×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

CronicasrevistaMiembro desde: 18/06/13

Cronicasrevista
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.022.326
  • Publicadas
    4.973
  • Puntos
    0
Veces compartidas
110
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
11/08/2015

image

Por Luis David Niño Segura / Tw: @ld_nio

Mi palabra se acaba tan pronto me veo caminando rumbo a la parada del camión. Tengo en mi mano un cigarro. De un tiempo acá la Universidad se convirtió en espacio libre de humo, pero eso a mí no me ha importado. Enciendo el cigarro y miró al suelo. Escucho los comentarios de algunos alumnos sobre sus exámenes finales, algunos proyectos para aprobar materias y su futuro incierto. En mi clase en cambio hablamos de las canciones de Neil Young y un alumno tomó su guitarra y tocó los acordes de Old Man. Eso me puso a pensar.

Quizá para muchos estudiantes parezca el fin del mundo no aprobar alguna materia, pero para mí, con los años y el cansancio que me asfixia, lo que me preocupa es cómo mantendré los vicios que me matan lentamente, entre ellos el cigarro. Pienso en tomarme una cerveza en cuanto llegue a la casa. Soy un cobarde lo sé, soy un mediocre hijo de puta que no tiene las agallas para aventarse a las ruedas de la ruta con el propósito de reventar su cabeza en pequeños trozos de masa encefálica y materia gris que se quedará pegada al pavimento. Miro a los estudiantes tomar la ruta y yo me detengo mientras fumo y dejo que el cigarro se termine. Erick, estudiante de una de mis clases, se acercó a mí esta tarde y me platicó sus problemas. Pienso en eso, en que la vida de él, como la mía, no son más que un pedazo de hipocresía resbalándose por el ano de Dios. Sus padres se están divorciando, no tiene dinero para terminar de pagar el semestre y está a punto de reprobar más de la mitad de las materias, situación que lo orillaría a renunciar a sus sueños de tener una carrera universitaria. Twenty four and there's so much more. De alguna manera me reflejo en su historia personal.

Yo al igual que él, también provengo de una familia disfuncional cuyos padres se separaron por un amor mutuo que se transformó en odio. Pero vaya no quiero aquí parecer cursi, la mierda nos rodea a todos en su respectiva medida. Erick me dijo que no sabe qué hacer. No es brillante, ni tampoco es mediocre, es uno más del montó, es un esperma más que fue expulsado a la velocidad de una eyaculación precoz. Pero su historia me ha tocado. Pienso hundirme al fondo de la botella de cerveza que me beberé en cuanto me descalce sentado a la orilla de mi cama como se siente estar a la orilla del mar. Cuántas historias no habrá como la de mi estudiante y aún peores, como aquella muchacha que era golpeada por su padre y decidió salir de su casa para irse a vivir con un hombre que le duplicaba la edad que terminó (quién lo diría) golpeándola de nuevo. Yo no soy nadie para psicoanalizar esas historias, soy, simplemente una voz más en este circo de percepciones. Pero cuando miré los ojos de Erick y minutos después vi el rostro de los demás espermas que sonreían estúpidamente sentados en las mesas de la cafetería me dieron unas ganas enormes de cometer un homicidio masivo.

Pero estoy parado esperando tomar la ruta que me dejará a tres cuadras de mi casa de renta. Dentro de ella me espera el futuro, un futuro que no pinta nada bueno. Hace tiempo que atrás dejé los sueños. Tal vez se quedaron sentados en la barra de la cantina Los Pinos. Sí, mis sueños se quedaron de ficheras, de putas, de nada. Mientras el camión avanza lentamente por la carretera me pongo a ver el reflejo de mi rostro en la ventana. Erick quizá escuchará llorar a su madre como yo escuché a la mía muchas noches sentada en la sala de nuestra casa escuchando a Ana Gabriel, con una taza de café y un Benson mentolado entre los dedos. Los sueños de algunos de mis estudiantes se quedaron como renacuajos en un chopo de lodo y aceite. Uno de mis alumnos en alguna ocasión se acercó a mí para pedirme consejo sobre los beneficios de estudiar una maestría en un futuro. Se supone, en el plano de las imaginaciones, que como docente no debemos truncar los sueños de quienes tratamos de convertir en líderes, así que me limité a decirle que trabajara, y después, con algo de suerte, continuara estudiando. Yo en cambio, renuncié a mi maestría. La decepción de la pedantería de los investigadores me causó náusea. La irrealidad de sus ideas, la pequeñez de sus sueños solo comparada con la pequeñez de sus falos y la ideología barata con la que trataban de solucionar el mundo me fastidió.

