×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Gabriel Hidalgo AndradeMiembro desde: 27/08/09

Gabriel Hidalgo Andrade

http://https://twitter.com/ghidalgoandrade

235
Posición en el Ranking
4
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.536.801
  • Publicadas
    345
  • Puntos
    50
Veces compartidas
1.901
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 10º
  • 15º
Recientes
  • 15º
Visitas a noticias
Hace 1d

La verdad es que les irrita que este “lumpen proletario” no quiera votar nunca más por los impresentables que nos gobiernan desde hace 12 años, que no saben lo que es emprender, pagar deudas y afiliar a un trabajador al seguro

La pandemia tiró por los suelos la economía de millones de ecuatorianos. Mientras en los años previos se disfrutó de cierta estabilidad, hoy las familias se ajustan. Esa estabilidad la provocó la bonanza petrolera, el gasto público y el incremento del aparato burocrático

Pero la estabilidad fue una ficción destruida por la corrupción rampante, el despilfarro y la egolatría. La mayor bonanza petrolera de la Historia fue desperdiciada por los lujos, excesos y vanidades de una casta política que quería experimentar en sus carnes lo que era vivir como un capitalista salvaje a costa de los dineros públicos. Eran los tiempos de la revolución ciudadana.

En ese tiempo, muchos ecuatorianos pudieron terminar sus estudios universitarios y otros constituyeron sus propios negocios y prosperaron. Pudieron endeudarse, tener una casa propia, un carro, gastar en sus necesidades más urgentes y ahorrar. Pero luego llegó el colapso. La “mesa servida” no estaba servida. Se robaron la vajilla, los cubiertos, el mantel, la despensa, las reservas y la dignidad. Nos dejaron las deudas, los deudores y una mesa pudriéndose. Además nos impusieron un administrador de sus propias filas, para acusarlo de todo lo que hicieron mal. “La culpa es de Correa” dicen los morenistas. La culpa es del “peor gobierno de la historia”, dicen los correistas. El tongo consiste en ser gobierno y oposición al mismo tiempo.

Con la llegada de Lenín Moreno, el heredero de Rafael Correa, se volvió el ajuste. Parecía como si se hubiera dejado todo armado para desmantelar el Estado. Alguien tenía que hacerse cargo de pagar los platos rotos, la borrachera y la resaca. Aumentaron los impuestos, acrecentaron las deudas, se redujeron los subsidios y se despidió a los funcionarios públicos. Inesperadamente llegó la pandemia, aparecieron nuevos gastos y reflotó la misma corrupción de los antecesores. Los corazones ardientes, mentes lúcidas y manos limpias resultaron ser corazones envilecidos, mentes obtusas y manos manchadas de sangre.

Los profesionales educados durante el periodo de estabilidad perdieron sus trabajos, cargos y negocios. Ahora tienen que vérselas de cualquier forma. Vivimos tres lustros de pequeño pero constante crecimiento económico. Desde 2002, la consolidación de la dolarización estabilizó los precios de los bienes de consumo, y el crecimiento sostenido de los precios del petróleo mejoró las finanzas públicas. En esos 15 años se profesionalizaron más ecuatorianos por cada 100 mil habitantes que nunca antes. Ese talento humano se incorporó a las empresas, fundó negocios y consumió. Eran buenos tiempos.

Los corazones ardientes, mentes lúcidas y manos limpias resultaron ser corazones envilecidos, mentes obtusas y manos manchadas de sangre

Actualmente hay generaciones enteras que solo pueden sobrevivir. Pero no se dejan vencer. Conozco profesionales de todo tipo que preparan en sus casas alimentos para venderlos a domicilio. Son muchos más de los que creemos. Lo hacen con dedicación, en su entorno está su clientela y cada quincena les alcanza con poco para mantener a sus familias y pagar sus deudas. Qué orgullo.

Pero otros se burlan. Les dicen que no llegan a ser ni “lumpen proletarios”, que es un calificativo desdeñoso utilizado por algunos progresistas en contra de quienes sí progresan. ¿Los mismos que siempre han vivido del Estado, a costa de las arcas públicas y que se arrimarían a cualquier gobierno, hoy se burlan de otros que sí trabajan? ¿Los mismos que nunca han administrado ni una tienda de barrio, ahora se indignan con el trabajo digno de otros?

La verdad es que les irrita que este “lumpen proletario” no quiera votar nunca más por los impresentables que nos gobiernan desde hace 12 años, que no saben lo que es emprender, pagar deudas y afiliar a un trabajador al seguro. Tienen terror de que a estos “lumpen” les llegue la hora de tomarse el Estado para echar a los vividores.

Hay una camada de impresentables que califica como trepadora, arribista y “Florinda” a la clase media trabajadora que vende comida para sobrevivir. Les dicen que se creen burgueses, se burlan de su trabajo y de sus profesiones postergadas. Ojalá estos canallas nunca regresen al poder. Miserables.

@ghidalgoandrade

Más recientes de Gabriel Hidalgo Andrade

¿La izquierda contra Yaku?

¿La izquierda contra Yaku?

Con Yaku Pérez en las presidenciales muere ahogado el sueño correista de apropiarse del movimiento indígena para usarlo como catapulta de regreso al poder Hace 3d

El ajedrez de Romo

El ajedrez de Romo

La jugada maestra no fue jugada ni fue maestra. La primera de la lista, María Paula Romo, no tendría, como no tuvo, los votos para elegirse vicepresidenta. Al parecer, tampoco lo quería. ¿Por qué? 21/07/2020

Lady veci

Lady veci

En Quito hay la bonita costumbre de usar el "veci" en toda despensa barrial, sastrería, farmacia o panadería. "Veci" es el diminutivo de vecino o de vecina, lo que le añade un tono afectivo. Llamar así apela a la vecindad, a la confianza y a la cercanía 13/07/2020

Gol de mano

Gol de mano

El ganar una disputa con argucias, trampas o zancadillas está perfectamente aceptado en gran parte de cualquier sector de la política porque es considerado como un acto de emancipación de los pueblos marginados en contra de los poderosos 03/07/2020

Yo te desafío

Yo te desafío

Los líderes de fuste se consagran en las dificultades. Si Nebot rechaza su responsabilidad histórica con la Patria será recordado como el presidente que nunca fue, como el político que le quedo chico Guayaquil, pero que le quedó grande el Ecuador 18/06/2020

Mostrando: 1-5 de 345