina siendo ladino y cruel, capaz de utilizar cualquier cosa en su mano para seguir en el ajo, sin escrúpulos ni sentimientos, con el único objetivo de continuar acariciando la erótica del poder.

Moraleja: Eso es lo que consigue nuestro sistema, todos los que llegan a lo más alto tienen que pisotear cabezas y moverse sin escrúpulos entre las hienas, los idealistas en el mejor de los casos se quedan en el camino, en el peor olvidan su sueño de hacer las cosas bien para los demás y piensan solo en sí mismos. Todo en política se mueve en torno a aquello que más corrompe al ser humano, que provoca guerras, levanta imperios y destruye ciudades, ¿el dinero? También, cerca pero no. Es el Poder. Por eso no podemos esperar que casi nadie en política sea honrado o buena gente, hay que darse con un canto en los dientes si te encuentras con unos representantes capacitados y medianamente sensatos para dirigir un país…

Pero dejemos a un lado a los políticos y volvamos con nuestro atractivo protagonista de hoy. Como director ya enamoró a público y crítica (y a una servidora) con Buenas Noches y Buena Suerte, una pequeña obra de arte en blanco y negro por la que se llevó una nominación al oscar como mejor director. Y ahora sorprende con este elegante thriller político. Dudo mucho que la academia del cine valore esta película en su justa medida, no les suele gustar el cine comprometido. También dudo que arrase en taquilla puesto que no es una gran superproducción, no tiene vampiros, estilizados extraterrestres, ni jovencitos con torsos perfectos. Aún así un pequeño consejo: id a verla, o esperad a que salga en BluRay si no quereis pagar los precios prohibitivos de las salas, pero si disfrutais con el buen cine no os perdais este trocito de séptimo arte con moraleja, con un George Clooney que llena la pantalla por dentro y por fuera y que, como el Channel nº5, no pasa de moda.

Más recientes de Cashback

¿Hay alternativa al Madrid-Barça?

Ya tenemos aquí de nuevo una serie de CLÁSICOS por excelencia, Los MADRID-BARÇA y viceversa. Son tiempos en los que las radios, la prensa escrita y la televisión nos bombardean con toda suerte de información, chascarrillos y marujeos futboleros 23/11/2012

Halloween made in USA

Todos conocemos de sobra la fiesta de Halloween, Hollywood se ha encargado de ello (si hay algo que se le da bien a los Estados Unidos es hacerse publicidad) 23/11/2012

Indignado

En estos tiempos que estamos viviendo, con una nueva recesión en ciernes en toda Europa, recortes salvajes en administraciones, sanidad, educación...., con una clase política que deja mucho que desear y que en vez de gestionar por el bien de todos, a saber por el bien de quien gestionan. 23/11/2012

La mesa electoral

A veces nos olvidamos de que los derechos que poseemos conllevan obligaciones. El derecho a una seguridad social, sanidad universal y educación pública amén de otros muchos servicios te obliga a pagar impuestos a diestro y siniestro 23/11/2012

La sonrisa

Cuando pensamos en qué parte del cuerpo es la que mejor expresa nuestro ánimo, nuestros sentimientos, casi siempre responderemos que la mirada y la boca, sobre todo la sonrisa. Existen muchos tipos de sonrisas 23/11/2012

Mostrando: 1-5 de 8