Qué demonios iban a entender ellos de los kilómetros que una adolescente de dieciocho años tiene que viajar para tomar clases a las siete de la mañana. Qué van a entender los científicos sociales si a través de sus libros no pueden ver el sudor que su padre exprime de sus poros durante el día trabajando la tierra. Esos investigadores que se la pasan vanagloriándose de sus pequeños logros, revolcándose en su propio estiércol y en los halagos de su pequeña mafia académica. Run around the same old town.

Estoy a trecientos metros de mi casa. Mis pies parecen detenerse, ya no quieren seguir avanzando, no quieren llegar a la casa. Detrás de la puerta me espera la cruz que debo cargar. Me maldigo por ser tan cobarde, si tan solo tuviera el valor, ya me hubiera arrojado a los autos que avanzan sobre Constituyentes o ahorcado en mi habitación. Tomo un chicle y lo meto en mi boca. Comienzo a dar pasos lentos, pausados inconmensurables que desearía me llevarán a la muerte. Tomo mi maletín y llegó a mi casa. Abro la puerta. Estoy sentado a la orilla de mi cama como si me sentara a la orilla del mar. Me froto los pies con los calcetines. Ahora estoy calzado de cansancio. Me levanto y tomó una cerveza del refrigerador. Quisiera hundirme al fondo del envase. Mi esposa mira el televisor y mi vista se pierde en el marco que cubre la pantalla. Leo una y otra vez la marca registrada de las 32 pulgadas. Le doy un trago a mi cerveza. Estoy sentado a la orilla del sillón, y sé que un día de estos me quitaré la vida, la forma es lo de menos, lo que importa es tener el valor.

Mi palabra se acaba tan pronto me doy cuenta que no es necesario cometer suicidio, porque muerto ya estoy, muerto soy desde hace tiempo, simplemente voy por la vida como metástasis, contagiando la muerte. rolling home to you.

Más recientes de Cronicasrevista

De las cualidades para gobernar

Más allá de los requisitos constitucionales y a propósito de la inminente ascensión de un nuevo gobernador en el estado de Michoacán, es oportuno colocar la cuestión de las cualidades para gobernar 25/09/2015

Estados Unidos y Europa: Medidas divergentes, resultados diferentes

Estados Unidos y Europa: Medidas divergentes, resultados diferentes

En una crisis, los economistas tienen dos maneras diferentes de responder en su atención: una es la de la expansión del gasto y el déficit público para estimular la demanda agregada; y la otra es la de la contracción del gasto público.Estados Unidos y Europa han hecho opciones diversas 18/09/2015

Radiografía de la sociedad mexicana y el debilitamiento de la cultura política (Parte II de II)

Radiografía de la sociedad mexicana y el debilitamiento de la cultura política (Parte II de II)

A través de la presente columna de opinión se puede dar un pequeño acercamiento de las percepciones, actitudes y valores de la sociedad mexicana 18/09/2015

Demostración de Fuerza

Demostración de Fuerza

Las marchas, manifestaciones, entre otras acciones, se han desarrollando sin considerar que, como todos los otros derechos humanos, también el derecho a la libertad de expresión y de manifestación, no es ilimitado, tiene limitantes 18/09/2015

Avalan extradición de Ismael Zambada hijo

Avalan extradición de Ismael Zambada hijo

Tweet Agencias Un juez federal avaló la extradición a Estados Unidos de Ismael Zambada Imperial "El Mayito Gordo", hijo del capo Ismael "El Mayo" Zambada, para que sea juzgado por dos ... 10/09/2015

Mostrando: 1-5 de 4.988